La Banda se planta y pone sobre la mesa sus reivindicaciones

18 mayo, 2015Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Son años y años de silencio y queja con la boca pequeña pero este año el Centre Artístic Musical de Xàbia se ha plantado. Necesitan cariño (más) del Ayuntamiento y así se lo trasladaron en una reunión casi clandestina celebrada el sábado por la mañana a todos los candidatos que se presentan a las elecciones locales.

Según han narrado varios de los presentes en ese encuentro, que fue convocado con nocturnidad y alevosía (a medianoche del jueves), el director de la banda puso sobre la mesa un dossier con las «deudas» que tiene el Ayuntamiento con los músicos y que se pueden resumir en una: que pequeño se nos ha quedado El Surco. Acudieron los candidatos del Compromís, Xd y CpJ, PP y C’s y el número 5 de la candidatura del PSPV, Quico Moragues, debido a que el candidato, José Chulvi, estaba en Valencia en el mitin central de campaña de los socialistas valencianos.

El dossier con 21 páginas, hace un repaso por la historia del Centre Artístic Musical de Xàbia, el contexto histórico y elabora un informe según diversas aristas: Educación musical, proyectos educativos, agrupaciones, local de ensayo, financiación y carencia de infraestructuras.

La introducción del presidente destaca «la labor social que el centro realiza en la enseñanza musical y de promoción de la música a través de las diferentes agrupaciones que la forman». Y añade «en nuestra localidad todos conocen a la banda de música. la mayoría de familias han tenido o tienen algún miembro o amigo músico, y los músicos pueden sentir muy cerca el apoyo del público en las diferentes actuaciones que se realizan lo largo del año». Pero concluye «lamentablemente lo que no se siente tan cerca es el apoyo institucional».

El documento explica los eventos en los que participa la banda o como se financia la institución. En este punto los músicos de Xàbia critican que «hace unos diez años percibía anualmente 36.000 euros del Ayuntamiento». Una cantidad que se ha reducido hasta los 18.000 euros que han recibido este año. «un importe que nos da para pagar a dos directores (de tres) y poco más».

Además, remarca «plantearse la adquisición de instrumentos es un tema muy difícil» y concreta que una tuba pequeña tuvo un coste de cerca de 4.000 euros y un flautín unos 2.400 euros.

En la parte de infraestructuras el informe recoge la frase «la banda no cabe» en varios edificios y tras agradecer que el cura permite utilizar la Iglesia de San Bartolomé para los ensayos afirman que «no es un lugar habilitado para la realización de conciertos».

Las infraestructuras que se han creado para la cultura «son totalmente insuficientes: el auditorio de la Casa de Cultura tiene 100 asientos y el del Conservatorio (150) son escenarios para pequeños grupos, la banda no cabe». Igualmente en el futuro edificio del cine, tampoco cabe en el escenario.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.