¡Que lo publiquen ya!

20 enero, 2011Por: Redacción

2
Tiempo de lectura: 2 minutos

Lo reconozco, soy un morboso, nervioso y todos los adjetivos que queráis. Ardo en deseos de conocer cúan ricos son los políticos que tan alegremente dirigen este pueblo, que cobran un pico por ello y que, en algunos casos pese a tener delegaciones, tienen otro trabajo.

Fue sorprendente cuando allá por abril del año pasado pudimos ver el patrimonio que tenía el Conseller de Medio Ambiente, cifrado en nada más y nada menos que dos millones de euros, o que Camps tenía 2.292 euros en ese momento en la cuenta bancaria, o que DBC##1RichiDBC##1 aparte del BMW, tenía la cuenta con un descubierto de 1.800 euros o diversos productos en el banco naranja. Para equilibrar la balanza, diremos que Alarte, ese candidato del PSOE para la Generalitat que algún día vendrá a visitarnos, declaraba un préstamo hipotecario de 110.000 euros, una cartilla de ahorro con un saldo medio de 600 euros, y dos cuentas corrientes con un saldo medio de 150 euros cada una y un moderno escarabajo como coche.

Los ríos de tinta que corrieron entonces generaron muchos corrillos y comentarios en todos los lugares, precisamente por el morbo de la gente por saber qué y como y sobretodo cuánto. Todo el mundo, yo el primero, quedamos sorprendidos con que la alcaldesa de Valencia aún mantenga el coche que se compró hace 20 años -un lancia delta-, tantos como lleva en el cargo, o el saab del 95 del propio Camps.

Volviendo a Xàbia, lo de los coches ya nos lo sabemos todos. En algunos se trata de Audis de gama media, en otros casos coches utilitarios y en otros bmwDBC##1s, por no decir aquellos que tienen uno o varios mercedes o compactos de marca sueca. Pero lo que no sabemos es los prestamos hipotecarios – quizás pese a ser políticos también tienen sus deudas-, o sobretodo dónde y en qué han invertido el dinero que han ganado con «el esfuerzo y tiempo» dedicado a gobernar este pueblo.

Me gustaría poder ver dónde tienen propiedades aquellos concejales que se dedican directa o indirectamente a la promoción urbanística, y si lo hacen con su nombre o a través de sociedades propias. No quiero perder la esperanza de que se puedan confirmar o no todos los rumores y comentarios que se oyen por la calle en este sentido.

De lo contrario pensaré mal. Pensaré que me están ocultando información y que no quieren que este pueblo intente ser más transparente de lo que es, y de lo que pregonaban los que ahora gobiernan cuando no lo hacían. Pero para recordar eso ya está la hemeroteca que es la madre de la memoria histórica.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.