Pido que no me falles

Por: Redacción

1
Tiempo de lectura: 2 minutos

Una parte de una canción de la Quinta Estación, me sirve para iniciar hoy este articulo, «pido que no me falles», pero los politicos de Xàbia nos fallan pleno tras pleno y al final te das cuenta por qué la editora de esta revista no acude con frecuencia a los plenos del ayuntamiento, como bien recogía su último articulo en el que se hacía eco de la indignación de los periodistas que, hartos de un espectáculo digno de un teatro del medievo, abandonaron la sesión.

Ayer XAD decidió volver al pleno, que era doble (más dietas para los 21 concejales), porque se trataban cuestiones vitales para el pueblo, en particular, la constitución de la sociedad urbanística municipal.

Anécdotas del pleno aparte, como aquella de estado civil de Juan Moragues (casado, dijo), siempre es la misma historia y la noria no deja de girar; veamos porque:

  • Una frase que dijo el alcalde: «como Paco sabe de todo y sabe que cuanto tienen que medir los carriles bus, y los demás no sabemos de nada» pues necesitamos la auditoría de Movilidad, que nos costará 36.000 euros (y otros tantos que subvenciona la Generalitat).
  • Las risas de la concejala de Cultura ante las denuncias de NJ por los 30.000 euros de la Quinta Estación, que se fueron a la basura. Quiero entender que sus risas que vio todo el público (y que el alcalde en su afán por acapararlo todo dijo que él no se había reído) eran por algún chiste que le había contado Erades o Torres.
  • Los turnos de palabra del Bloc, que no los del PP, que los controla cual árbitro el alcalde, y recuerdo a Pepa Chorro un segundo antes de acabarse.. «alcalde, alcalde puc dir una cosa».. y el alcalde con resignación, «vale». Los de la oposición los va concediendo en la medida que su cansancio se lo permite «bueno vale Ana, una y no más».
  • Savall y las tuberías del Trenc dDBC##1Alba: como siempre la actitud del ventilador, «puedo enseñarte facturas de hace dos años», pese a eso se ve que están trabajando en arreglarlo.
  • Generoso y el espionaje. Sacó a relucir un email enviado desde Nueva Javea en el que se cuestionaba la participación de los residentes como miembros de las mesas electorales, y echó en cara al partido un «supuesto intento de manipular una convocatoria electoral». Un hecho desmentido con rotundidad.
  • Nueva Jávea y la moción de los profesores: El PSPV presentó, como ha hecho en todos los ayuntamientos, una moción para reprobar al presidente de la Diputación de Valencia que insultó a los profesores de valenciano (hay una querella presentada y aceptada por la justicia). El partido independiente consideró que no debía apoyarla «porque formaban parte de tantas otras mociones que suelen presentar los partidos autonómicos». Estas mociones de poco o nada sirven, pero quizás el gesto de apoyarlo fuera eso, y de cara a la galería, y sobretodo para que la concejala Gil no pudiera echar en cara que no era contra esos profesores sino contra toda el valenciano. Muy bueno el concejal del PP que dijo que desconocía esas declaraciones.
  • El retorno de Amigos Europeos. ¿Por qué vuelve a la palestra esta empresa de ambulancias?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.