La Cofradía y la parroquia de San Bartolomé animan a los vecinos a colgar la estampa del Nazareno en los balcones

16 marzo, 2020Por: Alvaro Monfort

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

La actual situación de confinamiento y el decreto del estado de alarma ha paralizado prácticamente todo el país y ralentizado el ritmo del mismo. En Xàbia, esa parálisis también es patente a todos los niveles de la administración, la empresa y el comercio, la educación, el ocio y las celebraciones locales.

Este ha sido el caso de las fiestas en honor a Jesús Nazareno que, dada su proximidad en el calendario y ante la imposibilidad de poder asegurar la consecución de las mismas, la Cofradía ha decidido suspender temporalmente la consecución de las mismas. Sin embargo, y dado el momento que se está viviendo actualmente, la iglesia de San Bartolomé y la Cofradía de Jesús Nazareno han tenido una grata idea.

El pasado domingo 15 de marzo, Xàbia tenía previsto volcarse, un año más, con su venerado Jesús Nazareno (cumpliendo así con la tradición del tercer domingo de Cuaresma) y proceder a su traslado desde la ermita del Calvario hasta la iglesia de San Bartolomé. Lógicamente no pudo ser. Por eso, tanto la parroquia como la Cofradía animan a todos los vecinos y vecinas del municipio a que cuelguen, durante estos días de confinamiento, la imagen de éste en sus balcones y ventanas con el fin de representar que, a pesar de que no pudo ser trasladado al corazón del Centro Histórico, su presencia y devoción recorre las calles de Xàbia.

No es la única iniciativa de este tipo que ha surgido ya que, de forma espontánea y sin consenso previo, durante la jornada del domingo, vecinos de Aduanas del Mar también colgaron en sus balcones la estampa de la Mare de Déu de Loreto que habitualmente engalana sus calles los días grandes de las fiestas de septiembre. Otros hogares, incluso, colgaron, durante el día de ayer, la estampa conjunta de las dos imágenes que se confeccionó con motivo de la bajada del Nazareno a Aduanas en 2017.

Jesús Nazareno, protector de la villa [1]

La propuesta de la parroquia de San Bartolomé y la Cofradía no es nada descabellada y tiene todo su sentido si se atiende a la tradición local. Según ésta, en 1834, la primera de las epidemias del cólera morbo asiático que asolaron España hasta en cuatro ocasiones, llegó a La Marina por el contacto de la población con los soldados que procedían de Valencia, Barcelona y Marruecos.

En esta propagación del virus, Xàbia fue una de los pocos municipios que no registró ningún caso de contagio mortal. En este hecho, la orografía y situación geográfica del municipio complicaron la propagación de la enfermedad dado que pocos soldados y vecinos y vecinas infectados de la comarca, se desplazaron hasta la villa. Sin embargo, y según la tradición, esta nula mortalidad también se le atribuye a la protección que Jesús Nazareno concedió a toda la localidad ya que, cuando se inició la epidemia, los xabieros y xabieres decidieron bajar la imagen en diciembre con el fin de que les protegiera.

Durante el tiempo que duró la enfermedad se realizaron numerosas eucaristías, oraciones e invocaciones a la imagen y devoción del Nazareno y, cuatro años más tarde, cuando la imagen regresó a su ermita; el municipio engalanó todas las calles por las que debía pasar a modo de celebración.

 

 


[1] JESÚS NAZARENO, 250AÑOS DE DEVOCIÓN EN JÁVEA, José Font Caballero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.