La alcaldesa de Gata (Compromís) se queda sola en el gobierno local

2 octubre, 2017Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

La política en las localidades vecinas está tomando unos rumbos inesperados. Si la semana pasada era Benitatxell, hoy los problemas se trasladan a Gata de Gorgos. Los dos concejales de Junts per Gata han anunciado vía comunicado que renuncian a las delegaciones y dejan a la alcaldesa Magda Mengual de Compromís, al borde del precipio, al borde de perder la vara de mando.

Son Jaume Monfort y Pepa Signes los dos concejales de Junts per Gata, la marca blanca de Podemos en la localidad, los que hoy han presentado un escrito de renuncia de las delegaciones que ostentaban en el gobierno local que preside Mengual, y del que ya hace más de un año se descolgó el PSPV.

Según un comunicado emitido por los dos ediles, la renuncia se debe a «diferencias en el seno del gobierno municipal» y señalan que sus intenciones fueron refrendadas por una asamblea de Junts Per Gata. Otras fuentes próximas a Compromís apuntan a que el detonante fue la retirada de las competencias de Urbanismo a Monfort por una denuncia que habría llegado al Ayuntamiento contra el concejal.

Así pues, Compromís se queda solo en el gobierno de Gata de Gorgos con cuatro concejales, con una oposición formada por el PP (cinco concejales), dos del PSPV y ahora los dos de Junts per Gata.

La lista del PSPV renunció al ser desactivado el intentio de moción de censura a Compromís

El futuro puede ser díficil en Gata de Gorgos, aunque la política hace raros compañeros de viaje. Si bien, el pacto entre el PP y el PSPV para hacer una moción de censura a Mengual parece imposible, ya que el intento fue desautirazado desde las oficinas centrales del PSPV. Lo que acarreró la dimisión en bloque de los dos concejales electos y la renuncia de todos aquellos que componían la lista electoral. Una situación que obligó al PSPV a aupar de concejal a un vecino de Gata, curiosamente, el que había sido portavoz de Compromís la legislatura anterior, Joanvi Vallés y está a la espera de encontrar a otro vecino.

Así pues, Compromís deberá ahora sacar su lado más proactivo hacia la negociación con los partidos con los que ha estado trabajando hasta ahora, so pena de que la oposición le tumbe todos sus proyectos y pase como en Benitatxell.

Compromís y Gente de Benitachell ya mandan

Y es que en Benitatxell, a la espera de lo que pase este martes, la oposición ya ha hecho valer su mayoría en un pleno celebrado este lunes con el que, el alcalde, Josep Femenia, pretendía mostrar -de nuevo- el rechazo de toda la corporación a la corrupción.

Femenia pretendía lograr el respaldo a un manifiesto de “tolerancia cero contra la corrupción” y en la que se incidía en que la corrupción “mina la confianza en las instituciones y la credibilidad de los políticos”. Pero en una de las partes de la moción presentada por el primer edil poblero del Movimiento RED, se hacía referencia a la situación jurídica en la que se encuentra la portavoz de Indenpendientes de la Marina Alta , Vicenta Nieves García, que está investigada en un caso de presuntos cobros de endosos de obras, y cuyo juez instructor ya ha ordenado abrir juicio oral. Según aseguró la edil en el pleno, en el documento que se llevaba a debate aparecía información que en teoría solo debían conocer las partes implicadas en ese juicio, una información que “es confidencial”.

Sin embargo, la propuesta iba más allá y reclamaba la dimisión de la concejala “y que se dejara sin efecto el pleno que se ha convocado para el martes 3 de octubre” en el que los dos partidos y el concejal, Toni Colomer (que fue expulsado por el PP la semana pasada por traicionar los intereses y la honestidad del partido) con el fin de reducir el sueldo de los tres concejales de gobierno y el alcalde. Todos ellos cobran cerca de 2.000 euros brutos mensuales. De tal forma que si sale adelante, el alcalde percibirá 650 euros y los concejales delegados 250 euros.

En el debate, el portavoz de Compromís, Miquel García, presentó un escrito en el que se informaba al primer edil que “suspender un pleno forzado por la mayoría cualificada de la oposición coarta los derechos de los concejales”. Mientras, que la protagonista indirecta, Vicenta Nieves García, a preguntas del concejal Colomer explicó que su situación procesal es que está “investigada” -antes conocido como imputado- y señaló que por ahora “no estoy procesada”.

Por su parte, el alcalde, Josep Femenia, lamentó que la oposición rehuya trasladar a hechos concretos la defensa de la honestidad y la lucha contra la corrupción que deberían ser, ha recalcado, la obligación primera de cualquier político. Y señaló que “hoy (por el lunes) ha quedado demostrado que esta edil «ha llevado a su redil» a Compromís y al concejal Toni Colomer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.