Ondara pone una solución para la luchar contra la procesionaria: nidos en Segària para atraer a los pájaros que se alimentan de ella

5 febrero, 2019Por: Carlos López

1

El ayuntamiento de Ondara trata de luchar contra la previsible plaga de procesionaria que hace una semana anunció la entomóloga, Silvia Hellingman a XAD. Para ello, ha anunciado la instalación de unos nidos en la zona del parque de Segària, que está llena de pinos, con el fin de atraer a los pájaros que se alimentan de este insecto.

Según ha informado el Consistorio ‘Ondarenc’ los alumnos del programa formativo que tienen en la localidad han estado trabajando durante el pasado mes de enero para reducir la población de procesionaria del pino en el Parque Público de Segària. Por un lado, se ha eliminado de manera manual, por los alrededores del área recreativa, numerosas bolsas donde se refugia la oruga.

Además, y como método preventivo para mantener controlada la proliferación de estos insectos en vista a próximos años, se han instalado 12 cajas nido para aves insectívoras. Estos pequeños pájaros que suelen ocupar las cajas nido (como el carbonero común o el herrerillo capuchino), incluyen a las orugas en su dieta, siendo un eficaz método de control.

La instalación de cajas nido ha tenido lugar a finales de enero, ya que estas aves empiezan a hacer sus nidos en el mes de febrero, como se indica desde la dirección del taller de empleo. El Concejal de Medio Ambiente de la localidad, Pere Picornell, ha agradecido a los integrantes de este taller de ocupación la importante contribución que están realizando en materia medio ambiental.

Un comentario en “Ondara pone una solución para la luchar contra la procesionaria: nidos en Segària para atraer a los pájaros que se alimentan de ella

  1. Hay mil sistemas para, supuestamente, acabar con esta peligrosa y desagradable plaga. Personalmente creo que ninguna es efectiva al 100 %, pero al menos se debe intentar. Hace mucho tiempo tuvimos un terreno con pinos (ahora ya no queda ni uno, se quemó absolutamente todo) en la zona de Cansalades y la única manera con la que conseguimos eliminar esta plaga fue cortando una a una las ramas en las que había un nido de estos bichos asquerosos y quemando los nidos; acabamos con ellos. Es un método muy lento y pesado, que para grandes extensiones de pinadas puede resultar muy caro, ya que serían necesarias bastantes personas que lo hicieran. Pero efectivo sí que lo es. No sé si lo de los nidos que están poniendo en Ondara será suficiente, ya que no todos los pájaros insectívoros se comen a las procesionarias, pero espero que resulte. Al menos, algo hará.
    ¿Se va a hacer algo en Jávea? Porque ya he visto varios pinos llenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.