Primeras inmersiones de los técnicos del Oceanogràfic para valorar la biodiversidad marina de Xàbia

9 agosto, 2017Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

La Fundación Oceanogràfic ha iniciado el Proyecto Xàbia 2017 que pretende medir el valor de la biodiversidad marina del litoral de Xàbia. Se trata de un estudio“novedoso” puesto que no solo contempla la vertiente medioambiental, sino también la relevancia social, cultural y económica de la sociedad javiense, “como un ecosistema global que se beneficia de la riqueza marina”, según han destacado desde la Fundación.

Paco Torner, director del proyecto, ha explicado que “puedes conservar tu patrimonio porque te resulte entrañable u otras razones, pero también porque sabes -y eso es lo que pretendemos transmitir- en qué medida tu estructura social y económica depende de eso”. Por tanto, con este estudio se quiere fijar la biodiversidad marina como un patrimonio y capital natural capaz de catalizar en un turismo sostenible.

Además, Torner ha querido destacar la importancia de considerar “la biodiversidad como un elemento más e importantísimo del municipio”. Por ello, ha instado a que todos los vecinos –empresarios, pescadores, clubs de buceo, policía local, etc.- actúen como “vigilantes para el control y conservación de la diversidad”.

Xàbia, primer municipio en albergar el proyecto

La Fundación Oceanográfic ha decidido empezar esta experiencia piloto en Xàbia, sobre todo, por ser “un punto de altísima biodiversidad marina”, en la que están representadas las principales comunidades biológicas. Además, nuestra costa permite identificar comunidades idénticas pero dispuestas en lugares con distinta presencia humana, lo cual facilita la identificación de los diferentes grados de conservación y protección. Por otro lado, la Fundación Oceanogràfic también ha destacado como factores relevantes en la elección, la amplia oferta de actividades económicas asociadas al mar del municipio así como la apuesta del ayuntamiento por el turismo sostenible.

Un proyecto científico e interpretativo

El proyecto tiene dos bases principales. Por un lado, la base científica que pretende definir los puntos representativos de las comunidades biológicas a estudiar así como la valoración del estado de conservación. Y otra base interpretativa que contempla la realización de actividades de difusión entre la población con el fin de trasladar información sobre le biodiversidad marina y su valor en el bienestar de las personas. “Eso permitirá ver hasta qué punto somos parte del ecosistema y cómo su deterioro o conservación puede afectar al bienestar de las comunidades adyacentes”, ha precisado Torner.

Por el momento, según han informado desde la Fundación, se ha hecho un primer estudio descriptivo antes del verano y se volverá a hacer pasada la estación estival para poder comprobar los efectos del impacto antropogénico. Además el método riguroso con el que se está realizando el estudio, permitirá la extrapolación a otras poblaciones del litoral, ricas en biodiversidad pero con un alto índice de interferencia humana.

Una vez finalizado, la Fundación ha precisado que el proyecto quedará a disposición de todas las administraciones y servirá de base para futuros planes de gestión ambiental.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.