Malestar entre los vecinos de Costa Nova por tener al lado la parada del autobús a la Granadella y los coches ocupando las calles

8 agosto, 2017Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Los vecinos de la urbanización Costa Nova han comenzado a movilizarse ante los problemas que genera el trasiego de tener junto a sus viviendas la parada del autobús que baja a la Granadella, un trasiego de cientos de coches aparcados junto a sus viviendas y los bañistas que esperan para ser trasladados a la playa.

Por este motivo, los vecinos celebraron hace unos días una asamblea para estudiar los problemas y las repercusiones del aparcamiento y la ruta del autobús «y sus consecuencias» sobre esa zona residencial. Y anunciaron la creación de un comité que los represente y traslade su situación del equipo de gobierno, así como la «contratación de un profesional independiente para la realización de una Evaluación de Seguridad contra incendios».

Tras la asamblea, los vecinos emitieron un comunicado en el que destacaron que acudieron 46 propietarios de la zona y en él resumían los aspectos que debatieron, entre ellos, «la falta evidente de consulta a los residentes», la implementación hasta la fecha, la «falta de claridad y la incongruencia en cuanto a los objetivos del proyecto y los parámetros utilizados para determinar el éxito del mismo».

Además, los residentes mostraron se preocupación por las «repercusiones en la seguridad y la lucha contra los incendios» y y también «la salud y el bienestar, la contaminación visual, el polvo, la basura, el ruido y el incremento del riesgo de accidentes de tráfico» de todos los vehículos que entran y salen de la parcela donde está habilitado el aparcamiento.

Pero también apuntaron que con este aparcamiento y la línea de autobús han perdido «la calidad de vida que tenían» así como «una parte de una zona verde muy valorada» por todos ellos.

 

Ajenos a la polémica: los bañistas cogen en masa el autobús

Ajenos a las quejas de los vecinos, los bañistas esperan pacientemente el autobús para poder disfrutar del baño en la Cala Granadella, en la imagen que acompaña esta información, captada a las 17.30 horas del martes, se observa como  guardan cola para subir al autobús.

No hay plazas libres en la zona de aparcamiento y las calles que lo rodean están llenas de coches estacionados, eso sí, los conductores respetan las entradas de las viviendas -por ahora-.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.