La cruzada de un grupo de vecinos de Xàbia contra Correos por que las cartas les lleguen a su casa

9 junio, 2017Por: Carlos López

0

Hace unos meses la empresa pública de Correos remitió a la mayoría de vecinos de Xàbia residentes en urbanizaciones una misiva en la que les comunicaba que no iba a dejarles las cartas en sus viviendas y les proponía instalar buzones comunitarios en puntos estratégicos para prestar el servicio público.

Esta redacción informó hace un año de las intenciones de la empresa pública estatal para dejar de enviar unas 100.000 cartas a los vecinos de algunas zonas del extrarradio de Xàbia. En una decisión tomada de forma unilateral en base a unas estadísticas de cartas depositadas en los buzones y la población registrada en el censo.

Ante esto y tras recibir de nuevo esos avisos de corte, un grupo de vecinos se pusieron en marcha y decidieron llegar hasta el final. Su sorpresa ha sido la negativa de los responsables de Correos de llevar las cartas al buzón comunitario. Hoy XAD se ha sentado con ellos para conocer sus razones.

La carta no la entiende nadie y llega tarde

Estos vecinos lamentaron en primer lugar que recibieron una carta avisándoles del corte del servicio salvo que no instalaran los buzones comunitarios, «la carta como no llegó tarde» y es que en cualquier lugar del extrarradio todos los envíos vía Correos tardan más de 15 días. Uno de ellos, explicó «nadie entendió de que iba el contenido de la misiva», hasta que «yo me detuve a leerlo».

¿Como me pueden dejar sin servicio de Correos? se cuestionó, y así junto a otros decidieron seguir los pasos que exige la empresa pública para poder seguir recibiendo sus cartas en el entorno de su urbanización.

Se juntaron más de 30 vecinos, pidieron presupuestos para instalar los buzones comunitarios.. Pero una vez cumplimentados todos esos pasos, rellenamos la solicitud y….. sorprendentemente -a su juicio- «Correos la rechazó».

La exigencia de Correos: Para poner buzones comunitarios, tienen que firmar todos los vecinos de una calle

Según explicaron «no podemos cumplir con las condiciones que impone Correos porque solo aceptan urbanizaciones completas» y se preguntó «si un vecino no quiere participar» Correos lo rechaza «y nos quedamos la mayoría de vecinos sin tener ese servicio». Además, señalaron que si ya no llegan las cartas a las viviendas «tendríamos que ir a la oficina y allí en cajas distribuidas por orden alfabético estarían».

Son muchos los vecinos que están sufriendo este servicio de Correos, que no entienden que ante la voluntad de «ponérselo fácil» la empresa pública siga pensando más en su cuenta de resultados que en atender bien a los clientes y en general a todos los españoles que con sus impuestos la financian.

Esta redacción ha intentado recabar la opinión de la empresa pública a este respecto, pero a la hora de publicación no hemos recibido respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.