Lucía Llidó y Carla Llidó son las Abanderadas 2020 de las fiestas de Moros i Cristians

5 febrero, 2020Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 3 minutos

La Junta de Festes de Moros i Cristians de Xàbia ha dado a conocer, oficialmente, a las que serán sus máximas representantes durante todo el presente ejercicio. Lucía Llidó Vallés y Carla Llidó Bertolín serán las Abanderadas Mora y Cristiana de 2020. Las dos jóvenes se convierten así en la cara representativa de la fiesta, cuyo reinado comenzará el próximo sábado 15 de febrero con su Proclamación enmarcada dentro de los actos del Mig Any Fester.

Lucía Llidó, Abanderada Mora 2020, pertenece a la filà Xibia desde el momento de su creación ya que su madre es una de las fundadoras de la única filà formada íntegramente por mujeres. La fiesta de Moros i Cristians corre por sus venas y, desde siempre, ha querido representar al bando de la media luna. La suerte está de su lado porque, aunque este año no le correspondía a su filà ostentar el cargo, la solidaridad entre festeros ha propiciado que finalmente corresponda a Xibia designar a la máxima titular de las tropas moriscas y que el honor recaiga sobre ella.

Por su parte, Carla Llidó, Abanderada Cristiana 2020, pertenece a la filà Pirates de Sant Jaume. Al igual que su compañera, entró a formar parte de la fiesta cuando tenía un año y, aunque sus primeros pasos los dio junto a la filà Xibia dentro del bando moro, desde hace ocho años; es miembro de su actual filà en el bando cristiano junto a su familia.

Las dos conocen la fiesta al dedillo, disfrutan de los Desfiles de Gala y la sintonía que existe entre festeros. Pero, más allá del ámbito festivo, Lucía aspira a convertirse en criminóloga, aunque es consciente de lo complicada que es la carrera. En el caso de Carla, el día de mañana le gustaría dedicarse a la enseñanza y en concreto a la pintura y las artes plásticas.

Lucía y Carla son uña y carne. Son familia y les une una gran amistad. Eso se percibe en lo ilusionadas y contentas que están por asumir un cargo que consideran “toda una responsabilidad” y que confiesan, han “admirado desde siempre”. Ninguna esperaba ser Abanderada tan jóvenes, pero creen que ese sentimiento de orgullo por el cargo lo comparten con cualquier mujer que pertenezca a la fiesta y que, con el respaldo de sus filaes y de la Junta de Festes, estarán a la altura de lo que se espera de ellas. Las dos admiten estar “nerviosas por hacerlo lo mejor posible, que todo salga bien y todos y cada uno de los festeros estén orgullosos”.

También se muestran contentas del momento que atraviesa la fiesta y la importancia de la que goza, a día de hoy, el cargo que están a punto de asumir. “Llevamos unos años con una grandes Abanderadas y eso se nota en su repercusión”. “Antes, quizás, no se les daba el protagonismo ni la importancia que merecían, pero eso está cambiando y nos ayuda a hacer más grande nuestra fiesta”, cuentan.

Esa especial veneración por el cargo que profesan las generaciones más jóvenes de la fiesta hace que, cada vez más, se fije la mirada en quienes son las máximas representantes. Tanto Lucía como Carla siempre se han preguntado cómo debe ser vivir ciertos actos de la fiesta desde la perspectiva de una Abanderada.

En concreto se refieren a los actos del Desembarco Moro y la Reconquista Cristiana donde las Abanderadas gozan de un especial protagonismo encabezando a sus respectivos bandos durante la teatralización de la batalla. Eso, unido al aura que propician los espectaculares maquillajes y trajes que lucen siempre y la posición que ocupan las representantes al frente de la fiesta; suele llamar mucho la atención del gran público y, ahora, Lucía y Carla podrán vivirlo en primera persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.