Manifiesto de Xàbia 25N: Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

25 noviembre, 2019Por: Alvaro Monfort

0
Tiempo de lectura: 5 minutos

MANIFEST XÀBIA 25N

Hui 25 de novembre es commemora el Dia Internacional contra la violència cap a les dones. Com cada any des de que en 1999 l’assemblea general de la ONU declarara aquest dia com un dia mundial de denúncia, multitud d’accions reivindicatives i simbòliques es realitzaran en tot l’estat,  en tot el món.

Des de l’ajuntament de Xàbia ens sumem a la visibilització d’aquest dia com a mètode de denuncia i critica a la violència estructural que patixen dones i xiquetes de tot el món. Un any més, tornem a viure un dia tenyit de morat, el color de la dona, en record a totes aquelles que a dia d’avui, continuen sent víctimes d’abusos i vexacions a les mans d’un home.

Un dia tenyit de negre, el color del dolor i la mort, en record de totes aquelles dones assassinades en l’últim any. Un dia gris, en el qual recordar a totes les 1095 dones i menors, que des de  que es recullen dades oficials han vist les seues vides truncades per la violència exercida contra ells, per un ser estimat, que es va convertir en el seu assassí.

Cada 5 dies una dóna és assassinada a l’estat espanyol per la violència masclista; 51 víctimes oficials, 91 feminicidis en lo que portem d’any. Aquests assassinats no són simples números. Tenen rostre i tenen nom. Samira de 41 anys ha estat l’última de les dones assassinades a Espanya fins avui. No havia denunciat, però els amics del seu fill deien que no ho feia per por a que la matara. Emilce  de 18 anys, l’autor de l’assassinat va ser descobert quan intentava desfer-se del seu crani ensangrentat.  El seu cas no està reconegut oficialment ja que no eren parella.

Aprofitant la veu que ens dóna aquest manifest volem donar a totes aquestes dones assassinades per la violència masclista l’homenatge de recordar-les, al mateix temps que ens unim en la lluita feminista.

La violència de gènere no és un problema que afecte a l’àmbit privat. Al contrari, es manifesta com el símbol més brutal de la desigualtat existent en la nostra societat. Es tracta d’una violència que es dirigeix sobre les dones pel fet mateix de ser-ho, per ser considerades, pels seus agressors, carents dels drets mínims de llibertat, respecte i capacitat de decisió.

Una societat decent exigeix avançar cap a una societat segura, i lliure de violència de gènere, que garantisca una resposta efectiva, a les dones que pateixen violència, així com als seus fills i filles, generant i oferint els mecanismes necessaris per a aconseguir-ho. Una societat decent no pot tolerar que aquelles dones que confien en el sistema, que denuncien i posen la seua protecció en mans de l’administració pública siguen assassinades

L’experiència confirma, que com més propera estan administració i ciutadania, més eficaces són les mesures de sensibilització, d’educació, o de detecció precoç, i més eficaç és la resposta d’urgència o el seguiment dels serveis. Es a dir, s’obtenen millors resultats  en la lluita contra la violència de gènere.

Conscients d’açò, son moltes les administracions locals que han anat implementant normes i plans, amb mesures específiques que afavoreixen la igualtat d’oportunitats, introduint, en la majoria dels casos, la igualtat de gènere com a paradigma de progrés. Així i tot  malgrat l’avanç, el fet que les violències masclistes perduren ens indica que hem de seguir treballant. Treballant fins que  haja un sistema coeducatiu en tots els cicles de l’ensenyament

Fins que la desigualtat salarial acabe.

Fins que les víctimes deixen de tindre por a denunciar per que saben que el sistema potser no les puga protegir.

Fins que les dones pugen eixir soles al carrer de nit sense sentir por.

Fins que el terrorisme masclista  siga una qüestió d’estat.

Fins que la meitat de la humanitat deixe de viure amb por; seguirem lluitant i cridant ben alt; NI UNA MÉS.


MANIFIESTO XÀBIA 25N

Hoy 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres. Como cada año desde que en 1999 la asamblea general de la ONU declarara este día como un día mundial de denuncia, multitud de acciones reivindicativas y simbólicas se realizarán en todo el estado, en todo el mundo.

Desde el ayuntamiento de Xàbia nos sumamos a la visibilización de este día como método de denuncia y critica a la violencia estructural que sufren mujeres y niñas de todo el mundo. Un año más, volvemos a vivir un día teñido de morado, el color de la mujer, en recuerdo a todas aquellas que, a día de hoy, continúan siendo víctimas de abusos y vejaciones a manos de un hombre.

Un día teñido de negro, el color del dolor y la muerte, en recuerdo de todas aquellas mujeres asesinadas en el último año. Un día gris, en el cual recordar a todas las 1095 mujeres y menores, que desde que se recogen datos oficiales han visto sus vidas truncadas por la violencia ejercida contra ellos, por un ser querido, que se convirtió en su asesino.

Cada 5 días una da es asesinada en el estado español por la violencia machista; 51 víctimas oficiales, 91 feminicidios en lo que llevamos de año. Estos asesinatos no son simples números. Tienen rostro y tienen nombre. Samira de 41 años ha sido la última de las mujeres asesinadas en España hasta hoy. No había denunciado, pero los amigos de su hijo decían que no lo hacía por miedo a que la matara. Emilce de 18 años, el autor del asesinato fue descubierto cuando intentaba deshacerse de su cráneo ensangrentado.  Su caso no está reconocido oficialmente puesto que no eran pareja.

Aprovechando la voz que nos da este manifiesto queremos dar a todas estas mujeres asesinadas por la violencia machista el homenaje de recordarlas, al mismo tiempo que nos unimos en la lucha feminista.

La violencia de género no es un problema que afecto al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, para ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.

Una sociedad decente exige avanzar hacia una sociedad segura, y libro de violencia de género, que garantice una respuesta efectiva, a las mujeres que sufren violencia, así como a sus hijos e hijas, generando y ofreciendo los mecanismos necesarios para conseguirlo. Una sociedad decente no puede tolerar que aquellas mujeres que confían en el sistema, que denuncian y posan su protección en manos de la administración pública sean asesinadas

La experiencia confirma, que cuanto más próxima están administración y ciudadanía, más eficaces son las medidas de sensibilización, de educación, o de detección precoz, y más eficaz es la respuesta de urgencia o el seguimiento de los servicios. Se a decir, se obtienen mejores resultados en la lucha contra la violencia de género.

Conscientes de esto, su muchas las administraciones locales que han ido implementando normas y planes, con medidas específicas que favorecen la igualdad de oportunidades, introduciendo, en la mayoría de los casos, la igualdad de género como paradigma de progreso. Aun así, a pesar del avance, el hecho que las violencias machistas perduran nos indica que tenemos que seguir trabajando. Trabajando hasta que haya un sistema coeducativo en todos los ciclos de la enseñanza

Hasta que la desigualdad salarial acabo.

Hasta que las víctimas dejan de tener miedo a denunciar porque saben que el sistema quizás no las pueda proteger.

Hasta que las mujeres suben salir suelas a la calle por la noche sin sentir miedo.

Hasta que el terrorismo machista sea una cuestión de estado.

Hasta que la mitad de la humanidad dejo de vivir con miedo; seguiremos luchando y gritando muy alto; NI UNA MÁS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.