¿Qué ocurre en el cerebro de los pacientes con hernias cervicales?

17 febrero, 2020Por: Redacción

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Inscanner, la empresa especializada en radiodiagnóstico de Hospital Clínica Benidorm, ha liderado un estudio de investigación junto al Departamento de Neurocirugía del Hospital General de Alicante y la Universidad Miguel Hernández de Elche sobre el efecto de las hernias cervicales en el cerebro.

El estudio titulado “MRI evidence of brain atrophy, white matter damage, and functional adaptive changes in patients with cervical spondylosis and prolonged spinal cord compression”, ha sido publicado en la prestigiosa revista European Radiology, que se encuentra entre las 25 revistas científicas de radiología más importantes del mundo.

Los investigadores y los especialistas en neurocirugía participantes han querido profundizar en la fisiopatología de la enfermedad para saber qué ocurre en el cerebro de aquellos pacientes con hernias cervicales de larga evolución. Concretamente, saber “porqué unos pacientes empeoran antes que otros”, ha concretado la Dra. Ángela Bernabeu, Bioquímica especializada en Imagen de Inscanner-HCB y principal autora del estudio.

Actuar antes de que la hernia deje secuelas

Numerosos estudios han demostrado que la enfermedad, una de las más comunes de nuestro tiempo, se manifiesta y evoluciona de distinta manera en cada individuo; no existiendo a día de hoy una prueba clínica que permita predecir la evolución.

“Algunos pacientes muestran síntomas en estadios muy iniciales que obligan a una rápida intervención dejando pocas secuelas. En cambio, este estudio ha mostrado como pacientes que apenas presentan síntomas de la enfermedad, pueden presentar ya un daño cerebral considerable. Estos últimos, al no presentar síntomas importantes, no son operados hasta más tarde, cuando algunos de los daños cerebrales adquiridos pueden ser ya irreparables”, ha explicado la Dra. Ángela Bernabéu.

Finalmente, el estudio, que ya está previsto que continúe recabando más datos, busca establecer el mejor momento para la cirugía, y así evitar las secuelas neurológicas irreversibles en el paciente que no pueden ser subsanadas con los tratamientos rehabilitadores actuales.

En definitiva, el siguiente objetivo del estudio será crear un protocolo clínico o de actuación óptimo para clasificar mejor a los pacientes y establecer mejores pronósticos evolutivos (prever mejor cómo van a evolucionar).

Técnicas de neuroimagen avanzadas

El estudio se ha llevado a cabo con técnicas de neuroimagen avanzadas, facilitadas por Inscanner-HCB, que han permitido estudiar el cerebro de cada paciente desde el punto de vista anatómico, metabólico y funcional. Tras un minucioso análisis de las imágenes obtenidas, ha sido posible detectar el daño real causado en las distintas áreas del cerebro.
Estas técnicas arrojan más información sobre la evolución de la enfermedad en el cerebro que la que se puede obtener con una resonancia magnética convencional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.