La segunda cosecha de moscatel ecológica de Benitatxell se distribuye en la Marina

Por: Guiomar

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Comienza el tiempo de cosecha de la uva de moscatel. En el Poble Nou de Benitatxell la segunda cosecha del moscatel de producción ecológica BioMoscatell ya está llegando de los viñedos en las primeras mesas. En Xàbia se puede encontrar el Bio Moscatel en el «La alegría de la huerta«, en la plaza Joanet Martorell.

Ciento noventa y seis establecimientos de restauración y comercio se han interesado en formar parte de la red que distribuye el moscatel ecológico en la Marina Alta y Baja. La producción estimada de la temporada de este año es de 10.000kg, cultivados por ocho agricultores poblers que forman parte del proyecto de recuperación y reconversión de la uva de moscatel.

Al llegar agosto el color dorado de los racimos de moscatel denota el inicio de la temporada de cosecha de este producto típico. En el Poble Nou de Benitatxell ha comenzado la recolección de uva de moscatel romano cultivado con técnicas ecológicas. La experiencia pionera del BioMoscatell está siendo llevada adelante por agricultores locales que forman el grupo de dinamización de este proyecto dirigido por el técnico en agricultura ecológica, José Manuel Bisetto, y con el apoyo técnico de la Universidad Politécnica de Valencia.

El cambio hacia una dinámica ecológica que incorpore técnicas respetuosas y sin productos químicos es la base para conseguir un producto sostenible y, además, para conseguir el mantenimiento de la tradición agrícola de las tierras pobleras. Con este fundamento, nació el proyecto municipal que en estos momentos hace posible que cientos de personas saboreen las primeras uvas de moscatel ecológico de la temporada. Un producto sabroso al que se le añade una mayor calidad.

 

Interés por el producto autóctono y de calidad

El concejal de Promoción Económica de Benitatxell, Manolo Segarra, ha destacado «el interés que nuestro producto más típico ha despertado en los comercios, restaurantes y fruterías de la comarca, lo que supone el interés por un producto de calidad, con el valor añadido de la ecología y, además, una comercialización de proximidad justa de productos frescos y procedentes de nuestra tierra». Para el concejal, «la reconversión hacia una agricultura y un producto de calidad y arraigado en nuestra cultura es un distintivo que puede funcionar como sello de calidad futuro».

El producto final BioMoscatell no contiene residuos químicos, ni aditivos y proviene de una producción respetuosa con el entorno e integrada con los ciclos biológicos. La producción es reducida porque está en fase de investigación del proceso de producción. En este sentido, el técnico José Manuel Bisetto ha explicado que «la introducción de nuevas parcelas en el proyecto está haciéndose de manera progresiva para continuar con el ritmo de experimentación y controlar la adaptación de las plantas a la nueva dinámica». Sin embargo, «hoy en día pensamos que es posible ir aumentando la producción teniendo en cuenta los márgenes de la producción ecológica y fomentando un producto de calidad, sano y natural».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.