Clotilde y Elena caminando entre las rocas de Jávea (1905. Colección particular)

Sorolla, su familia y sus amistades en Xàbia

25 mayo, 2019Por: Redacción

0

Cuando el pintor Joaquín Sorolla vino a Jávea por primera vez en octubre de 1896 y después repitió su estancia en junio de 1898, lo hizo sólo pero le hizo una promesa a su esposa: es preciso volver y pasar dos meses de trabajar de firme pues hay cosas magníficas que hacer”[1]. Y es que Sorolla, aunque realizó numerosos viajes en soledad no concebía estar lejos de su familia mucho tiempo.

Y cumplió su promesa porque en el verano de 1900 regresó para una estancia más larga y lo hizo con su mujer Clotilde, sus hijos Elena, Joaquín y María y su hermana Concha. Fue el verano en donde hizo la producción de la elaboración de la pasa con los famosos cuadros de Transportando la uva o Encajonando pasas. Cuadros que el 19 de agosto le expresaba a su amigo Pedro Gil con las palabras me quema el deseo de empezar”[2].

Imagen 02: Familia de Sorolla representada en Jávea: Concha en Jávea (1900. Colección particular); Clotilde, Joaquín y Elena en Jávea (1900. Museo Sorolla inv. 10084); Las elegantes de Jávea (1900. Museo Sorolla inv. 10119) y María en el puerto de Jávea (1905. Museo de La Habana inv. 93.138)

Después, entre junio y septiembre de 1905, Sorolla volvió de nuevo con su familia y algunos amigos como el famoso neurólogo Luis Simarro quien disfrutó compartiendo impresiones profesionales con el médico javiense Jaime González Castellano, gran amigo de Sorolla en Xàbia. También le acompañó unas semanas un discípulo suyo estadounidense, William Starkweather, quien pintó en Xàbia junto a su maestro y tiempo después fue su guía y traductor en sus estancias en Estados Unidos. O el periodista Leonard Williams quien escribía en 1904 que Sorolla “no deja un día de nombrar a Jávea o Valencia, cuyas playas visita en cuanto se aproxima la estación veraniega”[3].

Amigos de Sorolla representados por el pintor en Xàbia: Retrato de Julio Cruañes Soler (1900. Colección particular); Retrato de Jaime González Castellano (1905. Museo de Bellas Artes de Valencia); Contemplando el mar o Elena y Leonard Williams (1905. Museo Sorolla inv. 818) y William Starkweather pescando (1905. Hispanic Society de Nueva York inv. A3202)

Por otro lado, Sorolla fue muy amigable con la gente de Xàbia, además de entablar una gran amistad con Julio Cruañes Soler, alcalde que fue de Xàbia y diputado por Dénia y Callosa, también se junto con las grandes familias de la pasa como los Bolufer o Català. A todos ellos y a xabieros que estuvieron al servicio de la familia Sorolla, era frecuente que les regalara dibujos y pequeñas notas de color, algunas de ellos conocidos y seguro que otros muchos desaparecidos.

Lástima que Sorolla no decidiera adquirir una casa para establecerse en Xàbia pero quien sí lo hizo fueron sus cuñados Pepita García del Castillo y Antonio Monleón quienes compraron un terreno en el Montañar I para construir en 1920 su villa El Campet, una villa que hoy se mantiene en pié y que lamentablemente Sorolla no pudo llegar a conocer.

La Villa El Campet en Xàbia (Museo Sorolla inv. 84584)

David Gutiérrez Pulido (Licenciado en Historia del Arte)
sorollajavea.wordpress.com

—–

[1] PONS SOROLLA, B. y LORENTE SOROLLA, V.: Epistolarios de Joaquín Sorolla: III. Correspondencia con Clotilde García del Castillo (1891-1911).  Editorial Anthropos. Barcelona, 2009, CFS/269, Carta 112, p. 96.

[2] TOMÁS, Facundo; GARÍN, Felipe; JUSTO, Isabel y BARRÓN, Sofía (Ed.): Epistolarios de Joaquín Sorolla: I. Correspondencia con Pedro Gil Moreno de Mora. Editorial Anthropos. Barcelona. 2007, Carta 106, pp. 145-147

[3] LEONARD, Williams: “El pintor Sorolla juzgado en el extranjero” en El País, año XVIII, nº 6136, 22 de mayo de 1904, pp. 1-2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.