Opinión: Socialismo sorprendente

16 diciembre, 2015Por: Carlos López

2
Tiempo de lectura: 2 minutos

(Por Ignacio Carbonell, del CN Jávea)

Como deportista del mar y atento a las cuestiones que puedan afectarle me veo en la responsabilidad de informar a la sociedad valenciana de un hecho que se está produciendo y que de culminarse supondría un gran paso atrás en la cohesión social y un dramático paso adelante en la privatización del uso de nuestro litoral marítimo.

Desde hace más de cincuenta años, grupos de personas de nuestra sociedad civil con inquietudes, amor al deporte y al mar y tomando como iniciativa propia lo que le hubiese correspondido a la Administración, se fueron constituyendo en gestores de los actuales clubes náuticos.

Personas de toda condición, que solicitaban únicamente un espacio limitado del litoral o del puerto de su localidad, durante un tiempo determinado, e invirtiendo el dinero de sus miembros en instalaciones y personal para poder desarrollar sus actividades deportivas, sin ánimo de lucro ni plusvalía ninguna.

carbonell
Ignacio Carbonell, en una imagen reciente.

La labor que estas asociaciones han ido desarrollado en estos más de cincuenta años ha sido extraordinaria, el acercamiento al mar de miles de personas por medio de asociados en pequeñas y medianas embarcaciones, miles de niños y jóvenes educados en el manejo de embarcaciones deportivas en clubes abiertos especialmente a los colegios e institutos locales, y que sin ningún coste para las arcas públicas, han dado la mayor parte de los triunfos nacionales e internacionales de vela y pesca deportiva a nuestro país.

Haciendo de las escuelas de vela centros de formación humana y deportiva sin más ideología que el compañerismo y el valor del esfuerzo.
Asociaciones sin ánimo de lucro que han abierto el mar a gente de toda condición económica, manteniendo y habilitando nuevos amarres de pequeñas y medianas esloras para evitar que el disfrute de muchos se vea amenazado por el de unos pocos.

Baste lo enunciado anteriormente para advertir que todo eso se puede perder de forma inmediata
La actual ley de Puertos, en la que se reconoce a los clubes náuticos como entidades sin animo de lucro y con una función deportiva de base insustituible, se pretende ahora reformar mediante una enmienda presentada con una rapidez inusual para convocar un concurso y dar paso a sociedades mercantiles de cualquier procedencia que a través de un pliego donde las razones económicas serán prioritarias y acabarán de un plumazo con todos los logros anteriores.

Un cambio radical de «modelo» donde desaparece el asociacionismo altruista e integrador, educador en el deporte y promotor de iniciativas vinculadas a la cultura marítima, y aparece el modelo «glamouroso» del mercantilismo más excluyente con sus rutilantes barcos.

Apliquen, por favor estos concursos, si lo que se pretende es recaudar más, a los espacios de los puertos desaprovechados actualmente, y permitan que puedan coexistir con los clubs náuticos actuales. No desmonten todo lo que se ha ido logrando durante varias generaciones por esa sociedad desinteresada y enamorada del mar y su cultura.
No permitan ustedes, políticos elegidos para gestionar de forma social, que se acabe privatizando nuestro litoral.
Se lo rogamos todos los deportistas y amantes del mar.

Ignacio Carbonell
Comodoro del Club Náutico de Jávea

 

(Publicado en el Levante-emv el día 13 de diciembre).

2 comentarios en “Opinión: Socialismo sorprendente

  1. Estimado Ignacio

    Yo también soy deportista de mar. En estos años he visto crecer las instalaciones del Club Nautico hasta la actualidad (me informan que ocupan actualmente un espacio desde la piscina hasta Domenech del que no tienen concesión. Por mas señas, donde están los dos yates Astondoa de armadores muy relevantes…pero seguro que es un bulo).
    Hace usted alusión a un pasado que no reconozco. Cita «personas de toda condición» y es algo que me va a permitir rebatir. Nada mas que ver como trabajan los «aparcacoches» en agosto para poder ubicar los coches de alta gama. Habla de embarcaciones de pequeña y mediana eslora que solo hay en una proporción ridícula en el Club y habla de una Escuela de Vela cuyo coste para una semana ( POR SUPUESTO PARA NO SOCIOS) de 150 euros por niño. Esos campeones de los que se habla…por supuesto que son….socios de Club.
    Los clubes náuticos han puesto en marcha su maquinaria propagandística simplemente porque hay riesgo de que pierdan su RENOVACION AUTOMATICA ( básicamente, mantener sus condiciones de por vida) con dos ideas: Somos altruistas y fomentamos el deporte. eso no lo rebato, pero déjeme que modifique la frase: Somo altruistas y fomentamos el deporte CON NUESTROS SOCIOS.

    Dejeme decirle que como apasionado de la vela ligera que no puedo navegar en Javea porque el único sitio donde se puede tener un velero de vela ligera es el Náutico, pero es solo para los socios. Y supongo que ese problema es generalizado.

    Su asociacionismo puede ser altruista, pero mas que integrador es EXCLUYENTE, y diría elitista. Creo que en el Consell piensan lo mismo y se plantean que los Clubes náuticos dejen de ser un acceso VIP a la náutica. En ningún caso seria una privatización porque los Clubes náuticos son entidades privadas.
    Es mas, las entidades privadas abiertas, sujetas por lo tanto al mercado, ofrecen servicios competitivos. No le vendría mal al usuario poder elegir entre alternativas, como ocurre actualmente en Javea, por ejemplo, con el buceo.

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.