Las abejas del Montgó

7 marzo, 2015Por: Carlos López

9
Tiempo de lectura: 5 minutos
Francisco Cervera
Francisco Cervera

El Parque Natural del Montgó esconde entre sus entrañas numerosos secretos, uno de ellos es las más de 650 especies de flora que lo sitúan al nivel de países enteros como Inglaterra, pero también las centenares de colmenas que contribuyen a la polinización de todo el perímetro del parque.

Francisco Cervera es apicultor y tiene unas 850 colmenas, repartidas entre el Montgó, la Granadella y diversas localizaciones del interior de la comarca. Cervera, en colaboración con la concejalía de Fomento, ha organizado estos días una serie de excursiones para dar a conocer el papel de las abejas que llegaron a la tierra hace nada más y nada menos que entre 150 y 200 millones de años. Ahí es nada.

XAD participó el viernes en una de esas excursiones. La jornada comienza bien pronto y Cervera realiza una pequeña introducción sobre el mundo de las abejas y los productos que se obtiene con ellas: miel, jalea real, propóleo y polen. El más importante es la miel de la que destaca que es «no se estropea» y se puede poner en el mercado cuando hace falta «la gente consume más en invierno». No es como los agricultores que en 45 días tienen que recoger el fruto y colocarlo en el mercado, subraya el apicultor.

Otro de los productos es la jalea real, de la que asegura que «tomarse un kilo equivale a las proteínas que tiene un bistec de ternera de 2/3 kilos».  Del propoleo asegura que tiene muy buenas propiedades para las heridas en la piel, y menos para los problemas de garganta.

Esta es otra de las partes de la charla, los estamentos en los que se dividen las colmenas. La reina, las obreras, el zángano y las larvas. ¿Como una abeja pasa a ser reina? La respuesta la da el apicultor, la clave está en la alimentación en su fase de larva: si le dan jalea real, se convertirá en una reina, sino será una simple abeja obrera. La reina es la que más tiempo vive de 1 a tres años, mientras que el resto de abejas no pasan de los 50 días de hecho, fallecen «al caer la noche, en las flores a las que han ido a coger el polen».

Cervera comentó que las colmenas tienen una temperatura de 36 grados y que cuando las abejas lo pasan muy mal cuando hace frío. En los días en los que más ha bajado el mercurio, este apicultor coloca un plástico dentro de las cajas para evitar que el frío entre en el interior y se conserve esa temperatura. Además, en mayo cuando los rigores del calor empiezan a notarse en esta comarca, coge las colmenas y se las lleva a la cordillera cantábrica, allí hace más fresquito.

30.000 kilos de miel anuales 

Cada una de las colmenas de este apicultor puede acoger hasta 40.000 abejas y que al año de todas las colmenas que tiene extrae unos 30.000 kilos de miel. Cervera lamentó que desde hace dos la Generalitat haya eliminado las ayudas que venían de Europa para los apicultores pero aún así reconoció que «con mucho trabajo da para vivir». Según comento, de esas subvenciones el Consell debe aportar el 25%, pero con los recortes, al no poder ponerlo la UE decidió no mandar más dinero y se quejó de que en otras regiones estas líneas sigan transfiriéndose a los productores.

No obstante, este apicultor debe cuidar que cada reina de cada colmena esté bien, y sobretodo que cuando sale para que la fecunden los zánganos vuelva a esa misma colmena. También, como todo, debe cuidar que las abejas no enfermen, ya que «pueden tener muchas enfermedades».

En Xàbia, explicó el apicultor, se pueden hacer tres tipos de miel en función de la temporada del año en la que nos encontremos. Así son tres los tipos de miel que fabrican las abejas: milflores, azahar (cuando florece el naranjo) y de brezo, que es un matorral que crece en los montes y que tiene unas flores amarillas.

Cervera ahúma las abejas para que no se "enfaden"
Cervera ahúma las abejas para que no se «enfaden»

ohh dios! las abejas me rodean 

Tras la charla, llega el momento de ponerse una suerte de trajes espaciales para acercarse a la zona en la que se encuentran. Las vistas de la bahía de Xàbia son espectaculares, sobre unos terrenos que compró Mariano Rubio -el mismo que es propietario de la Punta del Arenal- Cervera tiene un grupo de colmenas. Un cartel avisa de la presencia de abejas y para que no se enfaden el apicultor ahúma la zona con una especie de botafumeiro de pequeño tamaño que alimenta con el material orgánico que queda al obtener el aceite de las aceitunas.

