Los grafitis de la Candelaria que datan del siglo XV atraen el interés del Instituto Valenciano de Restauración y Conservación

Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Diversos técnicos del Instituto Valenciano de Restauración y Conservación visitaron ayer por la tarde la Casa de la Candelaria donde hace unas semanas y tras unas catas preventivas aparecieron unas pinturas en las paredes que podrían datar del siglo XV

Según han informado desde el ayuntamiento, la expedición valenciana estaba encabezada por la máxima responsable de ese organismo encargado de la politica de restauración y conservación de Bienes Culturales y del Patrimonio (como podría ser la Iglesia.. pero eso no toca), Carmen Pérez, así como diversos especialistas, acompañados del arqueólogo municipal, Ximo Bolufer y la concejala de Cultura, Empar Bolufer. 

Las catas arqueológicas previas a la restauración del edificio, cuyo estado de ruina ya denunció hace unos meses XAD y que obligó a la intervención de urgencia por parte de la brigada municipal,  revelaron en las capas más antiguas del encofrado un conjunto de dibujos a carbón que el arqueólogo municipal, Joaquim Bolufer, ha fechado en el siglo XV.

Al parecer, se trata de dibujos que representan varias embarcaciones a vela, dos figuras que parecen bailar y un guerrero armado con espada corta y escudo. Los grafitis son de carácter esquemático y están distribuidos por varias paredes del piso superior de esta casa, que inicialmente fue un palacete gótico y ha sufrido varias ampliaciones.

Según recoge la nota de prensa municipal, Pérez mostró interés por la consolidación y conservación de los dibujos y brindó el apoyo técnico y material del instituto valenciano para que se puedan preservar estos vestigios del arte mural medieval una vez esté restaurado un inmueble que también es muestra de interesantes elementos arquitectónicos, como los arcos interiores. No en vano, esta expresión artística constituye un documento histórico y cultural de gran interés, puesto que además de ser fuente directa de información, aporta la visión espontánea de colectivos sociales populares que difícilmente se registran en fuentes escritas. En este caso, parecen revelar aspectos de la villa como fondeadero de barcos en la época medieval.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.