Pedro Alfaro, doctor en Geología de la UA: «Terremotos como los ocurridos en la Marina Alta son eventos normales en la geología de Alicante»

4 agosto, 2018Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 5 minutos

Hace apenas unas horas, la tierra ha vuelto a temblar en la Marina Alta, concretamente en la localidad de Benissa, junto a este ya son seis las veces que la tierra ha temblado con epicentro en nuestra comarca.

 

Por este motivo, desde XAD hemos tratado de buscar una explicación a estos fenómenos bajo «nuestros pies» y la respuesta nos la ha ofrecido el doctor en Geología y profesor de Geodinámica del Departamento de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad de Alicante, Pedro Alfaro García, “son eventos normales en la dinámica y la actividad geológica del norte de Alicante”.

 

El catedrático también ha puesto de manifiesto que “En la provincia de Alicante, tenemos una línea que une la ciudad de Alicante con Elche, Crevillente, Albatera y Abanilla (Murcia) donde hacia el norte la geología es de una manera y hacia el sur es de otra. La parte sur, que tiene las fallas más importantes, es la parte más activa, son las que se conocen mejor y es donde se producen más terremotos. De esa línea hacia el norte, lo que sería la mitad norte de la provincia de Alicante, toda la zona más montañosa, esa zona ha tenido históricamente menos actividad y ha sido menos estudiada. Desde el punto de vista de fallas activas, se han hecho otros estudios de otro tipo de geología, pero de fallas activas apenas hay estudios y entonces todas las fallas que hay en la mitad norte de la provincia son muy poco conocidas. Se necesita investigación para conocer esas fallas y explicar un poco por ejemplo los últimos terremotos ocurridos”.

El científico también ha señalado que, “me gustaría aclarar que el que ocurran terremotos sirve para el aporte de información para la investigación. Si en una zona no han ocurrido seísmos, existe como una laguna de información. Por eso el hecho de que se produzcan es lo que hace despertar el interés de los científicos en aras de investigar el área donde se han producido”.

 

Terremotos de pequeña magnitud en la Marina Alta

“Los terremotos que han ocurrido en la Marina Alta, son de muy pequeña magnitud, el máximo con los cálculos iniciales, siendo muy preliminares, ha sido de 3,1” ha detallado el geólogo de la Universidad de Alicante, añadiendo que “para que nos hagamos una idea los científicos miden la magnitud con una escala logarítmica. Esto significa que un terremoto con un grado de magnitud 4 es 30 veces más grande que un terremoto de magnitud 3 y un terremoto de magnitud es 30 veces más grande que uno de magnitud 4. Esto nos da una idea de que un terremoto de magnitud 5 como el ocurrido en Lorca sería casi 1.000 veces como el ocurrido ahora de magnitud 3 en la Marina Alta. En tamaño es casi 1.000 veces más la energía que liberó el terremoto de Lorca que el que ha ocurrido ahora. Es decir, que tenemos un terremoto de magnitud 3,1 que ha causado una alarma social, pero no deja de ser un terremoto pequeño”.

 

Y es que, para este científico, “Los terremotos pequeños con la red que tiene el Instituto Geográfico Nacional, repartidos por todo el territorio nacional, por toda la península y las islas de Baleares y Canarias, los localiza con mucho error. La localización o los puntos que se han visto en los mapas que la gente consulta en internet, son localizaciones que después los científicos tienen que depurar y trabajar durante varias semanas y precisar la localización. A veces, como no ocurran más terremotos, es imposible con los datos disponibles, localizarlos con demasiada precisión”.

 

Un detalle a destacar en sus explicaciones es cuando pone de manifiesto que “Las localizaciones que hay ahora mismo publicadas en la página oficial del Instituto, hablan de unas profundidades del epicentro de 12 kilómetros, hablan de localizaciones en el mar y sin embargo donde se han sentido con mayor intensidad ha sido en Benissa y el entorno de municipios. Esto hace sospechar que la localización inicial probablemente, se tenga que precisar por ser errónea y sea probable que esos terremotos estén más cerca de tierra y de Benissa, aunque obviamente esto ahora mismo es una elucubración. Por este motivo hay que investigarlo y los sismólogos se encargarán de precisarlo”.