Entonces, empieza a abrir las colmenas y comienza a explicar lo que se ve dentro de ellas. En ese momento miles de abejas salen a volar y rodean a los extraños que acuden a visitarlas. Las abejas están por todos los lados y gustan de acercarse a los aparatos negros (como la cámara), olisquean todo Ellas también quieren hacer fotos. «No os van a hacer nada, poneros detrás de las cajas» avisa el apicultor. Renglón seguido todos nos ponemos en el lado contrario a donde se encuentra la puertecita por donde entran las abejas y observamos su trabajo, mientras se oyen miles de zumbidos alrededor.

Más alargada que las abejas, la reina se dedica a procrear y vive de 1 a 3 años
Más alargada que las abejas, la reina se dedica a procrear y vive de 1 a 3 años

Dentro de la colmena, hay diversos separadores (entiéndase) y a partir de ellos las abejas van rellenando con cera y así construyen su casa. Son centenares las abejas que hay en cada uno de esos paneles, que con un orden permite visualizar las diversas fases de la vida de la abeja: larva, obrera y reina. En uno de ellos localizamos a la reina, es mucho más alargada que el resto; en otro al zángano, su función «comer y procrear» dicho con palabras formales. El resto de abejas, las obreras en sus primeros días se dedican a alimentar a las larvas, posteriormente se encargarán de construir la colmena y concluyen su corta vida dedicándose al pecoreo: ir de flor en flor recogiendo polen para acabar falleciendo en una de esas flores. Todo ello en un mes y medio.

Cervera revisa que todo está bien en las diferentes colmenas, y asegura que algunas de ellas deberá duplicarlas «hay muchas abejas». Esto se hace poniendo una caja más encima. Mientras, en otras con menos tiene que ayudarlas para que el proceso natural haga que la colmena vaya creciendo: a más abejas más producción.

En otra de las colmenas el apicultor muestra la miel, e ipso facto uno de los visitantes pregunta «eso se puede comer», y respuesta directa de Cervera «claro es totalmente natural». El problema es que como te quites el traje corres el riesgo de que las abejas te frían. Así que la opción de probarlo se queda para otro día. Mejor hacerlo en casa que no hay riesgo.

Tras la visita, Cervera se muestra partidario de organizar más visitas para difundir la acción de las abejas y que la gente sea consciente de esta actividad y la importancia para el día a día de la naturaleza. Eso sí, en los meses de invierno que es cuando las abejas por el frío y las condiciones meteorológicas deciden quedarse en su casa y no trabajar.

Cervera no es el único apicultor de Xàbia. Vicente Gavilá también es otro apicultor que tiene algunas colmenas en la zona de Las Planas, en la parte de Dénia. Gavilá ya jubilado sigue cuidando sus abejas y a todos sus amigos y conocidos regala la miel que producen.

 

Las fotos son de Carlos López.

 

 

 

 

 

 

9 comentarios en “Las abejas del Montgó

  1. me puedes ayudar Vivo en Denia, y ayer 07-04-2020 una jolony entera de abejas aterrizó en mi jardín, y anidan en mi cobertizo. ¿Puedes quitarlo / llevarlo contigo? gracias

    1. Hola,
      Yo tengo el mismo problema.- Envieme un mensaje con su número de telefono al 659 766 448 y se lo facilitaré a un apicultor que viene mañana a las 8:30 a recogerlo, para que se ponga en contacto con Vd.

    1. No tiene tienda en Xàbia, que sepamos, la miel que produce la aporta a una cooperativa Apícola, que es quien la distribuye. Eso fue lo que nos comentó ese día. No obstante preguntaremos a ver en la concejalía si saben algo.

      1. Gracias Carlos por tus comentarios al respecto.Personalmente gasto mucha miel a lo largo del año,del orden de unos 10 a 12 kilos además de Jalea Real en invierno-primavera.Yo prefiero la miel monofloral y tomo la de romero,tomillo,almendro(son las mejores) y también las de brezo, encina,azahar y de montaña o multiflora.Ya me dirás lo que identifiques.
        Saludos
        Xabienc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.