Las calles del Centro Histórico de Xàbia afrontan el reto de engalanarse con motivo de las fiesta de Fogueres

21 junio, 2018Por: Alvaro Monfort

1

“Lo que aguante, aguantará”. “Este año lo hemos colocado todo más alto y por arriba para dificultar que lo rompan o se lleven algo”. “Ese adorno de ahí lo has puesto así para que se lo lleven, ¿verdad? ¡Menos mal que tenemos de sobra para reponerlo!”.

Lean detenidamente estos comentarios y analicen su profundidad. Se han escuchado estas tardes en las calles del Centro Histórico de Xàbia que sus vecinos han decidido engalanar con motivo de las fiestas de Fogueres y contribuyendo así, a mantener viva una tradición de increíble belleza y en peligro de extinción. El tono irónico -buscando quitarle hierro a la problemática- siempre acompaña a estos enunciados. Pero la mirada delata y en ellas siempre existe la resignación y el anhelo de que este año no suceda nada. No son comentarios nuevos. Se repiten en cada edición y festividad local. Cuando parece que comienza a recuperarse el gusto por embellecer las calles de forma artesanal, más se acrecientan las quejas ante la falta de protección que, incluso, afecta a las portalaes que indican el domicilio de una quinta.

Entonces, ¿por qué continuar arriesgándose e invertir tiempo y dinero en un esfuerzo poco valorado por la administración, la organización y ciertos sectores de la población? “Cabezonería” argumentan entre risas algunos vecinos. “Porque si ellos se creen fuertes en unos pocos minutos, más lo somos nosotros que trabajamos durante meses en ello”, comentan otros. “Porque es nuestra calle. Nuestro hogar. Porque es lo que hemos visto a hacer a nuestros padres y abuelos y está en nosotros seguir haciéndolo”, narran convencidos.

“Porque esto… es el resultado de engalanar las calles”. Lo dice un vecino señalando a la gente que trabaja. A los hombres subidos en las escaleras atando guirnaldas siguiendo las indicaciones de los más expertos. A las personas mayores sentadas en su portal contando anécdotas a los más jóvenes mientras pasan un cordel por unas banderolas, a los matrimonios jóvenes que forman una cadena de trabajo y a los niños que van surtiendo de material a quienes lo necesiten.

Porque la confección de las calles engalanadas es un bien digno de preservar por su agente creador y transformador. Creador en tanto que construye lazos vecinales al servicio de fin común, sano, creativo y de iniciativa puramente popular cuyo objetivo es el de crear un pequeño universo que contribuya a engrandecer el núcleo y la fiesta transformando el entorno urbano en una muestra artística pública al aire libre. Componentes muy de moda en la política social que, en este caso, se encuentran intrínsecos en el carácter mediterráneo de nuestra región. Y que, en Xàbia, tanto en las fiestas de Fogueres como en las de la Mare de Déu de Loreto encuentran su pequeño protagonismo, pero no logran lucir en su esplendor -en parte- por culpa del vandalismo.

¿Es que ahora hay más vandalismo? No y sí. Ahora lo que existen son más medios para que uan denuncia vecinal llegue a más gente y alcance relevancia y notoriedad. ¿Falta concienciación? Probablemente. Algunos vecinos de la calle Jesús Nazareno (que este año no engalana con el mismo vigor porque están cansados de ver como su esfuerzo es mancillado todos los años) abogan por crear una agrupación de las calles engalanadas del Centro Histórico con el fin de buscar soluciones que se traduzcan en vigilancia, consenso unificado, apoyo mútuo y búsqueda de garantías que permitan defender el trabajo expuesto y que faciliten a otras calles que no tienen recursos humanos, el poder engalanarse.

Xàbia al Dia realiza desde hace tres años la campaña Respectem i Compartim els Engalanats! cuya difusión se centra en las redes sociales y que lanza mensajes que recuerdan a los usuarios que detrás de las calles engalanadas se encuentran nuestros vecinos, nuestra tradición, fiesta, esfuerzo y creatividad. Una iniciativa particular que goza de aceptación por parte de la ciudadanía, pero de la que no se hacen eco las entidades competentes y garantes de su preservación.

Las calles engalanadas también suponen un aliciente para el comercio y la restauración del casco histórico como un atractivo que invita a los vecinos y visitantes a recorrer sus calles y elegir quedarse a disfrutar de la gastronomía o realizar sus compras en aquellos rincones que resulten más especiales. Y si algo caracteriza a los engalanados es su poder atrayente y acogedor. Muchas calles mantienen su trabajo montado a lo largo de todo el verano convirtiéndose en algunos de los reclamos más fotografiados en las redes sociales de Instagram y Pinterest.

 

Las calles engalanadas de les Fogueres de Sant Joan 2018

Tres son las calles engalanadas de forma totalmente artesanal (una menos que en la pasada edición con la baja de la calle Jesús Nazareno). Luego, existen otras que bien por tradición o porque una de las jóvenes de la misma es quinta este año, se han sumado a embellecer sus demarcaciones con guirnaldas y plantas.

