La Kinesiología, una herramienta sencilla y eficaz de diagnóstico y tratamiento

27 noviembre, 2013Por: Guiomar

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

La Kinesiología es un sistema holístico e integrador que sirve para diagnosticar y tratar cualquier problema de salud, agudo o crónico, cualquier desarmonía en cualquier de los cuatro planos: energético, químico, estructural o psico-emocional. Se trata de un método sencillo mediante el cual es el propio cuerpo el que dice lo que le pasa y lo que necesita.

 

Según la kinesiología, el cuerpo humano tiene un lenguaje neurológico de tipo binario, muy claro y preciso, que se manifiesta a través del músculo y sus mecanismos reactivo-musculares. El músculo tiene dos fases, activado-desactivado, y de esta manera reacciona poniéndose fuerte o débil al estar en contacto con diferentes sustancias, al tocar diferentes partes del cuerpo para ver cuál es su estado, o al presentar afirmaciones. Se pueden testar alimentos, complementos, terapias, creencias, etc., y siempre es el cuerpo quien elige lo más conveniente para él en ese momento.

Existen diferentes métodos para testar o interrogar al cuerpo para ver los desequilibrios funcionales y profundos de una persona, sus causas, y prioridades de tratamiento. Y también hay un sistema para conocer las prioridades, haciendo que este método sea aún más sencillo y eficaz al permitir concretar no sólo el tratamiento, sino también el orden secuencial del tratamiento.

El testaje del cuerpo se puede hacer a través del músculo que corresponde a un órgano determinado, o se puede hacer a través del músculo indicador, es decir, aquel que tiene la capacidad de lenguaje binario, y por lo tanto, es capaz de producir un cambio en el tono muscular, haciéndose fuerte o débil.

 

El Dr. Goodheart era un quiropráctico americano a mediados de los años DBC##160, que intentó ampliar sus conocimientos en busca de una medicina más completa y así tener más herramientas para ayudar a los demás. Así, empezó a investigar sobre la kinesiología, que ya se usaba para probar el alcance del movimiento y el tono muscular como método de comprobación muscular y de rehabilitación.

Desde 1966 a 1974, Goodheart lleva a cabo una extensa investigación, escribe varios libros, y encuentra el vínculo entre músculos, órganos y puntos neurolinfáticos (que conectan neuronas con sistema el linfático), sistema neurovascular, el fluido cerebro-espinal y los meridianos de acupuntura, estableciendo la relación entre todos estos sistemas. De esta manera la kinesiología se convierte en método holístico, que considera al ser humano como un todo, integrando las tres parte: mente (psique y emociones), estructura y química.

El médico americano también descubre la terapia de localización, que le permite usar un músculo indicador para testar cualquier cosa en el cuerpo, cualquier otra desarmonía, no sólo ver cómo está el músculo, y determina los factores de desequilibrio de una persona: alteración de los nervios, alteración de los vasos sanguíneos, alteración de los vasos linfáticos, alteración del movimiento o fluido cerebro-espinal, y alteración de los meridianos de acupuntura.

 

Imaginemos un caso práctico para ver cómo funciona la kinesiología en el diagnóstico y en el tratamiento. M.S. tiene dolor de estómago y malas digestiones. En primer lugar se procede a equilibrar el cuerpo para que los músculos estén con un tono normal, ni excesivamente débiles, ni tensos. Y es que el medio psíquico social nos afecta profundamente y puede alterar el tono de los músculos, sobre todo por el estrés. Si el tono no estuviera normal se corrige, tocando diferentes puntos del cuerpo, como si fuera un bioordenador.

El estómago, al estar débil, acorta uno de los músculos indicando así una disarmonía, una debilidad; grabamos la información en el cuerpo, y a partir de este momento cambia la polaridad del músculo y nos podrá indicar todo aquello que le fortalece. En este caso, tocaremos los puntos neurolinfáticos y neurovasculares relacionados con el estómago, que nos ayudarán a drenar y fortalecer el  órgano, y a su vez equilibrará las emociones relacionadas, que en este caso tienen que ver, por ejemplo, con temas de trabajo, amargura, o tensión emocional por no expresar las emociones…

Luego testamos si le viene bien un cambio en la alimentación. En este caso el cuerpo nos indica que se debe eliminar el dulce y el café. También testamos la parte emocional, y vemos que le fortalece la terapia de Flores de Bach para ayudar a equilibrar sus emociones, y le fortalece una reprogramación para que haya un cambio en su actitud.  Por último, se realiza un seguimiento del progreso.

 

En algún momento de nuestra vida nos ocurre algo que nos pone en contacto con nuestro cuerpo, al que normalmente no hacemos caso. El cuerpo reclama nuestra atención cuando necesitamos cambiar algo en nuestra vida. Desde las terapias holísticas, esta llamada de atención por parte del cuerpo sirve para empezar un trabajo de autoconocimiento, un viaje de descubrimiento, a veces duro, pero necesario e imprescindible, si queremos llegar a ser felices y plenos. Para eso, las terapias holísticas, y entre ellas la kinesiología, nos ayudan a que vayamos quitándonos capa tras capa, descubriendo así quién somos realmente y posibilitándonos manifestar nuestro potencial.

 

Alicia Yagüe
Terapeuta holístico en CTM
www.terapiasmezquida.com

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.