La belleza de reducir la vida a un sencillo arte

30 noviembre, -0001Por: Guiomar

0

Emilio Ferreres padece Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) desde 1977, pero lejos de permitir que su enfermedad sea una desgracia, reivindica la vida a través de su pintura. Veraneante en Xàbia desde hace 27 años, Emilio ha iniciado una colección de cuadros titulada «Colores para la Vida», que está expuesta en el Café dDBC##1Art del Puerto durante el mes de septiembre.

Ferreres quiere que la ELA deje de ser conocida sólo por los casos dramáticos y negativos unidos a la palabra «eutanasia». Por ese motivo ha retomado su gran pasión, la pintura, que en su día dejó de lado por culpa de la enfermedad, incapaz de expresarse cómo lo hacía antes. Emilio ya no puede pintar como antes, pero con su esfuerzo y la expresión del color quiere imprimir vida en cada uno de sus cuadros. Precisamente esa vida que día a día a él se le va conforme la enfermedad, la misma que padece el científico Steven Hawkins, degenera su sistema nervioso y sus músculos.

La ELA es una enfermedad que por regla general degenera hasta la muerte a la persona que la padece en sólo 3 años. Emilio hace más de 11 años que la sufre, y aún se mantiene en pie, aunque cada vez le cuesta más usar sus manos o incluso gesticular. Son sus ganas de vivir, el disfrute de las cosas más pequeñas y la ilusión por seguir expresándose a través de la pintura la razón de que aún sigue luchando con fuerza contra el ELA. Batalla que le ha llevado a ser presidente de la asociación de afectados por esta enfermedad de la Comunidad Valenciana.

Durante este año, a pesar de que quizá llegue un momento en el que apenas pueda ya pintar, se ha propuesto realizar 100 cuadros, la mayoría al óleo, y otros con técnicas mixtas que incorporan materiales tan diversos como el barro o tiras de escayola. Comenzó con obras de tamaño grande, pero su progresiva incapacidad le obliga reducir el formato cada vez más.

Sus favoritos son «El jardín del caos», porque fue el primero que pintó, «Paseo por la ciudad», que es la vista desde su casa en Valencia, y «figuras geométricas», ya que representan por su disposición la fragilidad.

Pero ahora Emilio ya no puede dibujar formas geométricas, y en su intento de hacerlo bien, pensó en corregir las imperfecciones que había cometido. Pero luego reflexionó, «la vida no es perfecta, por lo que decidí dejarlo como estaba». Por eso se centró en la expresión del color. Rojos y naranjas cuando tiene un estado de ánimo alegre, y grises y azules cuando está triste.

La colección «Colores para la Vida» tiene carácter itinerante, y se expone por primera vez en Xàbia, municipio al que Emilio Ferreres se siente especialmente ligado, y en el que disfruta de su ambiente y su naturaleza, que además le sirven de inspiración. «Disfrutar de las pequeñas cosas, olvidarse de lo que uno no puede hacer y disfrutar de lo que sí, como para mí es pasear por Xàbia, me da vida; por eso vengo aquí».

Ahora que por fin ha visto materializado el resultado de su trabajo en una exposición, y comprobado la reacción de la gente, Emilio se siente especialmente contento porque por primera vez es consciente de lo que ha conseguido.

Esta ilusión es la que quiere transmitir a las miles de personas afectadas por esta enfermedad degenerativa. «Que sepan que la asociación tiene sede en Alicante, y que podemos echarles una mano, que no se queden en casa». Para Emilio, pertenecer a ADELA ha sido su medicamento, y está convencido de que, «aún estando enfermos, podemos hacer muchas cosas». www.adela-cv.org

La exposición «Colores para la Vida» estará en el Café dDBC##1Art durante todo el mes de septiembre. La recaudación por la venta se destinará íntegramente a ayudar a las personas con Esclerosis Lateral Amiotrófica a través de ADELA-CV, «se destinará a paliar graves situaciones que sufren las familias afectadas por esta cruel enfermedad y que hoy por hoy no son cubiertas por la administración».

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.