Les Fogueres se alzan en sus demarcaciones marcando la recta final de la fiesta

21 junio, 2019Por: Alvaro Monfort

1
Tiempo de lectura: 4 minutos

Tras el susto de ayer cuando el viento tumbó la figura principal del cuerpo central de la Foguera Central y después de que el equipo del artista Josep Sanchís estuviera toda la jornada arreglando los desperfectos y volviendo a poner en pie todo lo que se había venido abajo, tanto ésta (ubicada en la Plaza de la Constitución) como la Foguera Infantil en la Placeta del Convent; ya lucen en todo su esplendor devolviendo la fiesta al Centro Histórico.

XAD ha querido respetar el trabajo del equipo de Miramar hasta que terminase de subsanar los desperfectos para poder realizar su habitual crónica desgranando las hogueras plantadas este año. Sanchís es, un año más, el encargado de su confección tras ser el único artista que presentó dos proyectos (grande e infantil) al concurso público que desde hace dos años realiza el ayuntamiento de Xàbia tras la entrada en vigor de la nueva ley de contrataciones.

Como quizás hayan apreciado los vecinos y vecinas del municipio, la estética de la Foguera Central ha cambiado en los últimos años. Ahora no es que sea “rara”. Ahora se ha “foguerizado” y tanto el consistorio como la Comissió han optado por un estilo más próximo al que se planta en la ciudad de Alicante y que abandona las formas más redondeadas, los grandes mazacotes y el modelado clásico más propio de las Fallas de Valencia.

El estilo foguerer se caracteriza por la abstracción que da pie a la libre interpretación del espectador, las formas figurativas y geométricas, el onirismo, la estilización de sus composiciones alargadas y en forma de palmera (rectas y abriéndose en el aire en la parte superior para ganar en impacto visual) y una amplia variedad cromática que en los últimos años ha variado cambiando los tonos pastel por aquellos que producen un fuerte contraste entre sí. Gran parte de estas señas de identidad pueden apreciarse en el cuerpo central y remate de la foguera plantada en Xàbia.

Aún con todo, un estilo y otro no están reñidos y tienen cabida en cada una de las dos festividades donde la finalidad ancestral es la de satirizar sobre lo acontecido a lo largo de todo un año y quemar aquello perjudicial o que requiere de un cambio.

La Foguera Central lleva por lema Enquadres y el espectador que la visite puede encontrar en sus escenas un pódium ya conocido sobre el resultado electoral de las elecciones municipales en el que unas calabazas, vuelven a representar a cada uno de los partidos políticos que se presentaron en Xàbia. Sobre cada uno de ellos ironiza sobre acciones que realizaron durante la campaña o remueve fantasmas del pasado. Sobre el gran triunfador de los comicios, el PSPV-PSOE, le pide que gobierne bien y para todos.

En otra escena, un grupo de xabieros de la antigua escuela ataviados con la indumentaria tradicional, reclama que vuelvan los conciertos de grupos que la gran mayoría conozca y que abarquen un gran espectro de público en vez de los grupos de rock que están acudiendo los últimos años a la fiesta de Fogueres y que sólo conocen los más jóvenes.

También se critica la línea continua de la carretera de Gata que la conselleria habilitó para reducir la siniestralidad y evitar los adelantamientos pero que impedía el acceso a la fábrica de Pons Químicas, dificultaba la salida con destino a Xàbia desde el centro hípico y el acceso de propietarios a sus residencias.

Otro de los temas alude al estudio que se encargó para analizar el futuro del Mercat Municipal y que ha originado una serie de acciones (Mercatap, festa del producte fresc etc) que hacen que, según la Foguera, los vecinos y vecinas duden de que esa sea el camino a seguir para revitalizarlo. También ironiza sobre las bicicletas amarillas de alquiler Bike2Use para desplazarse por el municipio y que muchos se dedicaban a dejar tiradas en cualquier lado, tras su uso, en vez de devolverlas a su unidad de permanencia.

Por último, uno de los platos fuertes de la foguera aborda uno de los grandes temas de este año a nivel local como es la licencia que su día otorgó el ayuntamiento para la construcción de un restaurante en la última parcela virgen del Segundo Montañar y que, tras el revuelo mediático, reculó reconociendo su error y declarando la lesividad del permiso, suspendiendo la licencia y dejándolo en manos de los tribunales. En la escena de la foguera, un ninot deshoja una margarita emulando a un propietario que solicita una licencia y entonando un “Ahora sí, ahora no, ahora sí, ahora no…”

Por su parte, la Foguera Infantil de este año «es la leche.» En ella, una vieja oveja ve cerca sus últimos días como productora de leche en detrimento de unas robustas y vigorosas vacas jóvenes. En torno a 15 ninots conforman la propuesta dedicada a los más pequeños que también ha confeccionado el equipo del artista Josep Sanchís.

 

Un comentario en “Les Fogueres se alzan en sus demarcaciones marcando la recta final de la fiesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.