Aldaba o llamador de la Casa de las Primicias, Xàbia. Siglo XIX

La aldaba o llamador de la Casa Primicias de Xàbia

24 octubre, 2022Por: Redacción

1
Tiempo de lectura: 5 minutos

por David Gutiérrez Pulido**

 

Caminar o visitar el casco antiguo de Xàbia puede ser un símil a la vida misma, en el sentido de que nos preocupamos por contemplar las cosas más apreciables y destacadas y dejamos las pequeñas cosas a un lado hasta el punto que pasan totalmente desapercibidas. Esto es lo que ocurre con un elemento del siglo XIX que se conserva en la llamada Casa de las Primicias, un objeto que aunque pase desapercibido como un elemento artesanal y funcional, en sí podría ser un objeto digno de estar en un museo por el valor artístico y el trabajo exclusivo que tiene. Hoy vamos a detenernos en la aldaba o el llamador de la Casa de las Primicias.

La casa de las Primicias se encuentra en la estrecha calle de las Primicias. Aunque hoy se trate de una bella casa palacio, dentro de un estilo ecléctico del siglo XIX, en su origen fue una de las casas medievales con acceso de arco de medio punto, en donde se guardaban las primicias o impuestos sobre el fruto de las primeras cosechas. Estas casas fueron propiedad del Duque de Lerma y el lugar en donde residió el bayle don Juan de Urteaga. Una vez abolidos los señoríos en el siglo XIX, la propiedad es comprada por don Antonio Catalá Catalá, hombre destacado en Xàbia por ser diputado por Dénia además de ser uno de los mayores productores de la pasa. Fue en este momento cuando la antigua casa pasó a transformarse en la casa palacio que es hoy. Posteriormente pasó a don Juan Cholbi quien lo destinó a colegio de señoritas de las Madres Concepcionistas para después pasar a otros usos1.

Fotografía de Antonio Catalá Catalá (1807-1882) (Imagen: Juan Bautista Codina Bas. Hombres de Jávea. 1989, p. 69)

Las casas palacio de los grandes señores pretendían mostrar todas las modernidades y los lujos que una arquitectura puede ofrecer para ensalzar al personaje que lo habita, imitando así las modernidades que se estaban dando en las grandes ciudades. Por esta razón no escatiman en gastar grandes sumas de dinero en poder tener lo más original y novedoso del momento.

El acceso a la Casa de las Primicias se hace por medio de un gran portal adintelado, pero reaprovechando el acceso con un arco medieval. Para su acceso se utiliza una gran puerta dos hojas y con una gran altura. En estas puertas de madera, se incorpora un elemento funcional y habitual que es la aldaba o el llamador. Hasta aquí no hay nada de novedoso, pero el llamador que se decide incorporar es de una talla y un diseño escultórico que sorprende notablemente frente a otro tipo de elementos de este tipo.

Casa de las Primicias y detalle de la puerta de entrada

La pieza, realizada en bronce, está tratada como una obra escultórica en sí, y se aleja de las aldabas realizadas en serie y tan habituales que se pueden ver en otras puertas. La placa es un círculo tratado con una decoración clásica en su anillo exterior y en el centro está decorado a modo de rosetón floral, es decir, un motivo vegetal. De ella, sobresale el martillo que es el elemento decorativo tratado como una escultura. Se trata de una escena de caza en la que un perro está cazando a un lobo, realizada con un gran realismo y un movimiento muy naturalista. Cierto es que el perro es reconocible por las facciones de su cabeza y el collar en el cuello, pero de no ser por ello, nos podría recordar perfectamente a un león por acentuar las garras de sus patas o las melenas del cuerpo. Con respecto al lobo, también puede dar lugar a confusión con un cordero, ya que el detallismo de su cuerpo parece estar cubierto de lana, pero las facciones de su cabeza y sus orejas no dan lugar a dudas a que se trate de un lobo.

La aldaba de la Casa de las Primicias vida de un lado y de frente

Está claro que esta pieza fue diseñada y esculpida de una manera exclusiva para el propietario y no siguiendo un molde predeterminado. La cuestión es ¿por qué representar una escena de caza en la puerta de una casa?. Lo primero que tenemos que saber es que una puerta y el llamador de ella, simbólicamente lo podemos interpretar como una diferencia entre el espacio interior y exterior. Lo interior representa el refugio, la protección, la seguridad y el exterior es como el peligro o la amenaza. La persona que se encuentra en el interior de una arquitectura tiene la potestad de poder proteger a la persona que se encuentra en un exterior por tanto ahí podemos ver un primer simbolismo de protección.

Por otro lado, una escena de caza en donde el perro, con un tamaño superior, frente a un lobo, con un tamaño inferior, también quiere ensalzar el poder, el coraje, el protagonismo o la fuerza del personaje que habita en su interior. Por lo tanto, ya no solo el propietario se destaca por mandar construir una vivienda con un gran modernismo en el casco antiguo de Xàbia, sino que esa importancia lo lleva hasta en los pequeños detalles. Hay un refrán popular que dice “A tal casa, tal aldaba”, es decir, que según la aldaba o llamador que tuviera una puerta, así representaba al personaje que lo habitaba.

Detalle de la aldaba o llamador de la Casa de las Primicias

Otro simbolismo que le podemos atribuir a este elemento es el de protección hacia los propietarios de la vivienda. Es decir, de la misma manera que un animal fantástico o un león se disponía en las puertas de numerosas arquitecturas desde la antigüedad para proteger y ahuyentar a un enemigo, los malos espíritus o incluso las epidemias o enfermedades, la aldaba de la Casa de las Primicias, con la agresiva actitud del perro cazando también se puede interpretar como una representación simbólica de alejar a aquellas personas o hechos que perjudiquen a sus propietarios.

Collage con antiguas aldabas de la ciudad de Valencia (Imagen I. Balensiya, www.callejeandoporvalencia.com)

Sea como fuere, desconociendo el significado real de porqué el propietario escogió el diseño de esta aldaba o llamador en su puerta, lo cierto es que es una de las más bellas que se puedan ver, no solo en Xàbia, sino en todo alrededor, por su singularidad y tratamiento como pieza escultórica y su gran realismo. Y es que en muchas ocasiones, en las pequeñas cosas hay gran belleza, aunque a nuestros ojos a veces pasen desapercibidas.

 

1 CODINA BAS, Juan Bautista. Desde Jávea. Valencia, 1985, p. 200.

David Gutiérrez Pulido
Historiador del Arte
Un paseo por el arte

 

No te pierdas ninguna noticia de Xàbia al Día

En Xàbia AL Día queremos que no te pierdas ninguna de nuestras noticias, por este motivo hemos puesto en marcha un canal de Telegram a través del cual podrás recibir las noticias más importantes que nuestros redactores ha elaborado durante todo el día. Noticias en muchas ocasiones que no leerás en otros sitios.

Darse de alta es muy fácil. Tienes que tener instalada en tu móvil smartphone la aplicación Telegram (si no la tienes puedes descargarla en el Play Store de Android o el App Store de IOS) y buscar el Canal: xabiaaldia

Una vez accedas al canal tienes que pulsar la opción UNIRME y comenzarás a recibir las noticias del día de lunes a viernes entre las 20 y las 21 de la noche.

Este servicio es totalmente gratuito, y puedes darte de baja en cualquier momento.

Un comentario en “La aldaba o llamador de la Casa Primicias de Xàbia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.