Los vecinos y vecinas de Xàbia vuelven a demostrar su creatividad y esfuerzo engalanando sus calles

21 junio, 2019Por: Alvaro Monfort

0

Existen diferentes acepciones para la palabra “magia” y una de ellas alude al encanto único, poco convencional y sorprendente que produce o evoca una persona, una situación o una realidad bien definida. En Xàbia hay mucha magia y, durante estos días de Fogueres, ésta en concreto reside, en nuestros vecinos y vecinas que deciden poner su granito de arena para celebrar la alegría de vivir y compartir a través de su inteligencia, creatividad, tiempo, bolsillo y amor incondicional al municipio y las tradiciones que han forjado la identidad local.

Son los engalanadores y engalanadoras. Pequeños, grandes o muy mayores que han decidido lanzarse, un año más, a la pericia artesanal de llenar sus calles de colorido o convertirlos en auténticos imaginarios que transportan a otros mundos al viandante que decide dejar de mirar solo al frente o al teléfono móvil y recorrer con la mirada su entorno y alzar la vista a lo más alto.

No es el concurso el detonante para mantener viva esta tradición. El premio económico es, para cualquier engalanador de la villa que decide contribuir a la celebración de les Fogueres de Sant Joan o las de la Mare de Déu de Loreto, un acicate para ir más desahogados el próximo año y que el trabajo que supone su confección, sólo afecte al tiempo libre personal y no al bolsillo también.

Son las ganas de contribuir y de sumar. Pero no en solitario sino de forma conjunta, vecinal y haciendo honor a uno de los grandes valores de la sociedad pasada, presente y futura; como es la capacidad de las personas de asociarse en pos de una causa. Y en este caso se trata de una motivación sana, sin maldad alguna, que pone en funcionamiento capacidades tan importantes (y tan denostadas por algunos sectores) como son las de la creatividad y la de dar rienda suelta a la imaginación. Que imprime esfuerzo y compromiso materializados en las horas, días y meses que sus creadores dedican para poder llegar a tiempo a la fecha señalada. Que fomenta el respeto y la tolerancia por la escena urbana y el trabajo altruista que realizan el resto de vecinos y vecinas generando un aprecio y una estima por las iniciativas populares y las manifestaciones artísticas que se dan en el municipio.

Y mientras se produce esta confluencia educativa, se tejen conexiones entre vecinos y vecinas. Se afianzan las relaciones entre los que son “los de toda la vida”, sin importar la edad ya que el fin es común y se inician de nuevas con aquellos que acaban de instalarse o se habían desconectado del barrio al residir en otros lugares y volver a la casa familiar durante las fiestas.

Los protagonistas que lucen su esfuerzo en la calle

La calle Jesús Nazareno plantea un engalanado muy primaveral con flores de tela y papel de distintos tamaños (unas 220 grandes y 170 pequeñas) que sobrevuelan todo el vial y de las que cuelgan collares con, aproximadamente, 11.500 círculos según nos cuentan sus vecinos y vecinas. Sus autores reconocen que, aunque sabían que querían engalanar este año porque tienen quinta en la calle, empezaron algo tarde -en mayo- pero están contentos con el resultado que han completado con árboles con coloridas flores a cada lado de la calle.

Para esta ocasión han utilizado materiales que les sobraron de anteriores engalanados y, para la compra de nuevos materiales, han puesto una cuota simbólica para poder sufragarla. A la hora de organizarse, se han repartido el trabajo por casas y han mantenido un contacto regular a fin de controlar las cantidades realizadas de cada adorno.

Muy cerca, en la calle En Forn, también comenzaron en mayo, aunque la idea la tenían de mucho antes y, según cuentan a XAD, durante las dos últimas semanas han trabajado “casi las 24 horas del día” para poder confeccionar su particular bosque otoñal cargado de hojas y árboles secos en los que se han instalado una colorida fauna de mariposas y pájaros. Las paredes de los laterales están llenas de nidos de distintas clases con sus moradores dentro.

