La Foguera Central y la Foguera Infantil ya lucen en Xàbia

19 junio, 2018Por: Alvaro Monfort

0
Tiempo de lectura: 4 minutos

Immarcescible (inmarchitable) -lema de la Foguera Central de Xàbia de este año- supone el regreso al municipio del artista Josep Sanchis tras dos años en los que el consistorio y la Comissió prescindieron de sus servicios en detrimento de Alfred Bernat. Antes de ello, Sanchis había plantado las dos fogueres durante más de dos décadas dejando en el recuerdo obras imponentes en tiempos de bonanza.

Sin foguera (sin el mal llamado “monumento”) no hay fiesta de Fogueres en honor a Sant Joan. Supone el eje satírico sobre el que gira la magia de la fiesta del fuego en la Comunitat: Trabajar durante todo un año o meses mimando artesanalmente un proyecto artístico que suponga una caricatura de realidad social con el fin ritual de hacerlo arder en cuestión de minutos. De ahí la importancia de la falla y foguera para que la fiesta cobre sentido y que la administración deba cuidar e invertir en este aspecto de la misma.

Ha sido el primer año que la Ley de Contrataciones ha obligado al ayuntamiento de Xàbia a sacar a concurso la construcción de la foguera estableciendo unas bases y un criterio de selección y exigencias para los proyectos presentados. Josep Sanchis fue el único artista que se presentó al concurso. Tras publicarse la convocatoria, este medio de comunicación consultó con algunos de los artesanos punteros del momento para que valoraran el pliego.

La respuesta general expresada por los artesanos era, primero, el aliciente que supondría plantar en Xàbia al tratarse de una población en la que no existe concurso y, por tanto, con una presión inferior. En segundo lugar, que el ayuntamiento “pedía mucho en su convocatoria para lo poco que ofrecía y más en la ubicación en la que se planta la Foguera Central que supone su principal enemigo dada su amplitud”. En tercer lugar, los artistas consideraban que, si se pretendía recabar buenos e interesantes proyectos, la fecha y plazos para presentarlos no podía ser “a veinte días de la plantà de las Fallas de San José” con el trabajo a contrarreloj que poseen la mayoría de ellos.

Aún con todo, Sanchis es sinónimo de trayectoria, experiencia y solvencia. Su palmarés de primeros premios en Dénia y Gandía con obras que doblan el presupuesto que invierte Xàbia (32.450 euros y 4.620 euros en la infantil). Esas cualidades del artista de Miramar quedan patentes en la obra plantada en la Plaza de la Constitución: Volúmenes que llenan la ubicación dotando a la foguera de robustez y elementos de atrezo que permiten ganar en altura y redondear y enmarcar la composición (el rosetón trasero). Al mismo tiempo, recurre a una amplia paleta de colores de azules, rojos, verdes, marrones y dorados que permiten ganar en vitalidad y dinamismo al conjunto.

Existen detalles interesantes. La Bellea del Foc alicantina que se encuentra en un lateral posee los mismos colores del traje que la Regina de la Foguera, Marta Arnal, luce en la foto oficial del Llibre Foguerer. El rosetón de la parta trasera es quizás, la pieza de marquetería más sobresaliente del conjunto dada su envergadura y su resultado final. Además, juega con el acabado en purpurina que tan en boga se encuentra desde hace unos años en Fallas y Fogueres pero que en Xàbia sólo se había visto en la infantil.

Respecto a la crítica, la Foguera Central hace un repaso a hechos más o menos mediáticos que han tenido lugar en el municipio a lo largo del año. La sátira blanca alude a la problemática de los cerdos vietnamitas del Saladar, a como el personaje de Facebook María La Rabosa del Montgó “emprenya” (molesta) con su particular cruzada contra la información institucional que difunde el ayuntamiento y a la poca practicidad de la cubierta que se ha instalado en el campo de fútbol.

También alude a la tendencia local de sumergirse en “embolaos” arquitectónicos previos a las elecciones sin saber cómo resolverlos (en alusión al auditorio), a las demandas de los comerciantes de Xàbia Històrica que inciden en el museo Sorolla, pero no en quién debe sufragarlo o el hotel para felinos que Servicios ha instalado en el Central Cinema.

Hay espacio para la autocrítica en la fiesta. Este año, la concejalía y la Comissió de Fogueres han guardado en una caja fuerte el himno de Fogueres que no sonó durante la cremà del pasado año y ya hay reservas de vidriella preparadas para que nadie sin su corona la Nit dels Focs de Sant Joan.

Foguera Infantil en la Placeta del Convent

Josep Sanchis también firma Halloween. La Foguera Infantil hace referencia este año a la celebración anglosajona. Una gran luna preside el cuerpo central y, en torno a ella, un aquelarre de brujitas hace de las suyas junto a sus mascotas. En total, alrededor de una quincena de pequeños ninots que danzan y saltan hacía el espectador.

La plantà de las dos Fogueres indican que la fiesta ha alcanzado su punto culmen y que la programación, a partir, gana en intensidad hasta que las llamas consuman las dos obras el próximo domingo 24. Les Regines de la fiesta indultarán a los dos ninots afortunados que se salvarán del fuego el sábado 23 durante la tradicional Ofrena de Raïm i Bacores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.