Se busca trituradora rápida, barata y eficaz para 18.000 toneladas de jardinería

14 agosto, 2015Por: Carlos López

0
Tiempo de lectura: 2 minutos

El Ayuntamiento de Xàbia abrió hace unas semanas el concurso público para la gestión del vertedero de residuos verdes situado en la zona de Ramblars. Se trata de una planta de transferencias donde se hace un primer procesado de los restos de jardinería que generan las empresas y profesionales que se dedican al cuidado de los jardines de toda Xàbia, y  su posterior traslado a una planta especializada en tratamiento de los residuos.

El concurso está en marcha desde mediados de mes de julio y las empresas interesadas tienen un plazo de 40 días naturales desde que el anuncio salió publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea. La ganadora del mismo percibirá 336.000 euros (IVA incluido) del Ayuntamiento por la gestión de la planta de transferencias durante un año.

ramblarsEl Ayuntamiento busca el máximo ahorro y por ello el único criterio para la adjudicación del contrato es la menor oferta económica, eso sí, teniendo en cuenta que a partir de una rebaja del 20% en el precio de licitación se considera una baja temeraria. Por tanto el concurso podría salir adelante por menos de esos 300.000 euros IVA incluido.

La documentación del concurso se recoge que en la instalación se procesan un total de 18.000 toneladas de residuos de jardinería, que se empaquetan y se remiten a otra planta -no se especifica cual es-, que podría ser la El Campello (una incineradora) o cualquier otra.

Otra de las cuestiones que apunta es que los restos verdes «no se deben acumular durante más de un mes» en la planta y obliga al contratante a disponer en la instalación de una trituradora (de la que detalla el modelo y su capacidad de trituración) así como que la pala excavadora «debe ir equipada con un extintor». Además indica que debe haber como mínimo un operario «para la separación manual y control de descargas».

Evitar el alto riesgo de incendio

El pliego técnico asegura que en Ramblars hay un evidente riesgo de incendio y por ello remarca que «el adjudicatario estará obligado a tomar todas las medidas necesaria para evitar el riesgo de incendio en el vertedero» y añade «llevará a cabo los trabajos de acumulación de restos de jardinería brutos y formación de pilas de forma que quede minimizado el riesgo de combustión espontánea».

Asimismo, obliga al concesionario a «a evitar y recoger todos los residuos que el viento pueda arrastrar fuera de la parcela dedicada a la realización de los trabajos».

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.