Multas por botellón, grafitis, sexo al aire libre, bañarse con la bandera roja, el DBC##1top mantaDBC##1….

1 enero, 2015Por: Carlos López

3
Tiempo de lectura: 4 minutos

El equipo de gobierno llevará al pleno del próximo jueves, el último del año, la aprobación de la Ordenanza de Convivencia y Seguridad Ciudadana, un compendio de 189 artículos que pretende regular los usos del espacio público «como lugar de convivencia y civismo en el que se desarrollen en libertad las actividades ciudadanas». 

La normativa supone una actualización de las antiguas normas que regían en Xàbia, de 1953, aunque eso sí muchos de sus artículos dejaron de estar en vigor con la aprobación de la Constitución y numerosas Leyes posteriores. La nueva  recoge muchas problemáticas actuales, ofreciendo un marco legal con el que poder atajar problemas hasta ahora en el limbo legal como el ruido por el botellón, la venta ambulante no autorizada, el abandono de parcelas o la desobediencia ante indicativos como la bandera roja en las playas.

En la norma se han recogido sanciones para el botellón, especificado como beber en una zona pública con el maletero del coche abierto, música y fiesta; bañarse en la playa cuando esté izada la bandera roja (750 euros); practicar sexo al aire libre (150 euros); ofrecer y solicitar servicios sexuales (750 euros); graffitis o pintadas (200€); Orinar en la vía pública (100 euros); liberar una especie calificada como peligrosa -pej una serpiente- (1.000 euros); permitir que el perro haga sus necesidades en la vía pública (100 euros); Venta de coches en la vía pública (150 euros/coche); dedicarse a la recogida de residuos sin licencia (1.000 euros) o entrenar a un perro considerado peligroso (2.500 euros) igual importe de si se dispone de una especie con esta calificación sin la autorización perceptiva (2.500 euros). Entre muchas otras sanciones que se harán públicas una vez se apruebe la normativa. 

 El alcalde y el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Ortolá, presentaron ayer la ordenanza definitiva que ha sido objeto de debate y estudio en el seno de los Consell dDBC##1Urbanisme y el Agrario desde septiembre del año pasado. El penúltimo trámite se superó el jueves con la aprobación unánime de la Comisión de Servicios, el jueves irá al pleno. 

En la presentación participó el jefe de la Policía Local, Juan Antonio Monfort, quien comentó que entre otras cosas la ordenanza ofrece un marco para la autoridad -no solo los agentes- en algunas situaciones en las que carecían de él. En este sentido comentó que una de las situaciones era el botellón y cuando los agentes se encontraban con gente orinando en la vía pública. «Muchas veces, la denuncia se tramitaba por que se atentaba contra la autoridad del agente y no por el hecho de beber en la vía pública», concrettó el mando policial. 

Asimismo, la Ordenanza concede rango de autoridad a los inspectores de Servicios del Ayuntamiento, así como a los socorristas que muchas veces tienen que hacer las mismas tareas que los Polícias y la gente no les hace caso. Es el caso por ejemplo de cuando las embarcaciones se adentran en la zona de boyas, son los socorristas los que avisan al patrón de la embarcación pero estos más bien pasan. Esas situaciones se evitarán. 

Otra de las cuestiones que regula -y sanciona- son los ruidos y niveles sonoros en las fiestas privadas que se producen sobre todo en verano. Monfort comentó que «hay gente que presenta al Consistorio escritos para hacer fiestas un día y se les dice que no hay problema y que la música hay que bajarla a cierta hora», pero la ordenanza se refiere a los ruidos a partir de cierta hora de la noche y de forma continuada. Respecto a las fiestas, la ordenanza aplica las salvedades necesarias para no entrar en conflicto con ella. 

Además, el jefe de la Policía, añadió que además se plantea la posibilidad de que los agentes sean una especie de mediadores «porque hay muchas veces que detrás de una música muy alta hay problemas entre los vecinos» y ahí se ofrecerá el servicio de mediación para tratar de buscar una solución. 

Las multas las recaudará SUMA 

A la hora de la recaudación de las sanciones fruto del incumplimiento de la ordenanza, el Consistorio ha decidido que la gestión de las mismas corra a cargo de SUMA, el organismo de la Diputación de Alicante encargado de la recaudación de los impuestos municipales en toda la provincia. De esta forma, se asegura el cobro de la mayoría de las multas puestas. 

El Ayuntamiento ya cuenta con los servicios de este organismo para el caso de las multas de tráfico, que está dando muy buenos resultados, ya que cuando desde que entró SUMA se comprometió a doblar el importe que ingresaba la caja municipal por este concepto: de 150.000 euros se pasó a 300.000. Eso sí, con una alta comisión por las tramitaciones. 

30 días de exposición al público

Una vez sea aprobada por el pleno de la Corporación, se abrirá un plazo de alegaciones en el que todos los vecinos y ciudadanos podrán mostrar su opinión al respecto de la nueva ordenanza de convivencia. 

 


3 comentarios en “Multas por botellón, grafitis, sexo al aire libre, bañarse con la bandera roja, el DBC##1top mantaDBC##1….

  1. Osea que que el ruido si es privado es sancionable pero el salvajismo de las discomóvil y el chunchun y el vocerío de los tarados del pueblo en las fiestas eso es … «cultura» …. ! No me j….. Consistorio !
    Por otra parte, todo lo que van a aprobar como falta sancionable para que sirve si no se ve un policía nunca, salvo en las fiestas para mover vallas, o a la salida de los colegios?. No cuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.