Niños en la procesión del Corpus. 2ª mitad del siglo XX (© Fundació CIRNE, Col. Armell Benavent, M.R., nº inv. 059 DPSBN)

La fiesta del Corpus en Xàbia, en el año 1915, según el pintor Salvador Abril y Blasco

19 junio, 2022Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 4 minutos

por David Gutiérrez Pulido

 

 

Este domingo se celebra en Xàbia las fiestas del Corpus Christi, con las danzas tradicionales recuperadas desde 1998, por ello vamos a aprovechar este acontecimiento para compartir una descripción detallada de cómo se celebraba esta fiesta y comprobar cómo mucho de lo narrado se mantiene al día de hoy después de que hayan pasado más de 100 años.

La descripción viene narrada por el pintor Salvador Abril y Blasco, quien tras haber venido por primera vez a Xàbia entre los días 1 y 6 de junio de 1915, recogió todas sus experiencias e impresiones en un relato publicado bajo el título Recuerdos de mis excursiones (Valencia, Imprenta Sanchís, Torres y Sanchís, 1915). Fue el lunes 5 de junio el día de la celebración del Corpus. En este día, Salvador Abril estuvo por la mañana en la casa de campo de Julio Cruañes Soler, La Mezquida, y de ahí se fueron a la zona del puerto. A su vuelta, y tras comer en la pensión en donde se alojaban, fue el mismo Julio Cruañes quien le invitó a quedarse a ver la procesión del Corpus desde su casa.


Autorretrato de Salvador Abril (1901. Colección particular) / Portada de Recuerdos de mis excursiones (1915)

Lo primero que aprecia Salvador Abril en su recorrido son las calles y balcones engalanados: “Los balcones competían acumulados de macetas llenas de flores, y engalanados con elegantes colgaduras de ricos damascos, y los más humildes, con bonitos cubrecamas hechos de punto de gancho por las habilidosas mocitas, y adornados con cintas de vivos colores que, contrastando con las tonalidades de sus transparentes, daban un hermoso realce a aquella escogida variedad de dibujos”.

 

Fiesta religiosa y balcones engalanados en Xàbia. 2ª mitad s.XX (© Fundació CIRNE, Col. Benavent, nº inv. 0522 DNGBN)

Al llegar a Carrer En Grenyó (llamada en 1915 como Calle Cánovas), Salvador Abril entra a la casa de Julio Cruañes Soler, encontrándose a su hermana María Purificación, de 56 años y soltera, y desde el despacho de Cruañes, a través de la reja, pudieron ver todo el cortejo procesional que es el que sigue en el relato:

Lo primero que desfiló fue la Enrama con sus carros adornados.

Las campanas alegres amenizaban la fiesta y anunciaron la salida de la procesión.

Pronto se dejaron oír el tabalet y donsaina, indicando que aquélla se aproximaba.

Abría la comitiva una gran bandera, a la que seguían las Hermandades y Cofradías con sus cirios y escapularios, distinguiéndose unas de otras por sus ricos estandartes; entonando cánticos religiosos que elevaban el espíritu a regiones superiores.

Llevaban preciosas imágenes que no carecían de valor artístico, especialmente las antiguas. Seguía a estas la Cruz parroquial, y el Clero, entre niños vestidos de Ángeles—como si estos no lo fueran; — el correspondiente Apostolado y los personajes bíblicos, aunque de ropería.

El incienso envuelve el espacio con aquel humo aromático, y cae gran lluvia de flores sobre el palio, que cubre el Santísimo.

Siguen los Calvarios, las Autoridades locales, de la Marítima y Cuerpo de Carabineros.

La Banda ejecuta una majestuosa marcha de carácter clásico, cerrando el cortejo una Compañía de Carabineros con el ramito reglamentario del caso, y a continuación van los Alguaciles llevando los sombreros de las Autoridades y de los representantes del elemento oficial.

Detrás aún sigue una masa compacta de mujeres que, en cumplimiento de promesas que hicieran, van en su mayoría descalzas.

Pocos momentos después, quedaba la calle desierta; observándose que en todas las casas los convidados goloseaban con pastas y refrescos.

Las campanas, lanzadas al vuelo, formaban una armónica confusión con la Marcha Real que ejecutaba la Banda y las aclamaciones, cánticos y vivas de aquella multitud que, entusiasmada, se asociaba para solemnizar la principal festividad del Orbe católico.

Para final, se disparó un bonito castillo de fuegos artificiales y una gran traca.

Salimos para dar un paseo por aquellas estrechas calles, y resbalábamos por la mullida alfombra que cubría el suelo, formada por la abundante flor deshojada entremezclada con la murta; haciéndose el tránsito tan peligroso, que pronto determinamos retirarnos al comedor de la Fonda, invitando a acompañarnos a D. Julio, y a Manuel que ya nos esperaba allí”.

Casa de Julio Cruañes Soler desde donde Salvador Abril vio la procesión del Corpus en 1915

Si Salvador Abril aceptó la invitación de Julio Cruañes Soler para ver este despliegue procesional fue por disfrutar de una fiesta pintoresca en una población pequeña, no tanto por un sentido devocional del pintor. En aquellos momento, pocos datos tenemos para conocer si el pintor era o no era religioso, suponemos que al igual que otros pintores y personas de su momento, lo era pero a su manera. Según nos indica Alejandro Bellido, biznieto del pintor y gran entendido en su bisabuelo, en principio no parece que fuera un hombre religioso. De su producción artística, tan solo se conocen tres obras con temática religiosa, entre ellas un cuadro de pequeñas dimensiones titulado Cristo sobre las aguas (sin fechar, colección particular). No obstante, su esposa, Amparo Maestre, sí parece que fuera mucho más devota y practicante, tan sólo que en este primer viaje, no acompañó a su marido.

En cualquier caso, el pintor nos deja un relato e impresión personal describiendo una tradición religiosa en la población de Xàbia de hace más de 100 años, un documento histórico que sirve para rememorar esas tradiciones xabieras que aunque transformadas, aún se mantienen en el tiempo.

 

David Gutiérrez Pulido

(Ldo. Historia del Arte)

www.sorollajavea.wordpress.com

No te pierdas ninguna noticia de Xàbia al Día

En Xàbia AL Día queremos que no te pierdas ninguna de nuestras noticias, por este motivo hemos puesto en marcha un canal de Telegram a través del cual podrás recibir las noticias más importantes que nuestros redactores ha elaborado durante todo el día. Noticias en muchas ocasiones que no leerás en otros sitios.

Darse de alta es muy fácil. Tienes que tener instalada en tu móvil smartphone la aplicación Telegram (si no la tienes puedes descargarla en el Play Store de Android o el App Store de IOS) y buscar el Canal: xabiaaldia

Una vez accedas al canal tienes que pulsar la opción UNIRME y comenzarás a recibir las noticias del día de lunes a viernes entre las 20 y las 21 de la noche.

Este servicio es totalmente gratuito, y puedes darte de baja en cualquier momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.