Lorena Ros y Laura Torres serán las Abanderadas de las fiestas de Moros i Cristians de 2019 en Xàbia

21 enero, 2019Por: Redacción

0

Las fiestas de Moros i Cristians de Xàbia ya tienen representantes para este año. Lorena Ros Martínez y Laura Torres Salvador serán las Abanderadas Mora y Cristiana de 2019. Lorena representará al bando de la media luna y pertenece a la filà Almoradins que, además, ostenta la Capitanía del presente ejercicio; y Laura, de la filà Ballesters, representará al bando de la cruz. Su proclamación y andadura como máximos cargos de la fiesta tendrá lugar el sábado 2 de enero durante los actos del tradicional Mig Any.

Las dos jóvenes llevan la fiesta en la sangre desde hace mucho tiempo. Lorena está a punto de cumplir 19 años y es estudiante de Psicología. En un futuro le gustaría especializarse en la rama forense de la misma y, según cuenta, desde los cinco años, ha estado vinculada a la filà Almoradins: “Entré a formar parte de la filà cuando era una niña y durante años participé tanto en la escuadra infantil como en la de jóvenes. Luego, con el tiempo y al dejar de sacar una escuadra de mujeres Almoradins en los Desfile de Gala, dejé de desfilar; pero mi vinculación con la filà nunca se ha perdido. Desde entonces he hecho vida en la kábila y he ayudado cuando se me ha necesitado, incluso poniéndome una chilaba para echar una mano durante los desfiles. Ahora, desde el año pasado y con vistas a la Capitanía, las mujeres volvemos a tener nuestra escuadra en la filà”.

Laura tiene 31 años y trabaja como ingeniera de caminos. Desde hace más de diez años pertenece a la fiesta y su vinculación con la filà Ballesters le viene de familia. Recuerda que, en ella, ha hecho de todo: “desde llevar el estandarte en los desfiles, desfilar en la escuadra de mujeres y hasta salir en la escuadra de hombres porque ésta estaba falta de componentes”. Actualmente, también forma parte de la Junta de Festes en representación de su filà y conoce de cerca todo aquello que comporta ser Abanderada ya que su hermana Carmen fue Abanderada Cristiana en 2016.
Laura confiesa que tenía muchas ganas de ser Abanderada y de que llegara este año porque hace tiempo que sabe que en 2019 tendría la oportunidad de representar al bando cristiano. En cambio, para Lorena ha sido toda una sorpresa porque nunca esperaba llegar a ser Abanderada y le sorprendió mucho cuando le comunicaron que habían pensado en ella para ejercer el cargo.

Las dos nuevas Abanderadas reconocen que es un honor poder representar a la fiesta de Moros i Cristians “porque también supone representar a numerosos vecinos y vecinas (de distintas edades y nacionalidades) y a la cultura, tradición, fiesta e historia de Xàbia”. Para ellas, el cargo de Abanderada, tal y como se entiende en el municipio, es un símbolo de la mujer poderosa ya que, a diferencia de otras poblaciones, no se encuentra ligado a la figura de un Capitán; sino que tiene autonomía por sí solo. “Es una mujer la que encabeza a un ejército de guerreros y guerreras y la que ejerce como nexo de unión entre ambos bandos a la hora de rememorar, en hermandad y armonía, un hecho histórico de nuestro pasado”, narran.

Las mujeres que ostentan el título de Abanderada saben que la representación conlleva desligarse, a la hora de cada acto, de los suyos, de su filà. Sin embargo, para Lorena y Laura tiene un lado positivo y es el poder descubrir la fiesta desde otra perspectiva y poder compartirla, en primera persona, con los demás cargos festivos del municipio. Por eso, ambas ya tienen ganas de vivir ciertos actos concretos siendo las máximas representantes de la fiesta.

Lorena lo tiene claro: el Desembarco. “Gana el bando moro y conquistamos el castillo”, sentencia. En cambio, Laura espera con ganas un sencillo acto que, para ella, es muy emotivo: la Ofrenda de Flores en el carrer Sant Jaume. “En esa calle vive mi abuela, me he criado allí y tengo muchas ganas de vivirlo y tomarme la misma foto que me tomo todos los años con ella; pero esta vez como Abanderada”. Cabe recordar que la ofrenda y entraeta en dicha calle posee un sabor muy especial para todos los festeros dada la amabilidad y cortesía con la que cada año, los vecinos y vecinas de la misma, reciben a la fiesta.

Ambas están orgullosas de poder abanderar la fiesta en un momento en el que ha sabido reinventarse a sí misma y crecer en repercusión en los últimos años fruto del esfuerzo y trabajo de su Junta de Festes y de sus filaes. “A lo mejor no somos tantos participantes como éramos hace unos años, pero el sacrificio que realizan todos y cada uno de los festeros por sacar adelante sus filaes, y con ello a la fiesta, es encomiable”, señalan. “Pertenecemos a una fiesta que tiene todos los ingredientes para diferenciarse y destacar por sí sola. Pero, para ello, debemos poner todos de nuestra parte para que sea un éxito en todos los sentidos”, indican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.