Las familias con niñas afectadas por la vacuna contra el VPH forman una asociación

30 noviembre, -0001Por: Guiomar

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Los familiares de las niñas que han sufrido posibles efectos secundarios graves al recibir la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), principal causante del cáncer de cuello de útero, se han unido para detener la campaña de vacunación hasta que exista consenso completo sobre su seguridad, según la Asociación de afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAVP).

Esta iniciativa consolida meses de lucha de unos padres que aseguran que sus hijas han sufrido adversos efectos secundarios a causa de la vacuna contra el papilomavirus, comercializada bajo el nombre de Gardasil. Durante todo este tiempo, las jóvenes, anteriormente totalmente sanas, no han parado de entrar y salir de clínicas y hospitales a causa de toda una serie de síntomas que les han impedido hacer una vida normal, en algunos casos llegando a afectar su movilidad seriamente.

Por el momento, entre las familias que integran esta asociación se encuentran seis de la Comunidad Valenciana, dos de las cuales son de Xàbia.

Las familias aseguran que las niñas han sido afectadas por la vacuna, ya que anteriormente estaban totalmente sanas. Sin embargo, la comunidad médica siempre se ha mostrado reacia a reconocer los síntomas como efectos secundarios del medicamento, a pesar incluso de que en el prospecto de éste se fueran incluyendo progresivamente los mismos efectos negativos sobre la salud que las niñas aseguraban tener.

Por el contrario, los padres recibían la explicación de los médicos de que las menores eran «fabuladoras». Para colmo, los resultados de las pruebas médicas a las que se sometían a las niñas a menudo llegaban tarde, cuando los síntomas ya eran otros, o simplemente no llegaban nunca.

Como explicamos en XAD en el artículo titulado La vacuna contra el miedo al cáncer de útero, uno de los efectos secundarios más destacados que han sufrido las niñas afectadas de Xàbia es la hipersensibilidad. Cada vez que eran tratadas de algún síntoma, aparecían los efectos secundarios del medicamento. A causa de esto han ido sufriendo diferente problemas de salud, uno de detrás de otro.

 

A pesar de que la versión oficial resta importancia a los síntomas de las niñas afectadas por la vacuna, lo cierto es que por todo el mundo en desarrollo han surgido miles de casos de personas que aseguran estar afectadas por una de las dos vacunas contra el VPH. En E.E.U.U. y  Alemania incluso se han denunciado casos de muerte.

 

La AAVP se ha creado con la colaboración de Abogados en Defensa de la Salud. Gracias al apoyo de este colectivo, la asociación presentará en la Conselleria de Sanidad y en el Ministerio un escrito pidiendo que se detenga la campaña de vacunación contra el VPH en la Comunidad Valenciana.

Otra de las acciones que se están llevando a cabo es una campaña de recogida de firmas para conseguir apoyo y transmitir su mensaje de atención sobre la vacuna contra el papilomavirus.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.