¿Por qué la Iglesia de San Bartolomé no cumple la normativa de accesibilidad?

Por: Carlos López

6
Tiempo de lectura: 2 minutos

Hace unas semanas unos lectores nos hicieron llegar su preocupación por los accesos a nuestra emblemática iglesia gótica de San Bartolomé. Son sólo dos años desde que se remodeló el pavimento de sus alrededores, y aún la gente se explica cómo puede ser que para entrar a esta construcción se deba decidir entre la entrada frente al ayuntamiento unos diez peldaños o una diminuta puerta lateral que imposibilita la entrada de dos personas a la vez.

Ni hablar de la gente con carros de bebé o sillas de ruedas. Estas personas con dificultades ni se plantean entrar, y las osadas ancianas que lo intentan cada mañana se cogen entre ellas como si de subir al Everest se tratase, poniendo todo su empeño en ello.

Multitud de celebraciones han tenido en su exterior a ese ser querido que no ha podido entrar a ver como se casaban sus hijos, tomaban la comunión sus nietos o despidir a sus familiares o amigos.

Estamos dando a conocer el nombre de Xàbia mundialmente, sin pensar en la gente que lleva aquí toda la vida.

Quizá una simple rampa pueda satisfacer esas necesidades y que puede ser la atracción para que los turistas y ciudadanos que lo deseen puedan quedar cautivados por las preciosas vistas que nos presenta nuestra bella iglesia.

Podría ser de madera como la que se obliga a poner a los comercios para darles la licencia, pero claro, a ver quien le dice a la Iglesia que no cumple con la normativa de accesibilidad para todos los ciudadanos. 

 

6 comentarios en “¿Por qué la Iglesia de San Bartolomé no cumple la normativa de accesibilidad?

  1. Estimado lector, las normativas básicas que rigen cuestiones de accesibilidad en la edificación y en el medio urbano son, en resumen, el Código Técnico de la Edificación en su sección DB-SUA, el Decreto 39/2004 del Consell y la Orden del 25-05-2004 que lo desarrolla. Cualquier edificio que se construya ha de cumplir lo aquí establecido, dependiendo del uso que se dé al mismo. Ahora bien, su aplicación será efectiva en el momento en el que se realicen obras en el mismo, y esa es la razón por la que existen multitud de locales o restaurantes (por ejemplo) con aseos para minusválidos y otros que no. No es que algunos estén incumpliendo la normativa, es que cuando solicitaron licencia de apertura, estas y otras cuestiones referentes a la accesibilidad no existían, y por ello no eran requisito. Cualquier nuevo negocio que se abra, si quiere obtener licencia de actividad o cualquier edificio que se construya, si quiere obtener licencia de primera ocupación, deberá cumplir la normativa vigente… como podréis imaginar, la construcción de esta iglesia se realizó con anterioridad a todas estas normativas y solo una reforma que afectase a su actual configuración volumétrica en tanto a distribución o uso podría obligarle al cumplimiento, cuestión difícil, ya que también existen formas absolutamente legales de justificar la innecesariedad de la instalación de algunos de estos requerimientos, más aún, en un edificio protegido.
    Por último, y en eso no hay quien lo discuta, otra cosa es la obligación moral de su instalación, pero claro, de moral no vamos a discutir con la Iglesia, ¿verdad?

  2. Pues el arquitecto que hable con el párroco y le proponga una solución arquitectónica que permita
    el acceso a las personas en sillas de ruedas.No creo sea tan difícil habilitar un acceso lateral por
    alguna parte del edificio.

  3. Pues en mi humilde opinión, la Iglesia no cumple ni las medidas legales de accesibilidad, ni las de protección contra incendios, ni el reglamento de baja tensión ni nada de nada. Aquí no se trata de desprestigiar a nadie sino de cumplir con la legalidad como todos los demás locales de pública concurrencia, ya estén celebrando actos litúrgicos o un concierto de piano. Estas medidas están para la protección de la gente y no para fastidiar a nadie.

  4. Ya no me asombra que en verano a falta de noticias, se hable de chorradas para rellenar espacios de un medio. De todos es conocido lo que el «arquitecto» expone en su comentario, y si no, uno puede informarse antes de escribir esta noticia para no dar testimonio de su ignorancia con el fin de crear polémica. Los carros, sillas de ruedas y demás, pueden entrar por la puerta principal, pues existen dos plataformas de madera, que cuando se solicita, se colocan para esa función. Basta ya de demagogia. Pero qué fácil resulta atacar a la iglesia siempre. Primero que coloquen la rampa en las escaleras del edificio antiguo de ayuntamiento y luego escribid sobre lo demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.