¿Puede una empresa despedir a una persona trabajadora por negarse a desinfectarse las manos por medidas anticovid?

17 mayo, 2021Por: Vicente Bolufer

0
Tiempo de lectura: 4 minutos

El hecho de que una persona trabajadora se niegue a desinfectarse las manos, incumpliendo así las instrucciones dadas por la empresa en relación con las medidas de higiene por protocolo anticovid, puede justificar un despido disciplinario de la persona trabajadora.

La situación sanitaria derivada de la Covid-19 lleva ya más de un año entre nosotros. Desde la llegada de la pandemia, los gobiernos –nacional y autonómicos– y los diferentes parlamentos –del Estado y de las Comunidades Autónomas– han aprobado numerosas normas con la finalidad de frenar los fatales efectos del coronavirus. Sin embargo, todas estas normas, deben ser interpretadas por los jueces y tribunales que, tras el dictado de sus sentencias y autos, darán lugar a la formación de la jurisprudencia. Ello significa que, a pesar de que los efectos de la pandemia se alargan ya más de un año, es ahora cuando comienzan a publicarse resoluciones judiciales que analizan e interpretan el sentido de las normas dictadas.

Pues bien, recientemente, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha dictado una interesante sentencia que aborda la cuestión de si puede despedirse a un trabajador que se negó reiteradamente a hacer uso del gel hidroalcohólico, contraviniendo así las instrucciones que la empresa había dado en materia de medidas de higiene por protocolo anticovid.

El caso sobre el que ha dictado sentencia el TSJ de Asturias trata de un repartidor que prestaba servicios, a través de una empresa de trabajo temporal, a la cadena Kentucky Fried Chiken (KFC). En este caso, el trabajador fue reticente a la recogida de equipos de protección personal tales como guantes, gel y mascarillas siendo requerido por la empresa en diversas ocasiones antes de recibirlas. No obstante, según se desprende de la sentencia, este trabajador tenía una constante tendencia a hacer caso omiso de las instrucciones de la empresa, así que se procedió a su despido disciplinario.

El trabajador, no conforme con su despido, demandó a la empleadora y el juzgado de lo social de Gijón dictó sentencia desestimando su demanda, al considerar que la conducta del trabajador era susceptible de ser sancionada con el despido disciplinario. Sin embargo, el trabajador recurrió en suplicación ante la Sala de lo social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, que dictó sentencia confirmando la del juzgado de lo social.

La empresa había venido dando indicaciones al trabajador acerca de la necesidad del uso de los equipos de protección de los que debe hacer uso durante el trabajo como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19. A pesar de ello, el trabajador coincidió con su supervisor, en horario de trabajo, en el local donde debía recoger un pedido –en un restaurante KFC– y dicho supervisor indicó al trabajador que debía proceder a limpiarse las manos con gel desinfectante antes de recoger el pedido, lo que no hizo el recurrente quien además llegó a gritar al supervisor en el restaurante en el que se encontraban.

En lo que interesa a este despido que aquí analizamos, el Estatuto de los Trabajadores dispone que: (i) los trabajadores podrán ser sancionados por la dirección de las empresas en virtud de incumplimientos laborales, de acuerdo con la graduación de faltas y sanciones que se establezcan en las disposiciones legales o en el convenio colectivo que sea aplicable; (ii) que el contrato de trabajo podrá extinguirse por decisión del empresario, mediante despido basado en un incumplimiento grave y culpable del trabajador, considerándose incumplimiento contractual, entre otros, la indisciplina o desobediencia en el trabajo; (ii) y que el despido se considerará procedente cuando quede acreditado el incumplimiento alegado por el empresario en su escrito de comunicación.

No obstante, lo anterior, la jurisprudencia viene indicando que tanto la indisciplina como la desobediencia, para que puedan merecer la máxima sanción del despido, han de ser de índole grave, pues no todo incumplimiento lleva aparejada la máxima sanción, sino tan sólo aquella que merece un intenso reproche por parte del ordenamiento jurídico. Así el Tribunal Supremo ha sostenido en esta causa de despido, la doctrina de la proporcionalidad y adecuación entre hecho imputado, conducta y sanción, manifestando que una simple desobediencia, que no encierra una actitud exageradamente indisciplinada, que no se traduzca en un perjuicio para la empresa o en la que concurra una causa incompleta de justificación, no puede ser sancionada con la extinción del contrato de trabajo, y que hay que conjugar conductas, antecedentes, trascendencia y gravedad para adecuar acto y sanción, debiendo ser el incumplimiento grave, trascendente e injustificado, debiendo valorarse la gravedad atendiendo a las consecuencias de la desobediencia y sobre todo a la trascendencia de la orden social empresarial que se recibe.

Ahora bien, en este caso, el trabajador había sido requerido por la empresa en varias ocasiones para que utilizara los elementos de protección adecuados a la situación sanitaria que se vivía, es decir, no los venía utilizando normalmente, lo que suponía un claro desafío a los deberes laborales del trabajador, y después en el desarrollo de su trabajo desatendía no solamente dichas obligaciones sino también las órdenes de su superior, quien había hecho efectivos los requerimientos previos, desplegando además una conducta ciertamente irrespetuosa con gritos inopinados hacia el supervisor en un restaurante donde debía recoger un pedido para repartir. En definitiva, el TSJ consideró que había conocimiento consciente del trabajador de las obligaciones que debía seguir en materia de higiene, así como incumplimiento de las mismas de manera reiterada y contumaz, por lo que la decisión empresarial fue acertada conforme a lo previsto en el Estatuto de los Trabajadores y por ello la calificación del despido como procedente fue ajustada a Derecho.

Con todo ello, cabe concluir que en aplicación de esta doctrina jurisprudencial del TSJ de Asturias, un trabajador que se niega a aplicar de manera reiterada y contumaz las instrucciones de la empresa, con relación a las medidas de prevención de higiene y salud, e incumple sus deberes laborales es susceptible de ser despedido disciplinariamente. No obstante, es necesario requerir al trabajador el cumplimiento de dichas medidas de prevención y que el incumplimiento del trabajador es grave. Ello, porque es necesario valorar la adecuación entre la conducta que se sanciona y la propia sanción, a fin de valorar si se trata de una mera desobediencia que no procede de una actitud exageradamente indisciplinada –como dice el Tribunal Supremo en sus sentencias– que no comporte un perjuicio para la empresa.

 

Si quieres más información puedes ponerte en contacto con el despacho de abogados Ferrer y Asociados en el email: ferrerasociados@ferrerasociados.com o en teléfono 965743327

 

En Moraira
Avenida del Portet, 52
Moraira

En Jávea“Centro Comercial Arenal”
Avda del Pla nº 126
Despacho 2.04
Javea (Alicante)

965754402

No te pierdas ninguna noticia de Xàbia al Día

En Xàbia AL Día queremos que no te pierdas ninguna de nuestras noticias, por este motivo hemos puesto en marcha un canal de Telegram a través del cual podrás recibir las noticias más importantes que nuestros redactores ha elaborado durante todo el día. Noticias en muchas ocasiones que no leerás en otros sitios.

Darse de alta es muy fácil. Tienes que tener instalada en tu móvil smartphone la aplicación Telegram (si no la tienes puedes descargarla en el Play Store de Android o el App Store de IOS) y buscar el Canal: xabiaaldia

Una vez accedas al canal tienes que pulsar la opción UNIRME y comenzarás a recibir las noticias del día de lunes a viernes entre las 20 y las 21 de la noche.

Este servicio es totalmente gratuito, y puedes darte de baja en cualquier momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.