Los Juniors de Xàbia despiden el curso con ritmo hawaiano y la imposición de sus símbolos

31 mayo, 2017Por: Redacción

0

El pasado sábado, los Juniors de Nuestra Señora de Loreto pusieron fin al curso 2016-2017 con una gran fiesta con ritmo y sabor hawaiano. Los niños y jóvenes que forman parte del grupo parroquial de Aduanas del Mar, disfrutaron, junto a sus familias y amigos; de todas las actividades preparadas por el equipo de educadores del Centro Juniors.

Por la tarde, las celebraciones comenzaron a las 16h con un gran juego inspirado en los personajes y ambientación de la última película de Disney, Vaiana. La historia de la joven hawaiana sirvió de pretexto para realizar un símil con la misión evangelizadora que los Juniors poseen. Al igual que Vaiana, ellos deben salir de su arrecife (la parroquia) para surcar los mares, enfrentarse a numerosos “obstáculos y peligros“ y transmitir la Buena Noticia. La gymkana se desarrolló por las inmediaciones de la iglesia y sus calles adyacentes.

 

Posteriormente tuvo lugar una eucaristía de acción de gracias en la que, además, tuvo lugar la imposición de símbolos a las distintas etapas de Juniors. Así, se otorgaron las cruces, pañoletas y crismones correspondientes como muestra del compromiso que adquieren los niños y jóvenes en su camino como miembros del Movimiento.

Al finalizar la celebración, se hizo entrega de la lámpara de aceite. Un gesto que, cada año, corresponde a una persona o colectivo que posea un especial vínculo con el Centro Juniors de Xàbia o la parroquia de Aduanas “para que no deje de ser luz y continue, con lealtad y alegría, su labor al servicio de la comunidad“. En esta ocasión, el reconocimiento fue para Teresa Sala, sacristana de la parroquia, que recogió emocionada la lámpara de barro.

También se otorgaron los premios del concurso de dibujo y fotografía que se realizaron aprovechando la presencia de la imagen de Jesús Nazareno en la parroquia a principios de mayo. Los ganadores fueron, en el apartado de dibujo, Luis Font y Hugo Bourgeois; y Paula Guardiola y Pablo De Scals en el de fotografía.

Por la noche se realizó una cena de hermandad en la calle Pío X que contó con la presencia de más de 150 invitados con música, pólvora, juegos para padres e hijos y una gran rifa en la que participaron comercios de Aduanas como Casa Mata, Bar Sunny, Estanco de Aduanas, la taberna Andares Ibéricos, Restaurante Cande y la tienda de moda y complementos Mus, entre otros.

El Centro Juniors Nuestra Señora de Loreto iniciará un nuevo curso después del verano. Mientras, durante julio y agosto, sus educadores desarrollarán las actividades de Verano en Parroquia para niños y jóvenes que ofrece la parroquia de Aduanas del Mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.