La ermita de Santa Lucía y Santa Bárbara corona el cielo arquitectónico de Xàbia

4 diciembre, 2021Por: Alvaro Monfort

2
Tiempo de lectura: 7 minutos

La ermita de Santa Lucía y Santa Bárbara es el punto construido más alto de Xàbia. La edificación situada a mayor altura del municipio (a 163 metros en uno de los promontorios de mayor envergadura) es también una de las más antiguas que mejor se conservan a día de hoy. Durante el mes diciembre, con la llegada de la celebración de su advocación más popular el día 13, esta pequeña construcción cobra especial protagonismo y así, su historia como parte del patrimonio artístico y religioso de la localidad.

Es una de las llamadas ermites de conquesta que, hasta no hace muchas décadas, salpicaban el término de Xàbia. Para contextualizarla históricamente hay que remontarse al año 1244 cuando las tierras que se ubican al abrigo del Montgó dejaron de formar parte del Xarq al-Ándalus (territorios orientales de al-Ándalus). El territorio estaba ocupado por numerosos campesinos musulmanes y los recién llegados conquistadores devolvieron a la zona la religión cristiana que había imperado antes de la ocupación morisca y repoblaron la región litoral con colonos cristianos. La población musulmana, superior demográficamente, se retiró a las tierras del interior hasta su definitiva expulsión en 1609.

Durante este tiempo, los nuevos pobladores de Xàbia se sintieron fuertemente vulnerados. A la mayoría islámica que se hallaba en el oeste, el municipio padecía la amenaza continuada de incursiones mahometanas procedentes tanto del mar como del sur de la región. Este asedio motivó una reafirmación de la identidad cristiana de los antiguos xabieros y xabieres que, entre otras, se materializó con la construcción de les ermites de conquesta. Es a partir de 1308, en los primeros documentos conocidos sobre la villa, cuando ya se hace mención de la iglesia más antigua del municipio situada donde actualmente se alza San Bartolomé. En el siglo XIV, se inició la construcción de las primeras ermitas diseminadas por todo el término. Más tarde, en el siglo XVIII, en un momento de crecimiento demográfico y económico se construirían otras muchas. La de Santa Lucía y Santa Bárbara corresponde a la primera etapa.[1]

La ermita de Santa Lucía y Santa Bárbara en los años 30. Arxiu Municipal de Xàbia.

Su ubicación no es nada arbitraria y responde a ese sentimiento de constatación y fortalecimiento de las creencias de la ciudadanía frente a la morisma y los continuos ataques de la piratería. Si a día de hoy, a pesar de estar rodeada por una arboleda de pinos, edificaciones que crecen por doquier a lo largo y ancho del municipio y una iluminación espectral de noche, es visible desde –prácticamente- cualquier punto de la población; en aquella época mucho más como signo del arraigo cristiano del municipio y como señal de advertencia para los invasores.

La tipología de las ermitas xabieras enmarcadas en la primera etapa de su proliferación es de estilo medieval y casi todas ellas presentan una estructura muy similar con una nave única de planta rectangular dividida en dos tramos de unos 5,5 metros. Su techado presenta una cubierta de dos aguas sujeta por arcos apuntados. La puerta de acceso se sitúa en uno de los lados más estrechos y generalmente se enmarca en un arco de medio punto. En el otro extremo se encuentra el altar siendo lo primero en lo que recae el visitante al entrar en su interior. La mayoría de ellas presentan unas pequeñas dependencias anexas que eran utilizadas por las personas ermitañas que se encargaban de velar por el mantenimiento del espacio de culto. A día de hoy, éstas se utilizan como sacristía o para acoger mayor cantidad de vecinos y vecinas cuando son abiertas al pueblo. Santa Lucía tiene una particularidad propia que la diferencia del resto y es la pequeña naya situada en su entrada.[2]

La simpleza arquitectónica de este tipo de edificaciones es, a su vez, una de sus bazas. Su sencillez, sin extravagancias propias de otros periodos, las ha dotado de una robustez que ha permitido que, muchas de ellas, se mantengan en pie hasta la actualidad. Sin embargo, la acción humana puede ser muy devastadora y casi todos sufrieron el embiste de la Guerra Civil o han sido derruidas posteriormente. En el caso concreto de Santa Lucía, la imagen que ocupa el altar fue destruida en 1936 y la ermita sufrió un fuerte deterioro.

Sin embargo, es la que mejor conserva su estructura primigenia gracias al esfuerzo de numerosos devotos de la patrona de la vista, los mayorales de la fiesta y su comisión de fiestas y el propio ayuntamiento (titular de la ermita) que, durante años, han ido interviniendo en la conservación del pequeño templo y sus alrededores minimizando el impacto del paso del tiempo y del vandalismo.

Una de estas actuaciones se realizó en 1840 y otra de las más destacadas -y que ocupó espacios en la prensa- fue la realizada en 1975. El periódico Levante-EMV, citaba así: “Se ha llevado a cabo una de las más importantes […] se han abierto huecos con arcos de piedra arenisca (la tosca de Xàbia) y ventanas con gran acierto que han mejorado y sabido guardar la estética del edificio”.[3] Tal fue la magnitud de la reparación que quiso hacerse sabedora a la población en el programa de fiestas de aquel año a modo de verso: “A l’ermita, el cel li entrava a riatlles pels badalls de les teules trencades i els murs badats, lo mateig que coloms fogits que vullgueren fer niu en el cor de lo santuari. A l’ermita, els anys se la mentjaven. Pero els majorals i el poble no volien pèrdrela i aixins, tots plegats, arrimant el mucle i l’alcalde davant com un majorals més, féren replega i la amilloraren”.[4]

En este mismo libreto se realiza un entrañable agradecimiento en el que se menciona hasta al apuntador dando las gracias al ayuntamiento, al alcalde, al primer teniente alcalde, a los mayorales, al aparejador municipal, a las empresas Ameca, Constructora S.L., Agencia La Nao, Construcciones Piles, Construcciones Antonio Soler, Construcciones Santacreu, a Miquel Cardona Erades, al tosquero Bertomeu Cholbi “y a todos los que han rezado para que todo acabara bien”.