En su confección, también han sufragado el coste aportando una pequeña cantidad entre la mayoría de los vecinos y han recurrido a tejido sin tejer, tetrabriks, botellas, papel reciclado, ramas y goma eva para llevarlo a cabo.

En la calle Sant Pere Màrtir hay que levantar la vista y fijarse en los detalles para sumergirse en el mundo de Alicia en el País de las Maravillas que han creado y cuya historia cuentan desde su entrada por San Bartolomé hasta Sant Josep. Todos los personajes, así como los elementos más recurrentes de la historia, recorren el techo de la calle.

Empezaron “antes de Navidad”, cuentan, pero ya mientras esperaban el veredicto del pasado año (que ganaron) se consensuó el tema de esta edición en el que han invertido, íntegramente, el premio que obtuvieron en 2018. Y, aun así, han terminado poniendo “un poquito cada casa” para costearlo. Están motivados, se reparten el trabajo por las viviendas de forma ordenada y la idea está bien estructurada a pesar del conglomerado. Dos días han tardado en levantar un montaje con mucho cartón reciclado y mucha goma eva. También hay plástico reciclado en distintos formatos.

La calle más madrugadora de todas es siempre el Tossal de Baix que realiza su puesta de largo el domingo siguiente de la Proclamación de la Regina de la Foguera. En esta ocasión, vuelven a recurrir a la libre interpretación del público para definir su propuesta. En XAD abogamos por “la bruma marina” para denominar este complejo engalanado realizo con fibra de vidrio “de lo que sobró del año pasado”.

Comenzaron en febrero y calculan que han realizado 1.000 pompones de distintos tamaños formados por 12 círculos cada uno que tenían que trabajar con guantes “porque al cortarlo se deshacía y los pequeños filamentos pinchaban en manos y brazos”. El adorno de este año lo completan unas plantas que han colgado en los laterales de la calle y que recuerda mucho al jazmín que las quintas lucen en el peinado de xabiera o incluso a las coronas de vidriella que es tradición lucir durante la Cremà dels Focs de Sant Joan.

Por último, hay que mencionar el aporte de las calles Santo Domingo que ha colgado guirnaldas de flecos verdes y naranjas, la calle Sant Josep que ha también ha colgado guirnaldas, pero de luces y la dedicación de las familias de algunos de los representantes de las fiestas que, más allá de decorar sus entradas con bellas portalaes han añadido adornos en su entorno con el fin de hacer más especial la celebración.

El respeto, sinónimo de esta tradición

Toda esta magia sólo puede traducirse en respeto y cariño. En descubrir cada uno de los engalanados y admirar su ingeniosa confección a base de materiales reciclados, de papelería y en desuso. En disfrutar del colorido y captarlo en una fotografía que trate de plasmar la belleza que ha atesorado la retina y el subconsciente. Preguntar a sus creadores e interesarse por el regalo público que han hecho para todos y, sobre todo, respetarlo y cuidarlo.

Respeto y respeto. En varias calles que han colocado adornos en los laterales saben que “durarán lo que durarán” y han optado por, cada noche, entrarlos en sus casas y, cada día, volverlos a colocar donde estaban. No debería tener que llegarse a este punto. En muchos de estos viables abogan por una vigilancia consensuada que ofrezca algún tipo de garantía al igual que la Foguera Central y la Foguera Infantil disponen de su propia seguridad para evitar precisamente el hurto o el destrozo de ninots que se producía hace años.

Que una intensa noche de fiesta no tenga como colofón el ensañarse con el frágil engalanado. Que las ganas de tener un rincón “guapet” no sea motivo de romper o tirar de alguno de los adornos (los engalanadores no disponen de un lugar físico donde guardar su trabajo y muchos están dispuestos a darlo a quien lo solicite una vez hayan pasado las fiestas). Que nadie es más que nadie por arrancar un trozo de cartón o de plástico que ha sido trabajado con mimo y cariño.

Así han engalanado sus calles los vecinos y vecinas de Xàbia para les Fogueres 2019. (ÁLBUM DE FOTOS)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.