Partiendo desde Correos, y buscando las calles engalanadas artesanalmente, la primera es el Tossal de Baix con Sant Agustí. Los vigentes ganadores del concurso de Fogueres muestran un trabajo que comenzó a gestarse después de Navidad durante tres o cuatro noches a la semana con un grupo de unas siete personas.

No recurren a ningún tema concreto y buscan la sugestión del espectador. Su intención era aprovechar el fleje (la cinta continua blanca que se utiliza para la total sujeción y embalaje de cajas y mercancías) que les sobró el año pasado y realizar capazos y cestas de llata siguiendo la forma tradicional de trenzar el palmito o margalló. Sin embargo, pronto se dieron cuenta de la dificultad dada la rigidez del material y desecharon la idea. En su lugar, han creado su particular llata en las “explosiones” que se disponen a lo largo de toda la calle y que han combiado -al inicio, mitad, final y paredes- con tiras de plástico azul de botellas de agua trenzadas.

Toda una proeza de reciclaje a la que han sumado adornos realizados con malla azul de la que se emplea para el aislamiento en la construcción, centros que han colocado en las paredes de las viviendas y plantas en la parte inferior.

¿Dónde está el premio económico que obtuvieron tras lograr el primer puesto del concurso del año pasado? Lo invirtieron en Navidad en el engalanado que también confeccionan por esas fechas.

Siguiendo nuestro recorrido, más adelante, nos tropezamos enseguida con la calle Sant Pere Màrtir. El año pasado se atrevieron y volvieron a engalanar toda la calle al completo tras unos años adornando sólo un pequeño tramo. En esta demarcación se conjuga uno de los grandes valores que posee el engalanado de calles: la multiculturalidad de unos vecinos que, sin ser todos de Xàbia ni del país; se suman y comparten esta tarea creativa.

Eso sí, la ideóloga es de Xàbia y tiene perfectamente calculado el engalanado y dónde va cada guirnalda y cada detalle. En febrero comenzó a gestarse esta colorida y detallista oda a la Primavera en el que han trabajado “a ratillos y repartiendo las tareas por casas marcando horarios y fechas de entrega”. Cada vivienda ha aportado una simbólica cuota de 10 euros para cubrir los gastos de todos aquellos materiales que no son reciclados.

Es digno de admirar la cantidad de pequeños detalles que surcan el techo del engalanado entre pequeñas y grandes flores, insectos y cadenas con eslabones de cartón reciclado y tiras de plástico. Un trabajo que han colocado “más alto para dificultar que alguien se lleve algo”. En Sant Pere Màrtir comparten la premisa de otras muchas calles de que “si alguien quiere algunos de los adornos, que venga a hablar con nosotros después de fiestas y llegaremos a un acuerdo”. Generalmente, los vecinos no pueden almacenar todo lo creado y lo dividen entre lo desechable, lo reutilizable, lo que posee un valor sentimental por el trabajo que ha requerido y lo que tirarán por falta de espacio a menos que alguien lo solicite.

Muy cerca, la calle En Forn vuelve a jugar con el impacto visual de su colorido. El pasado año transportaron a los viandantes hasta lo más profundo de la selva tropical recurriendo a una paleta de tonalidades verdes. Este año recurren a un vivo azul que con 2.000 banderolas recortadas a mano que crean un ambiente fresco.

Las guirnaldas están rematadas con 100 coloridas caras de los personajes más conocidas del mítico Barrio Sésamo realizadas en goma-eva resistente al sol y que repele el agua. Han hecho de sobra “porque muchas no llegarán al día 24. Así vamos reponiendo”, cuentan. El engalanado lo complementan unas pizarras que ilustran algunas de las enseñanzas más conocidas que difundió el conocido programa de televisión.

Según cuentan a XAD, empezaron a trabajar después de las fiestas de Jesús Nazareno siendo un grupo de un máximo de 10 personas. En el engalanado de este año han invertido el dinero que sobró del año pasado y el correspondiente al segundo premio que lograron en 2017 por lo que este año no han solicitadoninguna cuota vecinal.

Sin tanta manufactura artesanal, otras calles se han sumado a embellecer sus demarcaciones con motivo de las fiestas. Es el caso de las calles Santo Domingo, Dels Cups y Mare de Déu de la Soletat que han colocado guirnaldas, banderolas y nidos de plástico y papel para contribuir a engrandecer la fiesta. Por su parte, las calles Jesús Nazareno y En Finestrat han colocado plantas con flores que siempre aportan un toque natural, embellecen la escena urbana e invitan al paseo en unos días en los que el buen tiempo y el ambiente festivo invitan a deambular por las calles del Centro Histórico.

Si quieres ver todas las fotos de las calles engalanadas pincha en nuestro álbum de facebook.

Un comentario en “Las calles del Centro Histórico de Xàbia afrontan el reto de engalanarse con motivo de las fiesta de Fogueres

  1. ¡Y bien bonitas y originales que les han quedado! Aunque, por falta de tiempo, esta mañana solo he podido ver unas pocas, esperemos que no las estropeen o arranquen esos bárbaros que no respetan el trabajo ajeno. ¡Enhorabuena a todos los que han colaborado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.