La calle Pintor Sorolla en el puerto de Xàbia

15 julio, 2019Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 4 minutos

Xàbia, a pesar de que tuvo en Sorolla a un embajador mundial de sus paisajes y sus aguas a través de sus pinturas, hoy tan sólo es recordado a través de una pequeña plaza en el pueblo (la cual no es la original inaugurada en 1925) y una pequeña calle o callejón que pasa desaperciba en el puerto de Xàbia. Hoy vamos a relatar cómo y en qué circunstancias el Ayuntamiento quiso homenajearle con una calle en el año 1899 que conoció el propio pintor.

Era el año de 1899, Joaquín Sorolla ya había venido a Xàbia en dos ocasiones anteriores (octubre de 1896 y junio de 1898) y había entablado amistad con muchos xabieros. En mayo de este mismo año, Sorolla participa en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid presentado entre otras obras Cosiendo la vela (1896), Comiendo en la barca (1895) y los dos estudios que pintó en Xàbia el año anterior, El Algarrobo, Jávea (1898) y La Caleta, Jávea (1898). Todas las críticas previas al fallo del jurado para otorgar la Medalla de Honor inclinaban la balanza a Sorolla, pero curiosamente, este año el jurado no se puso de acuerdo y decidieron que quedara desierta.

Imagen 02: Joaquín Sorolla. El Algarrobo, Jávea (1898. Colección particular)

Las críticas y la indignación porque Sorolla no hubiera obtenido la medalla no se hicieron esperar y la prensa nacional y local se hizo eco de ellas. A Xàbia también llegaron las noticias del dictámen desierto y no tardaron en mandar a Sorolla un apoyo incondional. Desde Xàbia, el 21 de mayo de 1899, los socios del llamado Círculo de la Alianza, encabezados por su amigo Julio Cruañes Soler y compuesto por otros integrantes como el médico Jaime González Castellanos, le enviaron una carta personalida y firmada que decía:

Sus amigos y admiradores de este rincón del mar Mediterráneo que esconde el Cabo de San Antonio y que forma La Caleta, se consideran autorizados para desahogarse en forma del presente Mensaje de admiración y de adhesión contra el fallo improcedente del jurado de la Exposición Nacional de Bellas Artes denegando el premio de honor que el testimonio publica concedido al campeón de la escuela modernista, en Joaquín Sorolla, gloria de esta pequeña patria de Valencia”1. (traducido al castellano)

Imagen 03: Carta del Círculo de la Alianza de Xàbia a Joaquín Sorolla (Imagen Museo Sorolla inv. CS6168)

 

El Círculo de la Alianza no se quedó aquí solamente, y la misma carta fue enviada a la prensa para mostrar públicamente su apoyo. Así lo hizo el periódico Las Provincias el 28 de mayo, quién además informaba que el Ayuntamiento de Xàbia había decidido dedicarle una calle: Dicen de Jávea, que correspndiendo a la predilección que por dicho pueblo ha demostrado siempre el laureado pintor Sorolla, el Ayuntamiento ha bautizado con su nombre una de las calles”2. Por otro lado, El Mercantil Valenciano también recogía la noticia diciendo: “Este ilustre pintor ha mostrado una gran predilección por este pueblo, adonde suele venir los veranos algunos días a tomar apuntes y notas artísticas. Como cosa natural y regular aquí es conocidísimo con mayor motivo aun de ser persona tan notable, el ser tan cariñoso y amable con todos. En forma que una calle nueva que mira al mar, el ayuntamiento le bautizó con el nombre de Calle del Pintor Sorolla3.

Imagen 04: Calle Pintor Sorolla 

 

Pues bien, la pequeña, estrecha y escondida calle la llegó a conocer el mismo Sorolla y su familia cuando regresaron en el verano de 1900. Y yo me pregunto: ¿le gustó? ¿se sintió agradecido? ¿pensó que sería digno de su fama y renombre tener un lugar apenas visible? Son preguntas difíciles de responder ya que no parece haber testimonios escritos de lo que le pareció y eso se quedará en el recuerdo de sus pensamientos. Tan sólo hay que recordar que Xàbia se adelantó a Valencia, cuando la capital del Mediterráneo le dedicó el 9 de julio 1900 también una calle y le hicieron hijo predilecto tras haber ganado el Grand Prix en París con la obra Triste Herencia (1899)4.

Imagen 05: Nota de color El Cabo de San Antonio, Jávea de Sorolla (1898. Museo Sorolla, inv. 472); Fotografía de principios del siglo XX (Imagen: Xàbia marinera, memoria gráfica. 1996); Vista actual de la imagen pintada por Sorolla

Lo curiosos de esta historia es que Sorolla, en su segunda estancia de junio de 1898, decidió recoger en uno de sus paseos por la playa de la grava, una pequeña nota de color bajo el título Cabo de San Antonio, Jávea (1898. Museo Sorolla, inv.472) con una estampa del puerto de Xàbia y la grava en donde queda reflejada este pequeño rincón ¿casualidad?.

 

David Gutiérrez Pulido

(Ldo. Historia del Arte)

sorollajavea.wordpress.com

 

 

1 Museo Sorolla, CS6168

2 Las Provincias: diario de Valencia. Año XXXIV, nº 11963. 28 de mayo de 1899, p.2.

3 Transcrito en CODINA BAS, Juan B.: “Segunda estancia de Sorolla en Jávea (1898) (y III)” en Canfali-Marina Alta, nº 1202. Sábado 19 de Agosto de 1995, p.34.

4 PANTORBA, Bernardino de: La vida y la obra de Joaquín Sorolla. Ed. Extensa, p.56.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.