Los Moros y Cristianos estrenarán un nuevo castillo para realzar el desembarco, la embajada y la reconquista

10 julio, 2017Por: Redacción

0

Las fiestas de Moros i Cristians de Xàbia están, desde los últimos años, en auge. Al completo y consolidado programa de fiestas hay que sumarle los esfuerzos de la Junta de Festes por introducir mejoras que realcen los actos más arraigados y característicos de la fiesta.

Entre las novedades de la edición de 2017 se encuentra la incorporación de un nuevo castillo que servirá de telón de fondo y eje principal en torno al cual girarán el Desembarco, la Embajada y asedio Moro y la Reconquista Cristiana. De esta forma, los actos de recreación histórica contarán con un nuevo e importante aliciente creado especialmente para el municipio de Xàbia y sus fiestas de Moros i Cristians.

El presidente de la Junta de Festes, Fernando Piles trasladó a la concejalía de Fiestas; su intención de dotar a la celebración de un nuevo escenario acorde al nivel, peso y tradición histórica que posee la fiesta a día de hoy sin que esto supusiera un incremento o disminución de la asignación que otorga el consistorio.

El antiguo castillo ha cumplido con creces su función.

Así, el concejal de Fiestas, Toni Miragall, y Piles han convenido con la empresa Baluarte -que confecciona el castillo- una financiación a plazos en cuya inversión se destinará el coste que cada año suponía el montaje, acondicionamiento y desmontaje de la fortaleza que existía previamente. Su almacenamiento y conservación se realizará en un espacio cerrado propiedad del ayuntamiento para evitar su deterioro. Miragall, ya adelantó durante la presentación del Llibre Fester que este castillo era “la mejor aportación que podía hacerse a la fiesta en esta nueva edición” en unos actos que ganan en adeptos y vistosidad cada año.

El nuevo castillo está realizado en poliestireno expandido sobre una estructura sólida de hierro en cuyo interior albergará diferentes alturas para la situación de los cargos festeros, Embajadores Moro y Cristiano y los estandartes de la fiesta.

Sus dimensiones son de 6 metros de altura, 9 metros de largo y 5 metros de ancho. Además, cuenta con un revestimiento de 600 kilos de pintura proyectada que darán el aspecto de fortificación de piedra además de servir de protección. Por último, contará con banderas ornamentales según el bando que custodie el castillo.

En palabras de Fernando Piles: “es lo bastante ligero para facilitar su transporte y carga sin necesidad de grandes maquinarias y lo suficientemente robusto para que resista golpes y las inclemencias del tiempo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.