Patatas holandesas y solidarias de la mano de Cáritas Nuestra Señora de Loreto

18 junio, 2019Por: Alvaro Monfort

0

Cáritas Nuestra Señora de Loreto lleva un tiempo incluyendo, a su venta en los mercadillos solidarios y a la entrada y salida de las eucaristías, un producto muy especial: patatas. A priori puede parecer poco convencional, pero su producción, así como su comercialización, tiene fines solidarios y sello holandés.

Y es que, de la recogida de más de 3.000 kilos de estos tubérculos, Cáritas ha podido atender las necesidades más básicas y urgentes de unas 70 familias del municipio en materia de alimentación, pago de recibos, alquileres, transporte, salud o escolarización infantil; entre otros. Además de proveer de trabajo remunerado a los trabajadores que han incidido directamente en la producción de estas patatas.

De hecho, un 90% de la cosecha de las hortalizas que se producen en este huerto situado en Pedreguer, son distribuidas por Cáritas para las familias que asiste proponiendo un nuevo sistema solidario que se retroalimenta asimismo generando empleo y sustento económico y alimentario. El resto se entrega igualmente a Cáritas de Aduanas para complementar las cestas solidarias que sus voluntarios preparan para las persones que acoge.

Sin embargo, esta iniciativa no es una novedad. Desde hace diez años aproximadamente, se está llevando a cabo una red solidaria de productores agrícolas holandeses que donan semillas de estos tubérculos al holandés Herman Sinnema, para que, en su finca de Pedreguer; las cultive con el fin de destinarlas a Cáritas Nuestra Señora de Loreto. Sinnema, al descubrir el clima y el paisaje de la comarca, supo que quería quedarse y utilizar sus conocimientos de ingeniero agrícola para respaldar un proyecto que beneficiara a muchos.

Dicho huerto, de más de 4.000 m², ha permitido dar trabajo a personas en situación de vulnerabilidad y voluntarios que destinan su tiempo libre a sentirse útiles, relacionarse, conocer de primera mano diferentes técnicas de cultivo y regadío y llevar a cabo esta producción que, después, distribuye y vende la entidad de Aduanas con fines solidarios. El trabajo en este huerto produce veinte productos distintos a lo largo del año según la temporada que incluye frutas y verduras como naranjas sangre de toro, mandarinas, fresas, coles, habas, alubias moradas, cebollas y berenjenas; entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.