Archivo. Una clase de un colegio.

Opinión: Vuelta al cole de la austeridad

13 septiembre, 2020Por: Redacción

2
Tiempo de lectura: 3 minutos

por Julio M Ramón 

 

Nos han tenido en vilo todo el verano. Hubo que esperar hasta el 27 de agosto, a escasos días de la vuelta a los centros, para que se celebrara la conferencia multisectorial de tres ministros con los consejeros de Sanidad y Educación de las 17 Comunidades Autónomas y establecer (con la abstención de la C.A. vasca) el protocolo que establecía los términos en los que los centros educativos vuelven a ser abiertos.

Transcurrían ya seis meses desde el inicio de la pandemia y el cierre de la educación presencial por el confinamiento y resultaba absolutamente chocante la inacción y falta de previsión de las administraciones (todas) ante el inminente regreso a las aulas. Y en eso llegó el día 27 y la reunión le vino bien a todo el mundo político institucional. Al PP, porque había pasado todo el verano criticando, pero sin poner encima de la mesa plan alternativo alguno; a los gobiernos autonómicos que, al fin, fueron estableciendo precarios protocolos de reincorporación, en un mar de dudas e ineficacia; al propio Gobierno del Estado, para huir de la imagen de pasividad que estaba dando de manera bien patente.

Si bien el Consejo Interterritorial se celebró, no quiere decir que fuera, desde mi modesto punto de vista, realmente útil. Nada novedoso aportó: uso de mascarillas, higiene de manos, grupos de convivencia estables, distancia social. Nada nuevo que no estuviera recogido ya en el documento que el Ministerio de Educación publicó el 22 de junio de 2020.

Lo que la pandemia ha puesto de manifiesto, una vez más, son los graves problemas de fondo en nuestra sociedad. Problemas profundos, anteriores a la pandemia, que ya el propio relator de NNUU, Philip Alston, había puesto en evidencia: el 55% de los hogares pasan fatigas para llegar a fin de mes; el 29,5% de los niños se hallaban en riesgo de pobreza o exclusión. Entre 2007 y 2017, los ingresos del 1% más rico de España han crecido un 24%, mientras que para el 90% restante se ha incrementado apenas un 2%.

La crisis de 2008 se enjugó, por parte de las corporaciones, a base de recortes en los servicios (derechos básicos) y de rebajas fiscales para el mundo del capital. Dicho de otra manera, degradando la propia condición de ciudadano. Esto no es una opinión, es un hecho.

Tras una década de austeridad, los recortes y sus efectos continúan sin revertirse: aumentaron los ratios por clase, se tomaron laboratorios y bibliotecas para dar más cabida a alumnos, se recortaron espacios comunes, se redujeron profesores, el número de interinos ha llegado a los 53.000, y se redujo la parte del PIB dedicado a educación a un 3,75% (desde ya un exiguo 4%). Recordemos que la media europea de PIB para educación es del 5,3% (por no hablar del 5,7 de Francia, 6,4 de Reino Unido, 6,8 de Finlandia o 7,1 de Suecia).

La comunidad educativa, por puro sentido común, ha pedido una vuelta al cole, presencial y segura. Pero tememos que la vuelta se está haciendo con la cicatería no revertida (excepto en nuestra Comunitat, donde se han movilizado 200 millones para profesorado y material). Incluso algunos, como en la C.A. de Madrid, aprovechando para cerrar algunas unidades docentes y desviando el dinero a la enseñanza privada y concertada.

Pero no podemos caer en el engaño. El problema no radica en que haya 17 Comunidades, con sus distintas maneras de ponerse la mascarilla. Lo que realmente hay son dos modelos políticos que pugnan. Uno, que va ganando ventaja progresivamente que se basa en la “colaboración público-privada” o lo que equivale a la privatización del sistema educativo en un contexto de políticas neoliberales; y el otro, que entiende que lo público representa, como en la pandemia, la única garantía de derechos, de igualdad y verdadera protección de la mayoría de la población ante los efectos de esta triple crisis sanitaria, social y económica que padecemos.

 

No te pierdas ninguna noticia de Xàbia al Día

En Xàbia AL Día queremos que no te pierdas ninguna de nuestras noticias, por este motivo hemos puesto en marcha un canal de Telegram a través del cual podrás recibir las noticias más importantes que nuestros redactores ha elaborado durante todo el día. Noticias en muchas ocasiones que no leerás en otros sitios.

Darse de alta es muy fácil. Tienes que tener instalada en tu móvil smartphone la aplicación Telegram (si no la tienes puedes descargarla en el Play Store de Android o el App Store de IOS) y buscar el Canal: xabiaaldia

Una vez accedas al canal tienes que pulsar la opción UNIRME y comenzarás a recibir las noticias del día de lunes a viernes entre las 20 y las 21 de la noche.

Este servicio es totalmente gratuito, y puedes darte de baja en cualquier momento.

2 comentarios en “Opinión: Vuelta al cole de la austeridad

  1. Lo público debería garantizar la igualdad de todos, de acuerdo, pero si algo ha quedado patente en esta crisis es que lo público ha fallado estrepitosamente. Tanto la atención primaria sanitaria como la administración estan fallando a los ciudadanos. Y los responsables de educación del gobierno todavia andan perdidos después de seis meses de pandemia.

    1. Ha fallado, solo en parte, sí. Pero porque no está bien sufragado en presupuestos. Destinamos muy poco a enseñanza y educación públicas respecto a los países de nuestro entorno, donde también hay sanidad o educación privada, pero donde lo público está en mejores condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.