La Guía Michelín centra su atención en octubre en Alberto Ferruz y el BonAmb

24 octubre, 2017Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

La conocida Guía Michelin pone, durante el mes de octubre, el foco de atención sobre Xàbia y sus ya míticos BonAmb y Alberto Ferruz. La cocina del zaragozano -con las dos estrellas que concede dicha publicación- es una de las abanderadas de la gastronomía local que, en apenas seis años, ha logrado hacerse un hueco entre los más grandes de la Comunitat junto a Quique Dacosta, Ricard Camarena y el restaurante L’Escaleta de Concentaina, todos ellos con varias de éstas distinciones.

La condición de estandarte de la cocina autóctona de BonAmb queda patente en el 70% de productos de la zona que emplea en sus elaboraciones combinados con otros ingredientes de origen más exótico como peruanos y orientales. En la Guía, el propio chef explica este hecho: “Siempre cogemos lo que pueda hacer mejorar los productos de esta zona. En ello reside nuestra evolución”.

 

La cocina de Ferruz se caracteriza “por ser de bocados cortos pero muy intensos de sabor” y por la presentación poco convencional de cada uno de los platos. Ahí reside parte de la gracia del festival de sabores que propone BonAmb desmontando las estructuras de lo que tradicionalmente es un menú copioso. Así, el comensal no puede advertir que, después del pescado, se vaya a servir la carne; o que entre dos elaboraciones con pescado de la Lonja vaya a surgir uno de presa.

La Guía también se hace eco de los tres menús de degustación: Mons Agonum, Jabal Quan y Serendipia; y de la carta del restaurante en la que muchos platos se dividen en dos pases. También de platos específicos que llaman la atención en BonAmb como son las tradicionales cocas de descarte, el calamar en adobo emulando un plato de tallarines con la tinta como salsa, las quisquillas en caldo agropicante, aguacate y gel de limón, fideos con grasa de ibérico y cigrons tiernos entre otros.

La filosofía de Ferruz es la de que “todo aquel que venga se lleve la misma sensación: el haber disfrutado de nuestra cocina en todo su esplendor”. Prueba de ello es también el equipo de profesionales que lo acompañan como Pablo Catalá al frente de la sala y de Enrique García en la cuidada y selecta bodega.

 

Imágenes de la página web de Bon Amb.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.