Opinión: El temido paseo del Muntanyar

2 julio, 2015Por: Redacción

3
Tiempo de lectura: 2 minutos

Cada vez que se aproximan elecciones, no importa si son generales, autonómicas o municipales, algunos ciudadanos quedamos sorprendidos y admirados de la imaginación de los políticos que aspiran a gobernarnos: tienen solución para todos los problemas que hasta el momento no han sabido resolver los gobiernos anteriores y se les ocurren intervenciones que nos colmarán de bienestar y felicidad.

Jávea no es una excepción. Recuerdo que hace unos años se nos prometía traer el tren al municipio, aunque se nos advertía –con una gran dosis de realismo y para que no nos ilusionáramos en exceso- que la estación se quedaría en les Catarroges. También entraba en el mismo lote y con el mismo precio un ramal de la autopista que, éste sí, llegaría hasta el Muntanyar o el Arenal, no recuerdo con exactitud. No es broma: se podría comprobar consultando la propaganda electoral de hará unos 16 o 20 años.

Tampoco han sido excepción en la campaña de la reciente convocatoria electoral las grandes promesas. Una de ellas reaparece de cuando en cuando y cuando se acercan elecciones; y en esta ocasión ha figurado en los programas electorales de varios partidos: se trata del paseo del Muntanyar. Y si algunas promesas logran despertar mi sonrisa, cada vez que oigo ésta me pongo a temblar.

De nuevo, parece ser, echaremos mano del cemento para mejorar nuestra oferta turística. ¿Cuántas toneladas de cemento aceptará la zona de la grava? ¿Y cuántas admitirá la zona de rocas? Destruiremos una playa que ha logrado mantenerse casi virgen; pero, no importa, tenemos más. No estaría mal llenar de hormigón el barranco donde aparcamos los coches en la Granadella: sería más cómodo para los turistas. Y más adelante –porque, claro, estas intervenciones tienen un coste alto, me refiero al económico, y no se pueden realizar todas a la vez- se podría dar una pasada de cemento a les Caletes, la playa de Ambolo…

Cuando ojeé los programas electorales de los diversos partidos que presentaban candidaturas en Jávea en las recientes elecciones, no pude evitar preocuparme, pero la densa polvareda informativa levantada por los medios en esas fechas distrajo mi atención. Sin embargo, al disfrutar estos días de unas horas de esparcimiento en el Muntanyar, han regresado a mi ánimo la preocupación y la inquietud. Y ha venido a mi memoria un hecho del siglo XVI: el emperador Carlos V autorizó una intervención arquitectónica en la mezquita de Córdoba para adaptarla a los usos cristianos. La intervención fue tan radical que hizo exclamar al emperador, al ver la parte central, la zona de rezo: “Habéis destruido lo que era único en el mundo, y habéis puesto en su lugar lo que se puede ver en todas partes”.

Antonio Sesé Soler

3 comentarios en “Opinión: El temido paseo del Muntanyar

  1. Tonterías y pijadas! Lo que hace falta es una piscina de una vez! Y que se pongan barras en diversos lugares para hacer calistenia, ya que es algo que cada vez practica más gente. Apostemos por el deporte y dejémonos de tonterías.

  2. Yo creo que por un mes al año que viene gente a Javea con adecentarlo un poco, alisarlo etc y sin poner un gramo de cemento seria suficiente.

  3. Hola Antonio,

    No te conozco y no sé si tienes hijos ya que mi respuesta va encaminada por ahí. Si te fijas bien, el 80% de la gente que pasea por la acera del montanyar van con niños y de este 80% la mitad llevan carros de bebé. En mi opinión creo que es más que demandable la existencia de una paseo, «no necesariamente de cemento» desde el puerto al Arenal. Además sería un paseo sin intersecciones de calles que es lo que ocurre con la acera actualmente y lógicamente al estar más cerca del mar habría una vista inmejorable del paisaje. Actualmente lo que ves en primera posición son los coches aparcados y después el mar. Yo estoy totalmente convencido que sería una decisión acertada el llevarlo acabo, pero por supuesto con la elección de un proyecto de arquitectura adecuado.

    Juan Soler

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.