 

¿Qué es un terremoto y por qué escuchamos en ocasiones ruidos cuando se produce este fenómeno natural?

 

Los últimos terremotos vividos en la comarca de la Marina Alta tienen para el geólogo una fácil explicación. “Cuando se produce un terremoto es por la rotura de la roca, en una falla. Esa rotura libera energía de varias maneras: En forma de calor o energía térmica, también la más importante como es la energía elástica u ondas que van moviendo la roca, van moviendo el suelo que son las ondas sísmicas que se van propagando y cuando llegan a la superficie son el terremoto realmente, pues es lo que mueve y sacude el suelo y esta es la energía más importante, pero después también, están las ondas sonoras y si la falla está relativamente cerca de la superficie, si está a 3, 4, 5 kilómetros de profundidad, en ocasiones se puede llegar a escuchar un ruido característico. También este ruido se confunde a veces con un ruido que produce la propia sacudida de las primeras ondas que llegan a la superficie, al sacudir todas las estructuras. Por tanto, podemos escuchar dos tipos de ruidos, el de romper la falla cuando son terremotos muy superficiales o de la primera llegada de la onda que es ese primer latigazo que estremece y mueve todas las viviendas que es lo que escuchamos en ocasiones los ciudadanos”, añadiendo el catedrático que, “Si fuese el sonido de la rotura, a lo que debemos añadir el mapa de intensidades, nos estaría indicando que está muy centrado en Benissa, y nos hace sospechar que estas primeras localizaciones pueden estar más en tierra. Eso es lo que ahora los sismólogos tendrán que investigar, estudiar y precisar”.

 

No hay predicción para los terremotos

 

El experto geólogo deja un mensaje claro: “El estado de conocimiento actual de la ciencia que estudia los terremotos, nos dice que, por desgracia, estos movimientos sísmicos no se pueden predecir, ni en España ni en ninguna otra parte del mundo. Por esta razón habría que tomar dos tipos de medidas. Una primera medida que sería apoyar la investigación para de este modo conocer cada vez mejor estos fenómenos naturales y mientras la investigación va avanzando, una cuestión muy importante es la prevención para que cada ciudadano sepa que tiene que hacer en caso de terremoto. También debemos señalar que la construcción de viviendas y edificios en general se haga siguiendo de manera rigurosa, las normas sismo resistentes que tenemos en nuestro país, para que cuando ocurran estos terremotos como el de Lorca, el impacto de vidas humanas y el económico sea el mínimo posible”.

Como dato significativo de esto último, el científico pone un ejemplo clarificador “Un mismo terremoto de magnitud similar causa en Estados Unidos un número bajo de víctimas mortales y en Haití causa como ya ocurrió en 2010 más de 200.000 víctimas mortales”

 

La velocidad a la que se mueven las fallas en la provincia de Alicante

 

El doctor en Geología y profesor de Geodinámica Interna del Departamento de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad de Alicante nos deja una última ilustración de los movimientos sísmicos que se producen en la provincia: “Conocemos las fallas que hay en el territorio y sabemos a que velocidad se mueven. Por dar un dato la falla de California se mueve 33 milímetros al año y las nuestras de la provincia, se mueve por debajo del milímetro anual, con lo cual esto ya nos está indicando que son fallas mucho más rectas y eso es bueno para la zona ya que los terremotos grandes se van a repetir cada más tiempo, pero eso sí, se van a producir. Lo que no tenemos ningún tipo de dato es si se va a producir un terremoto más grande en la Marina Alta o no, lo que sí se puede decir a la población es que este tipo de terremotos -en referencia a los últimos vividos en la comarca- se han ido produciendo en las últimas décadas, desde que existe registro, en todo el territorio, no solo en la Marina si no en toda la provincia de Alicante cada cierto tiempo”, destacando el geólogo que: “Este tipo de movimientos forman parte de lo que podría denominarse como un proceso natural de la zona en la que vivimos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.