La procesión y las danzas del Corpus recorren Aduanas del Mar y el Centro Histórico

24 junio, 2019Por: Alvaro Monfort

0

Xàbia ha celebrado, un año más, la solemnidad del Corpus Christi; la celebración religiosa en la que la custodia recorre las calles acercándose a la devoción y plegarias del pueblo y que, en la Comunitat, lleva asociado un fuerte folclore costumbrista que rememora el pasado del pueblo valenciano.

En el municipio se celebra tanto en el Centro Histórico como en Aduanas del Mar y la singularidad del de este año es su coincidencia con la fiesta de Fogueres en uno de sus días popularmente más fuertes como es el 23 de junio. La última vez que se produjo una coincidencia similar fue hace cinco años (en 2014) cuando la celebración del Corpus cayó un 22 de junio, día habitual de la ofrenda de flores a Sant Joan que también congrega a numerosos vecinos y vecinas entre participantes y público. En aquella ocasión, la Comissió de Fogueres de entonces decidió programar dicho acto el día 23 para que no se solaparan. Este año, en cambio, ni el encuentro de charangas -que lleva cuatro años celebrándose el penúltimo día de Fogueres- ni el Corpus, han modificado sus días de celebración y se han realizado casi al unísono.

En Aduanas del Mar, la procesión ha comenzado a las 18:30h teniendo como protagonistas a la custodia y a los niños y niñas de Primera Comunión. Numerosos vecinos y vecinas del núcleo han seguido el acto que ha recorrido cada uno de los nueve altares que se reparten por las calles más emblemáticas del barrio marinero.

En el Centro Histórico, el folclore ha precedido a la procesión por vigésimo segunda vez gracias al Grup de Danses Portitxol que, un año más, ha sacado a relucir parte del patrimonio cultural y festivo valenciano representado en este tipo de danzas procesionales y ritualísticas. Los escolares del municipio y los propios integrantes de la asociación han sido los encargados de llevar a cabo cada una de las danzas que han preparado durante meses.

Nanos, llauradors i llauradores, turcos y turcas, panderetas, pastoretes, bastones, cavallets, la popular magrana y la siempre enigmática Moma que vence a los pecados capitales entre otros; llenaron de colorido, música e identidad cultural un recorrido circular desde su salida en la Plaça de l’Eslgésia, por Sant Bonaventura, Plaça dels Germans Segarra, En Grenyó, Virgen del Pilar, En Forn, Placeta del Convent, calle Mayor, Plaza Celestino Pons y, nuevamente, la iglesia.

Este mismo trayecto es el que realizó la solemne procesión cuyo que siguió a las danzas y que dio comienzo, de forma puntual, en torno a las 20h, siendo también la Custodia bajo palio y los niños y niñas de Primera Comunión de San Bartolomé, los protagonistas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.