La cúpula de Santa María Magdalena de Benitatxell, única por su dibujo en zigzag y las tejas de doble color

1 mayo, 2017Por: Carlos López

0

La iglesia de Sant María Magdalena de Benitatxell recuperará próximamente todo su esplendor, ya que las obras de restauración de la cúpula del templo han entrado en su recta final.

El Consistorio ‘poblero’ y la empresa Vapf han financiado los trabajos de reforma de una parte del templo sobre el que cayó en 1940 un rayo. Desde entonces, la cúpula ha aguantado hasta hoy.

Los trabajos de restauración los dirige el arquitecto especializado en patrimonio Josep Ivars, quien en el transcurso de una visita, junto al alcalde, Josep Femenia y el concejal de Cultura, Manolo Segarra, con los medios de comunicación -a la que también acudió XAD- explicó las singularidades del templo de Benitatxell y esa cúpula única en la comarca por su dibujo en zigzag y su aspecto neogótico-modernista.

Ivars explicó que la iglesia comenzó a construirse en 1710, pero no fue hasta cuatro años después cuando el templo fue dado por concluido. Tiene planta de cruz latina, formada por una nave única con capillas laterales entre los contrafuertes, y una cúpula de planta circular. La nave central se cubre con bóveda de cañón sobre arcos formeros y luntos.

Fue a principios del siglo XX cuando se amplia y moderniza el templo parroquial de Benitatxell. Fueron ampliados dos tramos y se añadió la cúpula con tejas vidriadas blancas y azules. Según detalló Ivars, se trata de un estilo neogótico con detalles modernistas. Unos detalles, que al parecer provienen de la influencia del fraile que dirigía los trabajos de ampliación en la arquitectura neogótica y modernista, tanto de origen valenciano como catalán. De hecho, la «comibnación de tejas de diferentes colores formando dibujos es habitual» en las construcciones modernistas catalanas y valencianas, -como en el mercado colón de Valencia o las famosas casas de Gaudí en Barcelona y el parque Güell, donde predomina el trencadís, que corona la cúpula de Benitatxell.

«las tejas nuevas se han elaborado a medida»

Según comentó Ivars, con la restauración se ha podido habilitar una pequeña cámara entre la bóveda estructural y el tablero que soporta las tejas de tal forma que pueda ventilar el espacio y combatir la fuerte diferencia de temperatura entre el exterior y el interior. También se ha reproducido la acrotera esférica de hormigón revestida de mosaico (trencadís) que corona la cúpula.

Mientras, las tejas se han fabricado con agujeros de ventilación y un anclaje de acero para hacerlos más resistentes a los elementos atmosféricos. Las tejas «se han tenido que elaborar a medida» han sido más de 1.000.

Más de 50.000 euros de inversión

Para poder hacer posible restauración y que el templo parroquial recuperar su simbolismo, el Ayuntamiento de Benitatxell firmó un convenio con la parroquia y redactó una ordenanza de patrocinio. Así, de los más de 52.000 euros que ha costado, la mitad han sido aportados por la empresa Vapf, promotora de la urbanización Cumbre del Sol, y el resto por las arcas municipales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.