Los vecinos de Balcón al Mar contratarán su propio cartero para que Correos no les haga bajar todos los días a la oficina

14 diciembre, 2017Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

Los vecinos de las urbanizaciones de Xàbia han destacado siempre por ir un paso por delante de las grandes corporaciones o los ayuntamientos. Una vez más han demostrado que si se unen pueden encontrar una solución y ahora ha sido tras la decisión de la empresa pública Correos de no llevarles las cartas a los bloques de buzones que les obligó a instalar hace ya algunos años.

Tal y como ha informado esta redacción Correos ha remitido misivas a miles de vecinos de las urbanizaciones de Xàbia en las que contador en mano les ha explicado que no puede prestarles el servicio público que presta: el de llevarles las cartas. En lenguaje plano, que no quiere gastarse dinero en un servicio que le suponía un elevado gasto, para ello se escuda en una orden de la Comisión Nacional de la Competencia.

Por este motivo, y ante la dejadez de esta empresa de capital cien por cien pública, los vecinos han decido movilizarse y organizarse para cumplir los requisitos que exigía esta empresa. Uno a uno, como ya narró XAD antes del verano, fueron cumpliendo las exigencias de la mercantil pero al final ésta siempre ponía un inconveniente: por ejemplo que de toda una calle faltara un vecino por apuntarse. Ese era el único motivo para descartar la solución de colocar buzones comunitarios con cargo al vecino.

Así las cartas no llegan a las viviendas y se acumulan en la oficina de Correos, donde todos los residentes deben ir a revisar si tienen alguna misiva. Una situación que los vecinos creen que es inhumana y que roza la intimidad personal, ya que “cualquier puede coger una carta que no es suya y abrirla”.

La solución en Balcón al Mar

Pero los vecinos de Balcón al Mar y Costa Nova lo tienen claro. Con cargo a los fondos de la Asociación Intersociedad de Vecinos Hispanófilos de Xàbia contratarán a un cartero que se encargue de distribuir en los buzones comunitarios que Correos les obligó a instalar ya hace muchos años las cartas que lleguen al vecindario.

Una solución que han tomado, según explicó la concejala de Residentes, Doris Courcelles a XAD “tras comprobar como en Correos pasan del tema”. La edil indicó que todos los vecinos de la zona que deseen recibir sus cartas en la sede de la asociación podrán hacerlo pagando 36 euros al año, frente a los casi 75 que pide Correos para hacerlo, o los más de 100 euros que piden las empresas privadas de paquetería que operan en Xàbia. Estos vecinos que se inscriban tendrán un buzón en esos bloques y el operario de la ISVH les depositará sus cartas en ellos.

Courcelles se lamentó de la falta de comprensión de Correos ante la situación de Xàbia y comentó que no entiende como si recortan el servicio en las urbanizaciones «la empresa puede anunciar que va a contratar más personal». Asimismo destacó que son cientos de vecinos los afectados por esta situación ante la que el Ayuntamiento poco o nada puede hacer.

…Y largas colas en la oficina 

Mientras tanto estos días la oficina de Correos en Xàbia es un hervidero. La empresa acomete una reforma del local para disponer de un espacio para vender material de papelería y se han formado colas debido a la falta de personal. Algunos usuarios han denunciado esperas de hasta una hora para recoger las cartas. Ayer pese a las colas había solo dos personas atendiendo en el mostrador.

Ante esto los vecinos se preguntan donde está el personal que hasta ahora repartía las cartas por las urbanizaciones y ahora ya no lo hace. Porque en la oficina ayer no estaban. Mientras, este jueves, conscientes de que los residentes bajan al pueblo por el mercadillo, eran tres las personas que atendían en el mostrador, aún así la cola se podía ver desde fuera de la oficina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.