La nueva flora que crece en la Granadella

24 marzo, 2017Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: < 1 minuto

Lentisco, coscoja, aladierno y espino blanco. Este es el nombre de la flora que está cubriendo el manto de negro de la Granadella, en la parte que está más próxima a la playa.

Si el miércoles esta redacción se hacía eco de las fotografías publicadas por Toni Bolufer de un manto rosado en la zona, ayer pudimos saber, en boca del biólogo municipal, Ignasi Astor, que se trata de gladiolos y es una «curiosidad». Sin embarco Astor puso en valor la explosión vegetal en la zona sur de la Granadella (en el entorno de la senda que va al castillo) con la recuperación de especies como el lentisco, la coscoja, aladierno y espino blanco.

Una regeneración natural, que según Astor, se debe a las «excelentes» condiciones de humedad de la zona y que han posibilitado que el palmito (también conocido como margalló) vuelva a la vida pese a tener todos sus troncos carbonizados por el incendio. El contraste de hojas verdes y tronco negro.

Frente a esta explosición vegetal, en otros puntos como la zona de monte quemado que linda con las urbanizaciones del camí de Cansalades, la situación es prácticamente la misma a la que había tras el incendio. El manto negro cubre todo, y los árboles quemados siguen en pie. Eso ya es un síntoma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.