La red de saneamiento pasa de proyecto a idea

Por: Guiomar

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

El interventor municipal, Alberto Roche, acudió a la Agenda 21, junto con el técnico del área de servicios, Jaume Roqueta, para hablar con los ciudadanos sobre la red de saneamiento integral que el Ayuntamiento está contemplando construir. Este encuentro fue precedido por otros con del alcalde y algunos concejales con representantes de diferentes urbanizaciones de Xàbia.

 

La consigna parece haber cambiado, y tras varias reuniones con diferentes grupos de vecinos, ahora el Ayuntamiento no habla de proyecto, sino de idea, al referirse a la red de saneamiento que se contempla construir para todo el término que aún no está conectado a la depuradora.

Como explicó el técnico municipal al frente de las finanzas, Alberto Roche, en estos momentos el único paso que se ha tomado es que se ha abierto un debate social para conocer más de cerca la opinión de los ciudadanos, y es que no se quiere volver a repetir los errores del pasado.

Antes de siquiera plantearse realizar el proyecto de la red de saneamiento para todo el municipio, el Consistorio quiere tener claro que los ciudadanos apoyan esa decisión, y evitar así que suceda como en las obras del Centro Histórico, donde las opiniones de los vecinos sólo fueron escuchadas cuando ya era demasiado tarde.

 

En primer lugar Roche explicó que existe una directiva europea que tarde o temprano obligará a hacer la red de saneamiento, aunque no se sepa cuándo será el plazo último, ni las consecuencias del incumplimiento. En este sentido, hay que empezar a ver ya como cumplir esta normativa, y es que, en el mejor de los casos, si se decide seguir adelante con el proyecto, no se comenzaría a ejecutar antes de unos 5 años como mínimo.

 

La idea de instalar una red de saneamiento integral por todo el municipio no es sencilla en Xàbia, debido a su orografía y la dispersión de las urbanizaciones. Por este motivo, no sólo será seguramente más caro el proyecto, sino que será difícil encontrar otro municipio similar, que ya ha desarrollado esta infraestructura, y cuya experiencia pueda servir de referencia.

Después hay que buscar financiación, ya que si no se consigue subvencionar por lo menos el 50%, el coste del proyecto sería demasiado gravoso para los vecinos. También se debe contemplar cuánto habrá de pagar cada vivienda que tenga que conectarse a la red, y quién correrá con ese gasto -y es que en algunos municipios se ha optado por que sea la administración municipal la responsable.

 

Los vecinos presentes en el Foro dejaron ver que no son contrarios a la instalación de una red de saneamiento, si con ello obtienen un mejor servicio, se protege el medio ambiente y se cumple con una normativa que pronto será obligatoria. Pero lo que nadie cree lógico es pagar demasiado por ello.

 

Una de las sugerencias  que se hizo desde el público hacia referencia a la cuota del canon de saneamiento que aparece en todos los recibos de agua. Este impuesto que se pagar directamente a la Generalitat luego no se ha revertido en Xàbia hasta la fecha. Podría ahora la Conselleria compensar al municipio, ayudando a sufragar parte del gasto de la red de saneamiento.

 

Por otro lado, desde la Federación de Vecinos de Xàbia se remarcó el hecho de que la mencionada directiva europea también contempla la posibilidad de las fosas de oxidación, que cumplen con los criterios de sostenibilidad ambiental, en aquellos casos en los que la conexión de red sería demasiado costosa.

 

En cuanto al tipo de contratación que se debería hacer, el Interventor explicó que se haría un «diálogo competitivo», por el cual varias empresas proponen proyectos diferentes para dar soluciones alternativas.

Según la Federación de Vecinos, y considerando que el concurso ha de estar abierto a empresas europeas, quizá lo mejor sería contratar a una consultora de ingeniería externa para la redacción de las bases y del posterior contrato. Ésta contaría con más conocimiento y experiencia, y podría evitar que las empresas impusieran condiciones favorables sólo para ellas.

 

El alcalde, Eduardo Monfort, presente entre el público, resumió cómo procederá el Ayuntamiento. En primer lugar, se están realizando muchas reuniones con colectivos sociales y de vecinos para conocer sus inquietudes y opiniones. Segundo, «nos creemos con el derecho de exigir a Valencia el canon de saneamiento». Después, «se harán los viajes a Valencia, a Madrid y a Bruselas que sean necesarios para conseguir una subvención», y sólo si se consigue el 50% se podrá contemplar continuar hacia adelante. 

Además, también se estudiará lo que le costará a cada vecino conectarse y si es suficiente con tener una fosa de oxidación total que cumpla con las normativas. «No vamos a hacer como con los parking», aseguró Monfort, «y que los problemas surjan después».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.