La devoción a Santa Lucía está muy arraigada en Xàbia y su celebración es una de las más antiguas y fácilmente diferenciadas por su forma de llevarse a cabo. Hace décadas, cuando la localidad aún no tenía el amplio calendario festivo que posee a día de hoy, el porrat de Santa Lucía era cita obligada todos los años. Los confiteros de la calle Mayor y la Plaça de l’Esglèsia subían cargados con pequeñas burras hasta lo alto de la ermita para hacer las delicias de pequeños y grandes en la entrada del templo.

En la actualidad, el programa festivo no ha variado mucho de lo que se realiza hace décadas y no por ello ha menguado su encanto. El 12 de diciembre, víspera del día grande, la comisión de fiestas realiza La Crida de la Festa recorriendo el interior de la antigua villa amurallada repartiendo a los viandantes buñuelos, coca maría y mistela al ritmo de cohetes y música. El pasacalle hace una parada obligatoria en la capilla dedicada a Santa Lucía para realizarse una pequeña ofrenda floral. Antiguamente, en este pasacalle participaban niños y niñas ataviados con el traje típico.

Al día siguiente, jornada dedicada a la santa, la tradición manda subir en romería por el Camí Vell de Santa Llúcia (en perpendicular al IES Antoni Llidó) hasta lo alto de su ermita. Hay dos formas de hacerlo. La de toda la vida es ascendiendo por una zigzagueante senda, algo escarpada, que ofrece unas impresionantes vistas de la bahía desde la que parece que el campanario de San Bartolomé y el Cap Prim estén más cerca que nunca y entablen una animada conversación. También es de admirar cómo vecinos y vecinas de todas las edades encaran la empinada cuesta haciendo honor a la costumbre local.

Jóvenes vestidos con el traje tradicional de Xàbia subían hasta la ermita para ofrendar a Santa Lucía. Imagen de Soler Blasco. Arxiu Municipal de Xàbia.

La otra forma de subir es a través de otra senda, menos escarpada y más acondicionada, hasta la que se puede acceder en coche, aunque no hay aparcamiento y sólo hay espacio para que transite un vehículo. No obstante, se puede recorrer cómodamente caminando y llega al punto exacto donde convergen los dos recorridos y desde donde se inicia el último tramo del trayecto que cuenta con barandilla. Hay constancia, una vez más, de que este ascenso era realizado por niños y niñas vestidos de xabierets i xabieretes portando ramos de flores.

Una vez arriba, es tradición beber agua del pozo con los botijos ya preparados y hacer sonar la campana de la ermita. Allí se realiza una eucaristía en honor a Santa Lucía y Santa Bárbara y al finalizar, las dos imágenes salen en procesión bordeando la cima del peñón. Para endulzar la mañana, la comisión de fiestas reparte chocolate y dulces entre todos los asistentes.

Recorre en 3D la ermita de Santa Llucia de Xàbia

 

[1] Artículo Ermites a Xàbia: Tradició i Història escrito por Josep Sapena y Ximo Bolufer en el Llibre Foguerer de 2021.

[2] El Patrimonio Artisticoreligioso de Xàbia documentado y editado en 2002 por el Museo Arqueológico i Etnográfico de Xàbia y el Departamento de Cultura. Arxiu Municipal de Xàbia.

[3] Extracto de un artículo publicado en el diario El Levante el 23 de diciembre de 1975, firmado por P.F. y recogido en el Arxiu Municipal de Xàbia.

[4] Programa de fiestas Santa Lucía 1975. Fuente: Arxiu Muncipal de Xàbia.

No te pierdas ninguna noticia de Xàbia al Día

En Xàbia AL Día queremos que no te pierdas ninguna de nuestras noticias, por este motivo hemos puesto en marcha un canal de Telegram a través del cual podrás recibir las noticias más importantes que nuestros redactores ha elaborado durante todo el día. Noticias en muchas ocasiones que no leerás en otros sitios.

Darse de alta es muy fácil. Tienes que tener instalada en tu móvil smartphone la aplicación Telegram (si no la tienes puedes descargarla en el Play Store de Android o el App Store de IOS) y buscar el Canal: xabiaaldia

Una vez accedas al canal tienes que pulsar la opción UNIRME y comenzarás a recibir las noticias del día de lunes a viernes entre las 20 y las 21 de la noche.

Este servicio es totalmente gratuito, y puedes darte de baja en cualquier momento.

2 comentarios en “La ermita de Santa Lucía y Santa Bárbara corona el cielo arquitectónico de Xàbia

  1. Maravilloso articulo contando la historia de tan emblemático edificio y el recuerdo de la devoción popular que se mantiene al dia de hoy. Para los que no somos de Xabia nos ayuda mucho a conocer las raíces y devoción de su gente. Enhorabuena Álvaro

    1. ¡Gracias a ti David por ponerlo en valor! ¡Cómo se nota que sabes el trabajón y el gusto que hay detrás de este tipo de artículos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.