Las aceras de la avenida Ultramar tendrán 3 metros en ambos lados

30 noviembre, 2017Por: Carlos López

0

La Diputación de Alicante ha publicado el concurso para la adjudicación de la obra de reforma de la Avenida de Ultramar, un proyecto que modernizará una de las zonas más alejadas de los núcleos urbanos y que tiene un presupuesto total que ronda los 930.000 euros.

Este proyecto que financian casi a partes iguales la corporación provincial y el Ayuntamiento de Xàbia comprende entre otras la renovación total de las aceras y la vía pública de este vial que se conoce también como segundo Montañar. Según los planos a los que ha tenido acceso esta redacción, la propuesta pretende ampliar a 3,3 metros las dos aceras de la calle. Una de ellas ya tiene esa medida, pero la otra -en el lado que linda con el mar- son muy estrechas, no llegan a 2 metros, con el fin según detalla el proyecto de “favorecer el tránsito peatonal existente”.

El espacio que ganan las aceras lo pierde la superficie de la calle que pasará de 8 metros a 6,40, suficiente para que circulen sin problema dos vehículos uno por sentido.

El proyecto prevé la renovación completa del pavimento de las aceras que se encuentran en “deteriorada debido a su antigüedad y a las reparaciones que se han realizado” y su sustitución por losas de hormigón. Además se ha previsto la mejora de la captación de aguas pluviales así como la colocación de nuevos imbornarles de recogida de aguas.

Pero además incluye la renovación de las redes de agua potable, así como la instalación de las tuberías para el gas ciudad, una inversión que se completará en la medida que la empresa Redexis Gas vaya extendiendo la red más allá de los núcleos urbanos. Así como del alumbrado público, mediante torres de 9 metros de altura.

“Actuación especial en la séquia de la Noria”

Aspecto que tendrá la avenida de Ultramar en el punto que se cruza con la sequia de la Noria.

Por otra parte, el proyecto tiene en cuenta la presencia de la séquia de la Noria en la avenida de Ultramar y le obliga al adjudicatario de la obra a realizar una “actuación especial” al tratarse de restos romanos. Concretamente deberá hacer un “tratamiento singularizado del pavimento con sillares de piedra natural tipo arenisca fósil, propia de la localidad”.

Además se formará “una superficie ondulada a forma de bóveda rebajada” y se actuará en las defensas existentes a ambos lados de la calle “para dotar de suficiente seguridad y posibilitar la visualización” de la séquia de la Noria. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.