La mirada peruana del Padre Vicent Font

8 noviembre, 2012Por: Guiomar

0

Recientemente le fue concedido al Padre Vicent Font Pedro, el Premio 9 dDBC##1Octubre Vila de Xàbia a la Solidaridad que el Ayuntamiento otorga a los que cree merecedores de ello.  Vicent Font es un cura diocesano, natural de Gata de Gorgos, y que desde hace unos años realiza su labor pastoral en una zona del extrarradio de Lima (Perú).

Concretamente en uno de los llamados pueblos jóvenes, que son asentamientos humanos de ocupación ilegal de terrenos, por parte de habitantes de zonas campesinas que se acercan a las grandes ciudades en busca de trabajo y futuro. Este asentamiento en concreto se encuentra a 43km al norte de la capital, Lima. Su construcción, se basa en pequeños locales construidos con tablas o esteras y techos de latón. Estos asentamientos constituyen una forma habitual de vivienda, que desde hace mas de 30 años van progresivamente apareciendo cada vez más lejos de la ciudad. Hoy día sus habitantes se cuentan por cientos de miles.

En este entorno se mueve y trabaja Vicent Font. Su preocupación se ha orientado en dar educación a los niños, comprendiendo que esa será la base de su desarrollo y la manera de sacarlos de la marginación que supondría el analfabetismo. El año pasado inició el proyecto de la construcción de un colegio consistente en 14 barracones de madera y unos baños. Inició su trabajo con apenas 30 niños, hoy da clases a más de 300 alumnos y tiene 16 profesoras.

Este logro se debe al trabajo y apoyo económico que desde su localidad natal le proporcionan a través de una asociación que, con el nombre «La mirada del Perú», canaliza las ayudas y donaciones que recibe. Con el dinero de los apadrinamientos de niños escolarizados, paga las profesoras cuando puede, y cuando no puede se lo deja a deber. Hoy por hoy estas profesoras son partícipes de un esfuerzo que no está remunerado en lo que vale, pero ha conseguido hacerlas colaboradoras de una idea con un futuro prometedor.

Dentro de las colaboraciones que recibe, el Rotary Club de Xàbia decidió desde el año pasado apoyar este proyecto y junto con el dinero de aquí y allá y en colaboración con el Rotary Club Machupichu Surco de Lima, se ha conseguido equipar once aulas de pizarras, pupitres, mesas y sillas de profesor y estanterías. Parte de ese material ya está entregado y el resto se entregará el 9 de diciembre.

En una visita reciente a este lugar, he podido comprobar la calidad del trabajo que con aquellos medios se realiza y la importancia que tiene para estos niños, destinados a vagar por unas desoladas calles de arena, el tener un centro en las cercanías que les proporciona formación académica y una educación, que he podido comprobar en el respeto al prójimo y a sus mayores. 

Son muchas las carencias que el colegio tiene, pero la constancia, tesón y relaciones que el padre Vicent ha creado con la colonia de españoles de Lima, va capitalizando un proyecto que inicialmente puede parecer una utopía. Ellos ven en ello la mano de Dios, por esto en el cartel de mi recibimiento ponía: «Dios entró a tu corazón y tú me ayudaste». Para otros es solamente el sentimiento de ayuda a los proyectos que funcionan o la solidaridad necesaria, dentro de un proyecto de desarrollo personal lo que nos impulsa a ello.

Os animo a visitar su trabajo en facebook: La Mirada del Perú o contactar con su asociación a través del correo lamiradadelperu@gmail.com , toda colaboración será bienvenida.

Luis Santos, pediatra y miembro de Rotary Xàbia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.