Más de 50 horas de grabación para un documental sobre la historia de La Criminala

4 julio, 2020Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

La historia más terrible ocurrida en Xàbia ya está camino de la gran pantalla. El guionista Jaume Castell ha producido y dirigido un documental sobre la historia de La Criminala, el apodo que recibió Ursula Tachó, que asesinó al hijo de cinco años de su marido, Modesto, en 1920.

Castell proyectó el resultado final de las más de 50 horas de grabación, con entrevistas, testimonios y localizaciones en el Portitxol, hace unos días. El documental reconstruye los hechos y tiene una apertura por todo lo alto a cargo de Bernat Capó, el escritor y periodista de Benissa, fallecido hace tres años, que noveló la historia en el libro sobre La Criminala. Castell recordó que su abuela les contaba “una y otra vez aquella desventurada historia”.

El guionista y productor ha reunido todos los testimonios duranste los últimos siete años, ha rebuscado artículos de prensa que recogieron el “horendo crimen” y “el salvajismo de la madastra”, así como de los expedientes de los juzgados para arrojar luz sobre el suceso. De hecho, tras la proyección “la gente hizo corrillos y hablaba sin parar”, señaló Castell, quien remarcó que es una “historia que está muy viva” y se mostró “muy satisfecho de como ha quedado el documental”.

Pero el realizador no quiere que todo el trabajo que ha hecho se quede en un documental y en su mente está hacer una película.


La historia de Úrsula



Úrsula Tachó se casó con Modesto Sendra, un carabinero (vendría ser un Policía de ahora) que vigilaba el Portitxol. Él tenía dos hijos, una niña y un niño. La pequeña se crío con su abuela, el pequeño Bartolomé con su padre y su madastra, que además se había quedado embarazada. Pero le hacía la vida imposible, lo arrojó a un pozo y fue rescatado por un vecino, le ponía cristales machacados en el arroz y finalmente lo estranguló, le clavó una aguja y quemó el cadáver en 1920.

Fue juzgada un año después en Alicante y el juez, pese a que seis médicos confirmaron que sufría demencia, rechazó el cargo de asesinato con alevosía y dicto el libre sobreseimiento. Fue recluida en un manicomio de Elda hasta 1925.

El documental recupera los testimonios que narran el retorno de Úrsula a Xàbia. Había heredado los bienes que le dejó un anciano. Se construyó un chalet modernista en el Primer Montañar. En esa vivienda entró un matrimonio a servirle y decidió hacer heredero universal a uno de ellos. Fue asesinada por uno de los sirvientes. El hombre, José, confesó el crimen para exculpar a su esposa y cumplió 17 años y cuatro meses de prisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.