L’Escalda de la pasa supera las fronteras de la Marina Alta para conseguir el BIC

12 marzo, 2018Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

L’Escalda de la pasa ha superado las fronteras de la Marina Alta y se ha expandido por otras comarcas donde la uva también se convertía en pasa a través de un proceso similar, con el fin de abarcar más territorio y lograr la ansiada designación como Bien de Interés Cultural Inmaterial.

Esta semana el alcalde de Jesús Pobre, Javier Scotto, presentó el nuevo expediente de solicitud del proceso por el que la uva de moscatel se convertía en pasa y que intenta impulsar y recuperar desde que accediera a la alcaldía de esta localidad. Por uno de los primeros cambios, es que la “candidatura ya no era solo de Jesús Pobre”, reconoció Scotto, aunque remarcó que eso no es óbice para que el pequeño municipio siga liderando el proceso de puesta en valor de l’escalda de la pasa que tanto supuso para toda la Marina Alta a finales del siglo XVII y XIX.

El expediente de declaración será retomado y el alcalde se mostró esperanzado que para este año este listo “es un momento simbólico y muy interesante” que en l’Escalda que haremos en agosto ya estuviera.

Con una cuidada presentación “encuadernada y cosida a mano” como un guiño a las mujeres y hombres que realizaban l’escaldà entonces el expediente ha sido remitido de nuevo a la Conselleria de Cultura. Incluye una indentificación de la zonas geográficas: la Marina Alta y Baja, la Safor, la Vall d’Albaida, la Ribera Nord y Sud, así como l’Horta, así como colaboraciones de la Macma, el Iecma, Ieva (Institut d’Estudis de les Valls) y la asociación Riu Rau Vius, Rius Raus Albernisa, o “grandes activistas como Ximo Bolufer, Lluis Fornes o Carlos Fuster.

Un repaso por la evolución histórica de la pasa desde los romanos hasta nuestro tiempos

Scotto destacó que en el expediente hacen un repaso por la historia y las referencias al cultivo de la uva y el escaldado para crear pasa. En concreto se refirió a que hace más de 2.000 años “en los textos de Moderat Columela” del año 42 a.C ya explicaba como se escaldaba. También en los siglos XIII y XIV “hay constancia de documentos comerciales” y Joanot Martorell en 1444 recoge una referencia de que parte de una deuda se pagó con pasas”.

Juan Cabanillas en el siglo XVIII y Roc Chabàs en el XIX también aparecen en el expediente, y posteriormente María Ibars “fue quien puso el broche de oro al proceso”. En este repaso histórico no podía falta el pintor de la luz, y Sorolla también recogió en sus obras l’escaldà.

600 firmas individuales y 20 ayuntamientos

Asimismo se ha incluido unas 600 firmas ciudadanas, “que iremos ampliando”, 5 acuerdos de asociaciones vecinales, 20 ayuntamientos, 2 institutos culturales, la asociación de los Rius Raus y los acuerdos de las Diputaciones de Alicante y Valencia. Todo un abanico de apoyos con el fin de conseguir que l’Escaldà sea declarada bien de interés cultural inmaterial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.