La imagen de Jesús Nazareno se despide de Aduanas ante una Xàbia volcada

1 mayo, 2017Por: Redacción

0

La imagen de Jesús Nazareno descansa ya en la parroquia de San Bartolomé para encarar la recta final de sus días de fiesta enmarcados por la celebración del 250 aniversario de la llegada de su talla original. Tras un intenso fin de semana histórico con Aduanas del Mar como punto neurálgico del fervor y la devoción, los vecinos y vecinas atesoran en su memoria, teléfonos y cámaras de fotos; el trepidante transcurso de las últimas 48 horas.

Desde su llegada a la Parroquia del Mar, tanto Jesús Nazareno como la Mare de Déu de Loreto, han acaparado todas las miradas, ruegos y atenciones de los cientos de visitantes que se han acercado a venerar las imágenes. Una estancia que ha estado amenizada por los distintos grupos parroquiales de Aduanas, la Tuna de Xàbia y las cuantiosas visitas que se han sucedido motivadas por el encuentro de las dos tallas y las cruces de mayo que se encuentran instaladas en el núcleo marítimo.

Sin embargo, la estancia debía llegar a su fin y, a media tarde del pasado domingo, madre e hijo se encaminaban a la avenida Jaime I para celebrar una multitudinaria eucaristía de campaña que estuvo presidida por el obispo auxiliar de la diócesis de Valencia, D. Esteban Escudero. La celebración contó con la presencia de las autoridades municipales, representantes de asociaciones y fiestas locales, coro parroquial y numerosos fieles que abarrotaron gran parte de la avenida.

Tras la eucaristía siguió la romería de despedida y traslado que discurrió por otro de los barrios de marineros por excelencia de Aduanas y recorrió las calles Triana, Virgen de Loreto, Toni Llidó, Doctor Fleming, Severo Ochoa, Lepanto y avenida del Puerto. Centenares de vecinos acompañaron a las dos imágenes y se agolparon en esquinas y balcones para ser testigos de su paso. Un paso firme cuyo trayecto estuvo marcado por la música, el gentío, los vítores, la lluvia de pétalos de flores, los mantos de murta recubriendo el asfalto y la pólvora.

Finalmente, Jesús Nazareno y la Mare de Déu de Loreto llegaron a su destino y, ante una Xàbia visiblemente emocionada, se despidieron realizando una reverencia el Nazareno y marchándose de espaldas al Centro Histórico y mirando a la gente del mar. Ambas imágenes volvieron a sus respectivas parroquias con la promesa de que, siempre que haya un consenso entre la Cofradía, las dos parroquias y la Comissió de Festes de Aduanas; el reencuentro podrá volver a ser una realidad.

Disfruta de una amplia galería de imágenes en nuestra página de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.